Apuntes de la semana…

Una rápida selección de apuntes sobre acontecimientos de los últimos días podría incluir estos puntos:
-Jorge Menoni y Bar El Pibe
El poeta y novelista Jorge Menoni, radicado en Holanda desde hace varios años, es otra de las personalidades de la Cultura que frecuentaba Bar El Pibe cada vez que llegaba a Salto y a quien involuntariamente omitimos mencionar en la edición del pasado domingo cuando nos referimos a ese emblemático lugar que tristemente cerró sus puertas (como seguramente habremos omitido otros nombres). mes de la musica
Incluso un cuento de Menoni, titulado ‘Elogio de la noche’ e incluido en el libro “El primer día del mundo” (libro que se publicó por primera vez en el Tomo Nº 19 de la Colección Escritores Salteños a fines del año 2009) está dedicado “Al Bar El Pibe” y fechado “Salto uruguayo, 2004”.
Releyendo ese cuento nos asaltó la idea, notablemente expresada en uno de sus párrafos, de que también Bar El Pibe era un lugar donde siempre había “un momento para pensar la noche, para pensarme, para reconstituir lo que amo, para esconder la herida, para mirarme incompleto y aceptar la noche”.
Y que era además, tomando palabras de Roberto Arlt colocadas por Menoni como acápite de su cuento, un ámbito donde podían encontrarse esos “rostros que hieren con espadas de dulzura”.
-Animales
Este pasado martes, 4 de octubre, fue el Día del Animal.
Vale la pena aprovechar la ocasión para agregar que perros (muchos recordarán al Fatiga muerto hace poco tiempo y del que el Pibe atesoraba una foto encuadrada en la pared) y gatos (el Cero Cinco, blanco y negro, todavía anda por allí) o el animal que fuese, encontraban siempre en esa esquina del Bar la atención necesaria, desde un plato de comida, un refugio para dormir o atención veterinaria.
Pero además, seguramente quienes frecuentan esa zona extrañarán la postal de ver a Anelio Caraballo, el Pibe, todos los días, puntualmente a las 9 de la mañana, alimentando a decenas de palomas.
-Docentes
Hablando de fechas, ayer 5 de octubre se conmemoró el Día Mundial del Docente.
Es la fecha sugerida por UNESCO, más allá de que los distintos países han fortalecido particularmente otras fechas. El Uruguay, por ejemplo, tiene fuertemente incorporada la celebración del 22 de setiembre como Día del Maestro y muy pocos reconocen o recuerdan la de octubre.
-Una más de fechas
Este próximo sábado será 8 de octubre.
En Salto, como en varias ciudades del país, existe una calle con ese nombre. ¿Por qué? Porque el 8 de octubre de 1951 se celebró un tratado de pacificación por el que las fuerzas de Oribe se sometieron al gobierno legal representado por Joaquín Suárez y las tropas argentinas se incorporaron a Urquiza.
La fórmula de aquel tratado fue “No hay vencidos ni vencedores” y se dio término al sitio de Montevideo, y con él a la Guerra Grande.
-Literatura
Exitosamente, según los organizadores, se cumplió el pasado viernes el “Coloquio de Literatura Fantástica” organizado por el Departamento de Lengua y Literatura del Centro Regional de Profesores (CeRP).
Unas sesenta personas (que es bastante para actividades de esta índole en Salto) asistieron a la jornada que tuvo como escenario el Ateneo en horas de la mañana y el propio CeRP en la tarde.
Del profesor capitalino, crítico literario y poeta Hebert Benítez Pezzolano fue una de las disertaciones más destacadas.
-Música
Desde el pasado sábado 1º ( Día de la Música), con actividad tanguera cumplida en Círculo Sportivo y hasta este sábado 8, diversas actividades celebran en nuestra ciudad la Semana de la Música, organizada por la Asociación Salteña de Músicos y Afines (ASDEMYA) y declarada de interés departamental por la Junta.
Más allá de celebraciones puntuales como las de estos días, al decir de uno de sus directivos, Walter Sánchez, esta Asociación continúa su permanente lucha para que el músico sea reconocido como un verdadero trabajador y se comience a desterrar la idea de que debe actuar por simple hobbie.
“Que reciba el cachet que corresponde y no se le quiera pagar siempre con un choripán y un vaso de refresco”, reflexionaba Sánchez hace unos días.