Arrojada acción de comerciante que vio arrebato permitió la detención y captura de los autores que fueron procesados

«El compromiso ciudadano” es lo que esta vez ayudó a la Policía a poder aclarar el arrebato sufrido por una mujer de 61 años de edad en las inmediaciones de la Plazoleta El Reloj. El arrojo de un comerciante de la zona que al ver este hecho siguió a los delincuentes y avisó a la Policía para que pudieran darles captura y terminar con el asunto, es parte de la prédica policial que pide a la población que tome el riesgo de avisar y de hacerle saber a la delincuencia que las víctimas no están solas.
En ese sentido, las fuentes policiales consultadas por este diario al respecto de un caso de arrebato ocurrido el lunes por la tarde en la calle 1º de Mayo entre Agraciada y 8 de Octubre, señalaron que “la valentía de un comerciante de la zona y la decisión de perseguir al ladrón y darle aviso a la policía, fue lo que permitió el esclarecimiento del hecho con la detención de los responsables”.
A propósito de este caso, ayer por la tarde, el juez Penal de Feria dispuso el procesamiento con prisión de la mujer que protagonizó el episodio y la internación en el INAU, del adolescente que la acompañaba.
ARREBATO
El hecho ocurrió sobre las tres de la tarde de ayer, cuando una mujer de 61 años de edad, caminaba por la calle 1º de Mayo entre Agraciada y 8 de Octubre y de repente, fue sorprendida por una joven que comenzó a cincharle su cartera, la que llevaba colgada en el hombro haciéndola caer al suelo y arrastrándola varios metros.
En la cartera, la sexagenaria tenía en su interior la suma de $ 5.000 pesos, además de una serie de documentos personales, tarjetas de crédito y varios ticket de alimentación por un valor de otros $ 5.000 pesos.
Cuando la mujer que había protagonizado el robo comienza a darse a la fuga, un comerciante del lugar sale en una actitud de arrojo para frenar la brutal agresión, toma su moto y persigue a la joven la que se encuentra con un adolescente, con quien resultaron ser hermanos, y mientras ambos se repartían el botín, el comerciante de la zona dio aviso a la Policía al ver a un móvil que se desplazaba por la zona.
Tras esto, la Policía logró la detención de ambos hermanos por separado, y logró con el adolescente encontrar el botín de lo que la mujer había robado. Así, los dos sujetos fueron remitidos a la seccional segunda y posteriormente al juzgado penal, donde el magistrado dispuso el procesamiento con prisión de la mujer de iniciales C.L., a quien le tipificó el delito de hurto especialmente agravado.
Al tiempo que a su hermano, menor de edad, le abrió una pieza infraccional por una conducta gravísima prevista en el Código de la Niñez y la Adolescencia similar al delito de hurto especialmente agravado, disponiendo la internación del mismo en dependencias del INAU por el término de 60 días.
A LA CÁRCEL POR ROBO
Fue aclarado el robo de varios efectos desde el interior de una vivienda del barrio Salto Nuevo y los responsables del caso fueron puestos tras las rejas, al tiempo que una mujer que compró los objetos robados fue procesada por receptación.
Todo comenzó el pasado viernes 20 de junio, cuando el propietario de una finca de la calle Pascual Harriague al 700 denunció en la Seccional Tercera que le habían robado una garrafa de 3 kilos, un DVD y un pendrive. Por lo tanto, el personal de la mencionada Seccional al mando del Oficial Principal, Álvaro Fagúndez, efectuó averiguaciones al respecto.
Tras esto, lograron la detención de un hombre que confesó ser el autor del hecho y expresó que los efectos robados los había vendido. Al continuar con las averiguaciones del caso y tras contar con una orden de allanamiento expedida por el Juez Letrado, fue que el personal policial concurrió hasta una casa del barrio Don Atilio, donde efectuaron una inspección, logrando incautar la garrafa de 3 kilos, 3 equipos de DVD, un pendrive, un taladro sin uso, un casco y un chasqui, por lo cual procedieron a la detención de una pareja, ambos mayores de edad.

