Amorín Batlle criticó en Salto composición de la fórmula colorada, “tenía que haber representado a todo el Partido”

El histórico salón de la Departamental José Batlle y Ordoñez, de la Lista 1 del Partido Colorado, estaba con todo pronto en la noche de ayer para esperar al líder de la agrupación “Batllistas de Ley”, el reelecto senador José Amorín Batlle. El lugar, que refleja un sitio histórico de la vida política del Partido Colorado en Salto, cuyas paredes lucen cuadros de Raúl Ferro, Armando Barbieri, Luis Batlle Berres y José Batlle y Ordoñez, tenía frente al sitial de privilegio de alfombrado rojo y con sillas de alta cabecera, la presencia de los dos últimos líderes históricos de esa agrupación, el exintendente Eduardo Malaquina y su exsecretario general y sucesor, Carlos Orihuela.
Al cabo de unos minutos, junto a un séquito de personas, entre los que se encontraba el actual dirigente de la Lista 1, Mario Orihuela y el reciente candidato a diputado por dicha agrupación, Hugo Barla. Entre ellos, distendido, tranquilo y de buen humor, llegó Amorín Batlle, quien antes de comenzar una reunión con el grupo mantuvo un diálogo con EL PUEBLO.
EL DESPUÉS
El dirigente de Batllistas de Ley comenzó achacando responsabilidades a la cúpula del Partido tras las elecciones del 26 de octubre. “La lectura es que votamos mal, que seguramente cometimos errores todos, y que tenemos que analizar esas cosas y que tenemos que trabajar para el futuro para no volver a cometerlos. Básicamente es eso, votamos mucho peor de lo que esperábamos en todos lados, el Partido aspiraba por lo menos a repetir la votación anterior  (17% por ciento en 2009) como mínimo y votamos …mal”.
Consideró que el hecho de haber perdido “100 mil votos de una elección a la otra es algo muy malo, así que esa es la lectura nuestra y tenemos que analizarla entre todos, sin buscar culpables, que los hay, lo sabemos y cuanto mayor responsabilidad seguramente más culpas hay, pero hay que analizar el tema y seguir adelante”.
Amorín Batlle cargó contra Pedro Bordaberry y la fórmula colorada, diciendo que “yo creo que se abroquelaron, no estaba de acuerdo con eso, creí que la fórmula tenía que representar a todo el Partido, porque se hubiera visto mucho mejor que el Partido hubiera estado más unido, de todas maneras los batllistas votamos muy bien, tuvimos cerca del 40 por ciento de los votos del Partido Colorado, logramos 112 mil votos para sumarlos a esta muy magra votación, pero bueno, claramente no fue suficiente”.
GIRA
El líder del segundo sector mayoritario del Partido Colorado dijo que su visita a Salto es para “agradecer el esfuerzo que hicieron los militantes para que consigamos la votación que tuvimos, el esfuerzo que hizo tanta gente que mantuvo el batllismo en carrera. Y les vengo a decir que yo voy a votar a Lacalle Pou y es mi consejo, pero la gente es libre de hacer lo que quiera, estamos recorriendo y diciendo porqué vamos a votar a Lacalle Pou – Larrañaga”.
“No voy a tener ningún acercamiento a Lacalle Pou, él representa a un partido, nosotros a otro. Me parece que él tiene que hacer su camino y yo no le estoy hablando a los blancos sino a los colorados, a los batllistas que nos votaron a nosotros”, aseguró.
Asintió a su vez que “debe haber una renovación entre los candidatos del Partido Colorado y en todos los niveles”, y sin afirmar su participación señaló que “las renovaciones se dan, y los liderazgos también, no se pueden crear líderes, pero creo que tenemos que abrir las puertas del Partido en ese sentido para que surja nueva gente y después de dos, tres o cuatro años veremos quiénes se candidatean, pero acá hay que abrir las puertas, el Partido está con dificultades y por supuesto que los que tengamos que dar un paso al costado lo daremos cuando llegue el momento si es necesario, así que eso lo veremos, porque en política es muy difícil planificar a cuatro o cinco años, pero sí tenemos la obligación de abrir las puertas para que la gente entre y tenga protagonismo y después ver qué pasa”.
Por su lado, Amorín Batlle dijo que él “va a trabajar para que el batllismo siga creciendo dentro del Partido, ese es mi único compromiso, porque creo que es la manera de que el batllismo crezca”.
EL FRENTE
Por otro lado, sobre su perspectiva de un eventual tercer gobierno del Frente Amplio, José Amorín Batlle dijo que, “que le vaya bien va a depender de muchas cosas, creo que no es el mejor momento del Frente Amplio, la elección tampoco le favoreció demasiado a Tabaré Vázquez, en el sentido de que los grupos más cercanos a él son la clara minoría dentro del Frente Amplio, hay que ver cómo viene la economía, ojalá que siga bien, pero hay algunas señales de que la economía se va a achatar un poco pero hay que ver. Nosotros vamos a trabajar para que el Partido crezca y naturalmente para que al país le vaya bien”.
Aunque al momento de soslayar la ideología fue contundente. “Dentro del Partido Nacional no hay batllismo, pero desde mi punto de vista creo que el batllismo tampoco se encuentra en el Frente Amplio, nosotros tenemos algunos elementos centrales en el pensamiento batllista que tiene que ver con la libertad, que notoriamente dentro del Frente Amplio la libertad no es un tema ni siquiera importante”.
Por último dijo que “espero que al menos en mayo podamos mantener las intendencias que tenemos y trabajar para ver si podemos tener la oportunidad de ganar alguna otra”.

