Aquellas mujeres que el tiempo cometió el pecado de olvidar

Este pasado lunes 27 se conmemoró el Día Mundial del Teatro. Como todos los años por esta fecha, para celebrarlo, el grupo teatral salteño La Galera realizó una presentación.

Este año, fue la puesta en escena (realizada el domingo 26 en Teatro Larrañaga) de la obra “Mujeres Mariposas – Guerreras de la Patria Vieja”, una obra que ya había sido representada anteriormente en ocasión de un homenaje a las mujeres pero que el grupo decidió reponerla a pedido del público, un público que otra vez acompañó en muy importante número. Justamente, una de las primeras reflexiones de algunos integrantes reflejaba satisfacción por el hecho de que “la gente está volviendo al teatro, a la costumbre de ver teatro, parece que cada vez viene más gente”.

“Memorias de una china cuartelera”
En diálogo con EL PUEBLO, una de las integrantes del elenco, la Mtra. Evangelina Cavallo, comentó que “la idea era homenajear a las mujeres, entonces nos reunimos y empezamos a pensar qué mujeres homenajear y por casualidad La Galerallegó a mis manos un libro que se llama “Memorias de una china cuartelera”, de Marcia Collazo, una de las primeras cosas que me llamó la atención, que me atrajo, fue la foto de la tapa, donde aparece una mujer cansada, andrajosa… Empezamos entonces a investigar y nos enamoramos de esas chinas cuarteleras, esas mujeres que acompañaron la Revolución Oriental, y entonces empezaron a saltar nombres… algunos conocidos, aunque a veces son conocidos porque había un hombre detrás de ese nombre, como es el caso de Melchora Cuenca, y también surgió un montón de nombres desconocidos, de mujeres anónimas…”.

Mujeres en la página del olvido
“Hay muchos investigadores -prosiguió explicando Evangelina Cavallo a este diario- que se han dedicado a investigar un poco, pero de lo que se puede rescatar, que a veces no es mucho, porque el tiempo se ha encargado de que por ser mujeres y no ser un buen ejemplo, ser unas descarriladas a veces (risas)… se ha pensado que más vale pasarlas a la página del olvido. Eso es lo que pasó con muchas de ellas. Entonces allí nos encontramos por ejemplo con Soledad Cruz, una lancera de Artigas impresionante, que tiene además toda una leyenda detrás, es una esclava que se escapó de Montevideo y fue a dar a la campaña, a Canelones, a Rocha… entonces se une al cuartel de Artigas y esa fue la manera de conquistar su libertad. Pero también, entre muchas otras, está Pepita Oribe, hermana de Manuel Oribe. Es decir que hay mujeres de los distintos ejes sociales, porque en este caso una era una esclava y la otra una patricia, pero desde sus ángulos es importante ver cómo ayudaron a la Revolución Oriental, qué costo tuvieron que pagar para que hoy casi sin darnos cuenta, como algo muy natural, gocemos de la libertad”.

Que sean Mariposas
La Galera se propuso entonces a través de esta obra, al decir de Cavallo, “recobrar esos nombres y el de muchísimas mujeres más, de esas que a veces conocemos solo unas frasecitas de ellas, como curanderas o mujeres que refugiaron en sus casas a los revolucionarios o mujeres que cocinaban, esas mujeres que nos asombraron son las que están en Mujeres Mariposas”. Pero además, la actriz quiso agregar, casi a modo de mensaje final, que “no eran mujeres que estuvieran tristes, al contario, ellas estaban felices de hacer eso, porque eso era su causa, se sentían realizadas. El pecado es de la historia, que las olvidó. Y lo que nosotros queremos es que no se olviden, que sean mariposas”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...