Amado Dubarry obtuvo importante distinción en concurso de Microcuentos organizado por Antel

Hoy por: Jorge Pignataro

Entre más de 17.000 trabajos presentados

Tres trabajos del salteño Amado Dubarry han logrado un lugar de privilegio en el último concurso de “Minicuentos” organizado por Antel.

Esta empresa organiza habitualmente un concurso literario en el que se deben presentar cuentos cuya extensión no supere la de un mensaje de texto. Entre más de 17.000 presentados este año, Du-barry logró que uno de sus cuentos fuera seleccionado entre las diez primeras menciones, pero además, otros dos minicuentos suyos se ubicaron en los lugares 34º y 90º. La creación de minicuentos es un ejercicio que desde hace un buen tiempo se viene realizando en el Taller literario Horacio Quiroga, al que asiste Amado Dubarry.

“Ayer en la noche (por el lunes) un periodista de Radio Uruguay del Sodre en una pequeñísima entrevista me pasó la novedad de la mención lograda entre los diez mejores minicuentos”, dijo Dubarry al ser consultado por EL PUEBLO. Agregó que “en el concurso se presentaron más de 17000 minicuentos. Los lugares destacados conseguidos son en el puesto nueve, en el treinta y cuatro, y en el noventa. Los cien seleccionados como mejores serán publicados el año que viene por Antel y la Biblioteca Nacional, si no me equivoco”.

“Lo más importante de esto, además de la mención que lo es y mucho, es el dominio del minicuento como herramienta literaria para composiciones mayores, en donde la síntesis, el conocimiento de expresarse con las palabras justas y necesarias forman la base de un buen relato”, expresó a modo de reflexión.

Los tres cuentos seleccionados:

– “Se baña en la laguna y el perro lo espera echado en la orilla. Pasa el tiempo y ya es de noche. El perro sigue en la orilla”. (9º lugar). – “Clama por la teoría del color mientras mezcla colores en una oreja”. (34º lugar). – “Apuntó, enfocando con precisión al animal que huía asustado y luego disparó. La foto salió perfecta”. (90º lugar).

Taller Literario Horacio Quiroga cerró actividades 2011

En la noche del pasado viernes el Taller Literario Horacio Quiroga realizó el cierre de actividades de este año. La actividad tuvo lugar en el patio central de la Biblioteca Municipal Felisa Lisasola ante un importante marco de público, y consistió en la lectura de un cuento, un poema o algunos microcuentos por parte de los talleristas.

Anunciaron libro:

Entre las lecturas que se iban sucediendo, Amado Dubarry quiso brindar una reflexión sobre el funcionamiento del taller, así como anunciar la presentación del libro de otro integrante del grupo, Alcides Flores.

Reflexionó sobre la importancia de “trabajar y trabajar”, y tener siempre una crítica rigurosa sobre lo que se hace, como único camino para superarse. Hizo notar su evolución en la forma de escribir desde que integra el taller; cabe recordar que antes de esta etapa de tallerista, Dubarry incluso ya había publicado una obra de su autoría.

Por otra parte, anunció la presentación del libro “Historias de Tapellara”, de Alcides Flores, que se realizará también en la Biblioteca Felisa Lisasola, el próximo viernes 9 de diciembre a la hora 20:30.

Cierre con palabras de Amalia Zaldúa:

Amalia Zaldúa, que ya había hecho la lectura de un cuento, fue quien cerró el acto con una reflexión en la que expresó: “Creo que lo que falta es agradecer al profesor Garet la brillante conducción del taller.

Aquí venimos todos con nuestra propia carga de ideas, de impulsos interiores y nos encontramos con el maestro de la palabra que nos corrige, nos hace conocer personajes que a su vez generan nuevos personajes; nos hace ver que lo trascendente en Flaubert, por ejemplo, no es conocer las infidelidades de Madame Bovary sino descubrir los recursos literarios del autor que le permitieron escribir una gran novela.

Nos muestra que el jugar con las palabras, que es lo que hacemos cuando escribimos, no supone usarlas al primer intento que nos viene a la mente sino que hay que calibrarlas primero, borrarlas si es preciso hasta encontrar otras, las verdaderamente adecuadas a lo que deseamos expresar, y que escribir significa haber leído muchas veces lo escrito y haber seguido con ojo y pensamiento atento a los grandes autores.

Agradecer lo que se recibe me parece siempre necesario y, como nueva alumna de este taller, doy un gracias especial al profesor y a los compañeros, pues si bien a todos nos une el deseo de hacer correctamente algo como escribir, por el gusto mismo de hacerlo, el impulso que otorga trabajar en grupo nos ayuda a comprender mejor que vivir y escribir significa seguir aprendiendo siempre”.

ACLARAMOS ERROR 

En la edición del pasado jueves, informamos que un grupo de teatro del taller municipal, dirigido por Zully Valarino, ponía en escena el fin de semana la obra “Mujeres jubilosas”. En realidad no se trataba del taller municipal sino de un grupo particular que dirige la misma docente. Pedimos las disculpas del caso.

 

Incluye al “Maestro” Silvio B. Previale

Se presentó en Argentina el libro “Bailes, anécdotas y personajes del pasado santotomesino” 

En la ciudad de Santo Tomé (Provincia de Santa Fe, Argentina) se presentó el pasado sábado 19 de noviembre el libro “Bailes, anécdotas y personajes del pasado santotomesino”, de Américo Revelli Monje (abogado y escritor, nacido en Ceres 1961 y residente en Santo Tomé). El libro refiere a la historia de esa ciudad, donde Silvio Previale (padre) vivió unos 10 años, hasta 1959. En una de sus páginas, encontramos que el autor dedica varias líneas a Previale, donde expresa: “Llamado “maestro” al igual que Marianito Fioramonte por el pueblo de aquel pasado santotomesino. Sus padres llegaron desde Turín-Italia y en su recorrido por las tierras prometidas vivieron en Helvecia, San Justo, Santa Fe, Santo Tomé (por calle Crespo y Azcuénaga, Av. 7 de Marzo al 1600), él finalmente se trasladó a Salto-Uruguay donde fallece. Papá de tres hijos, Néstor, Hugo y Silvio, ejecutaba el acordeón a piano con dedicación y esmero.

Enseñar era su pasión ya sea en su domicilio o en el de la familia Pic (calle Saavedra 1680-Santo Tomé), también en la localidad de Recreo. Era un clásico la organización del baile en la Escuela Rural Nº 356 en la localidad de Sauce Viejo a la vera de la ruta Nº 11, donde el gran maestro animaba con sus alumnos: Gloria Pochon, un muchacho Cardozo, por citar algunos. El 19 de julio del 59 organizó un gran encuentro y concurso de acordeones en Unión de Santo Tomé. Su última actividad en nuestra ciudad fue una reunión con sus alumnos donde les tomó examen a Marcial Pedraza, Lorenzo Leiva, Carlos Capocetti, y los hermanos Gauna entre otros”.

Cabe señalar que en la foto adjunta (de 1959), Silvio B. Previale interpretando el acordeón y su hijo Néstor la batería, están en el mismo salón donde ahora se realizó la presentación del libro. En el acto, Silvio Previale (h) realizó una presentación musical con el mismo acordeón de su padre, instrumento que volvió entonces a ese salón más de 50 años después.

7

Silvio B. Previale y su hijo Néstor.