Argentina: habrían atrapado a otro de los presos que se escaparon de Ezeiza

Presentó un documento falso cuando lo detuvieron por robo. Sus características físicas coinciden con las de uno de los 10 que continúan prófugos.
Dos hombres fueron detenidos hoy tras robar en un local en la ciudad de Catamarca y los investigadores creen que uno de ellos es uno de los diez presos que escaparon del penal de Ezeiza (en total fueron 13) y todavía no fueron recapturados.
El fiscal de Delitos Criminales de Catamarca, Roberto Mazzucco, aseguró a la agencia de noticias Télam que, al momento de la detención, uno de los arrestados mostró un documento adulterado con una identidad falsa, pero “sus características fisonómicas coinciden con las aportadas por los investigadores bonaerenses respecto a uno de los prófugos de Ezeiza”, llamado Martín Alejandro Espiasse Pugh, de 35 años.
“La fisonomía coincide con la foto publicada en todos los medios respecto al evadido, que tiene como particularidad la nariz torcida”, añadió el fiscal Mazzucco, quien agregó que en las próximas horas se realizará el cotejo de huellas para identificarlo.
Según reconstruyó la Policía, todo comenzó cerca de las 2 de la madrugada cuando al menos dos hombres entraron a robar en una librería y juguetería, donde también se realizan cobros de Rapipago, ubicado sobre la avenida Alem al 100, en la zona de Valle Viejo.
Efectivos de la comisaría 3a. de Catamarca llegaron al lugar alertados por los vecinos y lograron detener a dos hombres, a quienes les secuestraron una mochila en la que llevaban dos armas de fuego, una de ellas una pistola calibre 9 milímetros. Además, tenían municiones y unos 500 pesos en efectivo.
Al ser atrapado, dijo llamarse Sergio Antonio Valdez, de 35 años, y para ello aportó un DNI. Los investigadores determinaron de inmediato que el documento era falso y llevaba pegada una foto con el rostro del detenido. “Era una falsificación muy burda”, afirmó una fuente de la investigación.
“Los investigadores policiales vieron que el hombre tenía características fisonómicas similares a las de uno de los fugados de Ezeiza, por lo que decidimos informar a la policía de Buenos Aires para que se realice un cotejo de huellas”, dijo el fiscal.
Además de las características en el rostro, el hombre presenta cicatrices por viejas heridas de bala y tatuajes, similares a los aportados por los investigadores que tienen a su cargo la búsqueda de los presos fugados.
Espiasse Pugh es uno de los presos más peligrosos de los 13 que se escaparon del penal de Ezeiza este lunes. El 17 de julio de 2012 fue condenado por la justicia chubutense a prisión perpetua por “homicidio agravado criminis causa”, como coautor del asesinato de dos policías -Oscar Cruzado y Pablo Rearte-, cometido el 15 de junio de 2007 durante el robo de 283.000 pesos destinados a recargar el cajero del Ministerio de Economía de Rawson.
Por ese hecho, Espiasse Pugh estuvo prófugo hasta que en octubre de 2010 se descubrió que con una falsa identidad estaba preso desde hacía tres años en Mendoza.
En 2009, la Cámara del Crimen número 4 de Mendoza lo condenó a 8 años y 6 meses de prisión por “robo agravado por el uso de arma en concurso ideal con robo agravado en poblado y banda y portación ilegal de arma de guerra”.