Artista uruguaya trabaja con figuras 3D de últimos cinco mandatarios del país

Sarah Yáñez-Richards.
Montevideo, 26 ene (EFE).- Cinco bustos en miniatura de los últimos presidentes de Uruguay se miran unos a los otros en un círculo desde una de las estanterías del taller de la artista visual uruguaya María Agustina Fernández.
Esta obra es una de las muchas piezas de «Prototipos de la democracia», un proyecto que Fernández está creando gracias a un «archivo tridimensional de los presidentes de la democracia» que consiguió a lo largo de dos años.
«Este proyecto empezó en el 2014, cuando me propuse retratar a los cinco mandatarios de nuestro último periodo democrático», explicó a Efe la artista plástica.
Para Fernández sacar una foto o pintar un retrato se queda corto teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece la tecnología en la actualidad.
«Hoy en día, cerca del 2020, el tipo de retrato que te hace ver las cosas de otra manera es ese (el tridimensional), así que esa fue la tecnología que se usó», relató que fue la ganadora del premio Nacional de Artes Visuales José Gamarra.
El primero en aceptar ser escaneado fue el expresidente Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000), quien recibió al equipo de Fernández en el despacho de su residencia montevideana y se retrató con la banda presidencial puesta.Efe
El segundo fue Luis Alberto Lacalle (1990-1995); luego le siguió José Mujica (2010-2015) -quién fue el único en hacerse el escáner al aire libre-; después fue Jorge Batlle (2000-2005) -quien falleció en el 2016- y el último fue el actual presidente, Tabaré Vázquez (2005-2010 y 2015-2020), -que se escaneó en uno de los despachos de la Torre Ejecutiva-.
«Vos lo que tenés que hacer es llamar muchas veces a distintas personas y convencerlos de que tu intención es sincera, que es honesta y que tenés la convicción de que vas a aportar. No son obras solamente para mí, son obras para compartir», relató la montevideana nacida en Buenos Aires con respecto al proceso de contacto con las personalidades políticas.
Aunque el encuentro con cada político fue diferente para Fernández, a ella no le gusta separar ninguna de las experiencias ni destacar nada de la personalidad de estos personajes públicos, pues en su opinión los cinco crean una única obra.
Ejemplo de ello es «Cinco retratos digitales», una recopilación de cinco vídeos que muestran cómo fue el día del escáner mientas que la voz de Fernández hace un paralelismo sobre la democracia y su vida, ya que ella nació en 1985, año en el que el Sanguinetti hacía resurgir la democracia después de que el país estuviera más de una década bajo una dictadura cívico-militar.
«No buscamos hacer una entrevista, la información nosotros la observamos desde lo visual más que desde el diálogo. En los videos no hay dialogo de ellos, porque sino sería muy invasivo», apostilló. Todos los vídeos tienen una extensión de unos cinco minutos y se pueden ver tanto en el canal de YouTube de la artista como en una sala del Espacio de Arte Contemporáneo de Montevideo, hasta el 17 de marzo.
Aunque la artista podría imprimir figuras de todo el cuerpo de los mandatarios, por el momento, Fernández solo está trabajando con los rostros de los políticos -algo característico en su arte- impresos en resina.
No obstante, no descarta que en un futuro los recreará en otro tamaño o material, es más, cree que hasta se podría usar esa información para fines no artísticos.
«Quizás también puede servir para estudiar en la educación. Tener modelos tridimensionales y poder presentar la historia también de otra manera. Es una pieza que tiene muchos puntos que a mí me interesan», concluyó. EFE