Andrés Lima sigue trabajando buscando polarizar su figura con la de Coutinho para medirse en el 2015

El diputado del Frente Amplio de Salto, Andrés Lima, aparece como el único candidato posible a pelear el Gobierno Departamental en condición de candidato de su fuerza política. Lima es el que ha logrado el mayor apoyo en forma individual en los últimos cuatro años y encima, ganó la interna del mes de mayo del 2012 entre diversos grupos que componen la coalición de izquierdas, por goleada.
Por eso, Lima nutre a los medios cada semana con su agenda de actividades, las que se producen sin descanso. No hay vacaciones de verano, receso parlamentario, Semana Santa ni tampoco feriado de carnaval, sin que cada semana el legislador anuncie la serie de actividades que su novel sector, la Agrupación Humanista “Armando Aguirre”, llevará adelante.
Con esto, trata de contrarrestar el avance que a nivel departamental ha logrado la figura del actual Intendente de Salto, Germán Coutinho, cuyo apoyo a su gestión sigue creciendo, según lo que publicaron el pasado mes de diciembre todas las encuestadoras locales, algo que aleja en buena medida la aspiración del Frente Amplio de volver a ganar la Intendencia, máxime, al estar enfrascados en una puja interna por evitar que los candidatos del 2010 se repitan y sobre todo, cuando aparece claramente una tercer vertiente de los ex integrantes del MPP, como el caso del ex edil Daniel Cattani, que mantiene la postura de buscar una tercer opción que no sean ni la del ex jefe comunal, Ramón Fonticiella, ni la de Andrés Lima, entendiendo que ambos provienen de la misma corriente, la democracia cristiana, y que por ende, piensan igual.
Pero más allá de las complejidades internas que puedan suceder, Lima sigue en carrera y por esa razón polariza su figura con la de Coutinho, hace campaña todos los días, realiza actividades con los vecinos de los distintos barrios de Salto y los del interior del departamento, y trabaja solo, no espera las decisiones del colectivo frenteamplista para actuar, ya que éste recién quizás este año se acuerde de que hay elecciones en dos años y comience a trabajar para entonces.
Lo mismo hizo Germán Coutinho al otro día de perder las elecciones en el año 2005, no esperó nada. Siguió trabajando como si la campaña electoral no hubiera terminado y cuando quisieron acordar, cuando los que gobernaron salieron de sus despachos y empezaron a recorrer la ciudad, vieron que el referente político que tenían los votantes no eran los que estaban firmando papeles en Casa de Gobierno y se llevaron la sorpresa del año.
Por esa razón, el legislador nacional, que fue el primer edil de su archirival político y que luego de una interna de armas tomar, se cortó solo y estableció su propio grupo, convirtiéndose en la actualidad en la principal figura frenteamplista, hace saber cada semana a todos dónde va a estar y con quién se va a reunir, pese a recibir fuertes críticas de su propia interna, que lo acusan de tener “una manera de hacer política” que “no es la que históricamente tuvo el Frente”, al decir de varios dirigentes políticos de su partido, que en reiteradas ocasiones, evitaron nombrarlo directamente, pero lo acusaron de reojo.
Pero Andrés Lima, sabe que sin los blancos en carrera electoral hacia lo departamental, la polarización de candidaturas no puede ser otra que la de su figura con la del actual jefe comunal, que hasta ahora viene viento en popa, y al cual sabe que no le será fácil derrotar, en caso de que las elecciones fueran el próximo domingo.
Por eso, considera que su grupo debe seguir trabajando y no quiere perder un solo día para alcanzar el objetivo. Con todo, Lima juega con casi todo su partido en contra. Tuvo una alianza electoral hacia la interna partidaria que ya cumplió su cometido, pese a que él quiere mantenerla como visión a futuro porque le aporta “izquierda”, ya que se trata del Partido Comunista, a decir de uno de sus dirigentes a la Lista 888, la que está conformada básicamente por militantes de centroizquierda que se escindieron del Partido Demócrata Cristiano, en esa lucha por el poder con el ex intendente Fonticiella, que al permitir esta fisura, se ganó al principal rival político que hizo que los votantes del Frente Amplio ya no lo acompañaran como en 2005.
La polarización existe y da resultado. Coutinho lo hizo con Fonticiella, pero en un escenario distinto, donde la imagen del ex intendente se venía desgastando cada año por la expectativa que había generado el advenimiento del primer gobierno de izquierda en Salto y que se esfumó cuando se tomaron medidas que generaron más dudas que certezas, como la designación de familiares en el poder, y con medidas poco populares como las del retiro masivo de vehículos en las calles. Pero ahora Lima, que también lo hace y cree en la polarización como la mejor herramienta para que los demás aspirantes y eventuales opositores políticos, se encolumnen detrás, juega con una gestión con apoyo popular y ese sigue siendo el principal factor a vencer. Por ahora todos siguen en cami

El diputado del Frente Amplio de Salto, Andrés Lima, aparece como el único candidato posible a pelear el Gobierno Departamental en condición de candidato de su fuerza política. Lima es el que ha logrado el mayor apoyo en forma individual en los últimos cuatro años y encima, ganó la interna del mes de mayo del 2012 entre diversos grupos que componen la coalición de izquierdas, por goleada.