El histórico salón de la Departamental José Batlle y Ordoñez, de la Lista 1 del Partido Colorado, estaba con todo pronto en la noche de ayer para esperar al líder de la agrupación “Batllistas de Ley”, el reelecto senador José Amorín Batlle. El lugar, que refleja un sitio histórico de la vida política del Partido Colorado en Salto, cuyas paredes lucen cuadros de Raúl Ferro, Armando Barbieri, Luis Batlle Berres y José Batlle y Ordoñez, tenía frente al sitial de privilegio de alfombrado rojo y con sillas de alta cabecera, la presencia de los dos últimos líderes históricos de esa agrupación, el exintendente Eduardo Malaquina y su exsecretario general y sucesor, Carlos Orihuela.

Al cabo de unos minutos, junto a un séquito de personas, entre los que se encontraba el actual dirigente de la Lista 1, Mario Orihuela y el reciente candidato a diputado por dicha agrupación, Hugo Barla. Entre ellos, distendido, tranquilo y de buen humor, llegó Amorín Batlle, quien antes de comenzar una reunión con el grupo mantuvo un diálogo con EL PUEBLO.

EL DESPUÉS

El dirigente de Batllistas de Ley comenzó achacando responsabilidades a la cúpula del Partido tras las elecciones del 26 de octubre. “La lectura es que votamos mal, que seguramente cometimos errores todos, y que tenemos que analizar esas cosas y que tenemos que trabajar para el futuro para no volver a cometerlos. Básicamente es eso, votamos mucho peor de lo que esperábamos en todos lados, el Partido aspiraba por lo menos a repetir la votación anterior  (17% por ciento en 2009) como mínimo y votamos …mal”.

Consideró que el hecho de haber perdido “100 mil votos de una elección a la otra es algo muy malo, así que esa es la lectura nuestra y tenemos que analizarla entre todos, sin buscar culpables, que los hay, lo sabemos y cuanto mayor responsabilidad seguramente más culpas hay, pero hay que analizar el tema y seguir adelante”.

Amorín Batlle cargó contra Pedro Bordaberry y la fórmula colorada, diciendo que “yo creo que se abroquelaron, no estaba de acuerdo con eso, creí que la fórmula tenía que representar a todo el Partido, porque se hubiera visto mucho mejor que el Partido hubiera estado más unido, de todas maneras los batllistas votamos muy bien, tuvimos cerca del 40 por ciento de los votos del Partido Colorado, logramos 112 mil votos para sumarlos a esta muy magra votación, pero bueno, claramente no fue suficiente”.

GIRA

El líder del segundo sector mayoritario del Partido Colorado dijo que su visita a Salto es para “agradecer el esfuerzo que hicieron los militantes para que consigamos la votación que tuvimos, el esfuerzo que hizo tanta gente que mantuvo el batllismo en carrera. Y les vengo a decir que yo voy a votar a Lacalle Pou y es mi consejo, pero la gente es libre de hacer lo que quiera, estamos recorriendo y diciendo porqué vamos a votar a Lacalle Pou – Larrañaga”.

“No voy a tener ningún acercamiento a Lacalle Pou, él representa a un partido, nosotros a otro. Me parece que él tiene que hacer su camino y yo no le estoy hablando a los blancos sino a los colorados, a los batllistas que nos votaron a nosotros”, aseguró.

Asintió a su vez que “debe haber una renovación entre los candidatos del Partido Colorado y en todos los niveles”, y sin afirmar su participación señaló que “las renovaciones se dan, y los liderazgos también, no se pueden crear líderes, pero creo que tenemos que abrir las puertas del Partido en ese sentido para que surja nueva gente y después de dos, tres o cuatro años veremos quiénes se candidatean, pero acá hay que abrir las puertas, el Partido está con dificultades y por supuesto que los que tengamos que dar un paso al costado lo daremos cuando llegue el momento si es necesario, así que eso lo veremos, porque en política es muy difícil planificar a cuatro o cinco años, pero sí tenemos la obligación de abrir las puertas para que la gente entre y tenga protagonismo y después ver qué pasa”.

Por su lado, Amorín Batlle dijo que él “va a trabajar para que el batllismo siga creciendo dentro del Partido, ese es mi único compromiso, porque creo que es la manera de que el batllismo crezca”.

EL FRENTE

Por otro lado, sobre su perspectiva de un eventual tercer gobierno del Frente Amplio, José Amorín Batlle dijo que, “que le vaya bien va a depender de muchas cosas, creo que no es el mejor momento del Frente Amplio, la elección tampoco le favoreció demasiado a Tabaré Vázquez, en el sentido de que los grupos más cercanos a él son la clara minoría dentro del Frente Amplio, hay que ver cómo viene la economía, ojalá que siga bien, pero hay algunas señales de que la economía se va a achatar un poco pero hay que ver. Nosotros vamos a trabajar para que el Partido crezca y naturalmente para que al país le vaya bien”.

Aunque al momento de soslayar la ideología fue contundente. “Dentro del Partido Nacional no hay batllismo, pero desde mi punto de vista creo que el batllismo tampoco se encuentra en el Frente Amplio, nosotros tenemos algunos elementos centrales en el pensamiento batllista que tiene que ver con la libertad, que notoriamente dentro del Frente Amplio la libertad no es un tema ni siquiera importante”.

Por último dijo que “espero que al menos en mayo podamos mantener las intendencias que tenemos y trabajar para ver si podemos tener la oportunidad de ganar alguna otra”.