«El compromiso ciudadano” es lo que esta vez ayudó a la Policía a poder aclarar el arrebato sufrido por una mujer de 61 años de edad en las inmediaciones de la Plazoleta El Reloj. El arrojo de un comerciante de la zona que al ver este hecho siguió a los delincuentes y avisó a la Policía para que pudieran darles captura y terminar con el asunto, es parte de la prédica policial que pide a la población que tome el riesgo de avisar y de hacerle saber a la delincuencia que las víctimas no están solas.

En ese sentido, las fuentes policiales consultadas por este diario al respecto de un caso de arrebato ocurrido el lunes por la tarde en la calle 1º de Mayo entre Agraciada y 8 de Octubre, señalaron que “la valentía de un comerciante de la zona y la decisión de perseguir al ladrón y darle aviso a la policía, fue lo que permitió el esclarecimiento del hecho con la detención de los responsables”.

A propósito de este caso, ayer por la tarde, el juez Penal de Feria dispuso el procesamiento con prisión de la mujer que protagonizó el episodio y la internación en el INAU, del adolescente que la acompañaba.

ARREBATO

El hecho ocurrió sobre las tres de la tarde de ayer, cuando una mujer de 61 años de edad, caminaba por la calle 1º de Mayo entre Agraciada y 8 de Octubre y de repente, fue sorprendida por una joven que comenzó a cincharle su cartera, la que llevaba colgada en el hombro haciéndola caer al suelo y arrastrándola varios metros.

En la cartera, la sexagenaria tenía en su interior la suma de $ 5.000 pesos, además de una serie de documentos personales, tarjetas de crédito y varios ticket de alimentación por un valor de otros $ 5.000 pesos.

Cuando la mujer que había protagonizado el robo comienza a darse a la fuga, un comerciante del lugar sale en una actitud de arrojo para frenar la brutal agresión, toma su moto y persigue a la joven la que se encuentra con un adolescente, con quien resultaron ser hermanos, y mientras ambos se repartían el botín, el comerciante de la zona dio aviso a la Policía al ver a un móvil que se desplazaba por la zona.

Tras esto, la Policía logró la detención de ambos hermanos por separado, y logró con el adolescente encontrar el botín de lo que la mujer había robado. Así, los dos sujetos fueron remitidos a la seccional segunda y posteriormente al juzgado penal, donde el magistrado dispuso el procesamiento con prisión de la mujer de iniciales C.L., a quien le tipificó el delito de hurto especialmente agravado.

Al tiempo que a su hermano, menor de edad, le abrió una pieza infraccional por una conducta gravísima prevista en el Código de la Niñez y la Adolescencia similar al delito de hurto especialmente agravado, disponiendo la internación del mismo en dependencias del INAU por el término de 60 días.

A LA CÁRCEL POR ROBO

Fue aclarado el robo de varios efectos desde el interior de una vivienda del barrio Salto Nuevo y los responsables del caso fueron puestos tras las rejas, al tiempo que una mujer que compró los objetos robados fue procesada por receptación.

Todo comenzó el pasado viernes 20 de junio, cuando el propietario de una finca de la calle Pascual Harriague al 700 denunció en la Seccional Tercera que le habían robado una garrafa de 3 kilos, un DVD y un pendrive. Por lo tanto, el personal de la mencionada Seccional al mando del Oficial Principal, Álvaro Fagúndez, efectuó averiguaciones al respecto.

Tras esto, lograron la detención de un hombre que confesó ser el autor del hecho y expresó que los efectos robados los había vendido. Al continuar con las averiguaciones del caso y tras contar con una orden de allanamiento expedida por el Juez Letrado, fue que el personal policial concurrió hasta una casa del barrio Don Atilio, donde efectuaron una inspección, logrando incautar la garrafa de 3 kilos, 3 equipos de DVD, un pendrive, un taladro sin uso, un casco y un chasqui, por lo cual procedieron a la detención de una pareja, ambos mayores de edad.