Por eso, Lima nutre a los medios cada semana con su agenda de actividades, las que se producen sin descanso. No hay vacaciones de verano, receso parlamentario, Semana Santa ni tampoco feriado de carnaval, sin que cada semana el legislador anuncie la serie de actividades que su novel sector, la Agrupación Humanista “Armando Aguirre”, llevará adelante.

Con esto, trata de contrarrestar el avance que a nivel departamental ha logrado la figura del actual Intendente de Salto, Germán Coutinho, cuyo apoyo a su gestión sigue creciendo, según lo que publicaron el pasado mes de diciembre todas las encuestadoras locales, algo que aleja en buena medida la aspiración del Frente Amplio de volver a ganar la Intendencia, máxime, al estar enfrascados en una puja interna por evitar que los candidatos del 2010 se repitan y sobre todo, cuando aparece claramente una tercer vertiente de los ex integrantes del MPP, como el caso del ex edil Daniel Cattani, que mantiene la postura de buscar una tercer opción que no sean ni la del ex jefe comunal, Ramón Fonticiella, ni la de Andrés Lima, entendiendo que ambos provienen de la misma corriente, la democracia cristiana, y que por ende, piensan igual.

Pero más allá de las complejidades internas que puedan suceder, Lima sigue en carrera y por esa razón polariza su figura con la de Coutinho, hace campaña todos los días, realiza actividades con los vecinos de los distintos barrios de Salto y los del interior del departamento, y trabaja solo, no espera las decisiones del colectivo frenteamplista para actuar, ya que éste recién quizás este año se acuerde de que hay elecciones en dos años y comience a trabajar para entonces.

Lo mismo hizo Germán Coutinho al otro día de perder las elecciones en el año 2005, no esperó nada. Siguió trabajando como si la campaña electoral no hubiera terminado y cuando quisieron acordar, cuando los que gobernaron salieron de sus despachos y empezaron a recorrer la ciudad, vieron que el referente político que tenían los votantes no eran los que estaban firmando papeles en Casa de Gobierno y se llevaron la sorpresa del año.

Por esa razón, el legislador nacional, que fue el primer edil de su archirival político y que luego de una interna de armas tomar, se cortó solo y estableció su propio grupo, convirtiéndose en la actualidad en la principal figura frenteamplista, hace saber cada semana a todos dónde va a estar y con quién se va a reunir, pese a recibir fuertes críticas de su propia interna, que lo acusan de tener “una manera de hacer política” que “no es la que históricamente tuvo el Frente”, al decir de varios dirigentes políticos de su partido, que en reiteradas ocasiones, evitaron nombrarlo directamente, pero lo acusaron de reojo.

Pero Andrés Lima, sabe que sin los blancos en carrera electoral hacia lo departamental, la polarización de candidaturas no puede ser otra que la de su figura con la del actual jefe comunal, que hasta ahora viene viento en popa, y al cual sabe que no le será fácil derrotar, en caso de que las elecciones fueran el próximo domingo.

Por eso, considera que su grupo debe seguir trabajando y no quiere perder un solo día para alcanzar el objetivo. Con todo, Lima juega con casi todo su partido en contra. Tuvo una alianza electoral hacia la interna partidaria que ya cumplió su cometido, pese a que él quiere mantenerla como visión a futuro porque le aporta “izquierda”, ya que se trata del Partido Comunista, a decir de uno de sus dirigentes a la Lista 888, la que está conformada básicamente por militantes de centroizquierda que se escindieron del Partido Demócrata Cristiano, en esa lucha por el poder con el ex intendente Fonticiella, que al permitir esta fisura, se ganó al principal rival político que hizo que los votantes del Frente Amplio ya no lo acompañaran como en 2005.

La polarización existe y da resultado. Coutinho lo hizo con Fonticiella, pero en un escenario distinto, donde la imagen del ex intendente se venía desgastando cada año por la expectativa que había generado el advenimiento del primer gobierno de izquierda en Salto y que se esfumó cuando se tomaron medidas que generaron más dudas que certezas, como la designación de familiares en el poder, y con medidas poco populares como las del retiro masivo de vehículos en las calles. Pero ahora Lima, que también lo hace y cree en la polarización como la mejor herramienta para que los demás aspirantes y eventuales opositores políticos, se encolumnen detrás, juega con una gestión con apoyo popular y ese sigue siendo el principal factor a vencer. Por ahora todos siguen en camino







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...