ASDAF – Liga Salteña de Fútbol Ni pecado ni prohibido: ¿por qué no hablan?

Arrancó febrero. Los clubes ya se registraron en la Liga Salteña de Fútbol. El período de pases en pleno desarrollo. Ya a nivel de representantes de clubes, el análisis sobre el sistema de disputa. Qué implica la enunciación de todos estos aspectos?: el campeonato no está tan lejos en el tiempo.
Sin embargo (nunca faltará una piedra en el zapato!), la situación que se crea en torno a la Asociación Salteña de Arbitros de Fútbol, no es una situación más. Trasciende. Impacta. Los jueces son parte de la acción. Y sobre todo, a los jueces regidos por determinadas aptitudes. Justamente los jueces que hasta el momento no se han matriculado en la Liga.
No es un tema menor. Es un tema con bemoles propios.
LOS POLOS OPUESTOS
La gremial de los árbitros resolvió que “desde la Liga tienen que venir a hablar con nosotros”. Los neutrales y delegados de clubes están convencidos que “el que rompió el lazo fue ASDAF, por lo tanto, no corresponde menos que los jueces vengan a hablar con nosotros si pretenden una solución”. Palabras más o palabras menos, la esencia del pensamiento en cada caso, es esa. Los polos opuestos y por ahora sin medias tintas. Peligrosamente, la piola se va tensando.
El tema central es que no puede hablarse de conflicto, de crisis. Lo que existe sin más trámite, es un distanciamiento de partes. Y entonces?.
LA BASICA Y ELEMENTAL
HERRAMIENTA
DEL DIALOGO
Frente a casos como estos, de qué se trata?. De acercar las partes!.
De dialogar!. La senda no podría reconocer ningún obstáculo: un llamado telefónico entre el presidente de la Liga, Juan Kutscher y el presidente de ASDAF, Miguel Fernando Monzón, es suficiente para correr el velo y que surja la primera luz.
Pregunta?: tan cuesta arriba es discar un número de teléfono?.
No es acaso una responsabilidad QUE DEBIERAN ASUMIR JUAN KUTSCHER Y MIGUEL FERNANDO MONZÓN A PARTIR DE SUS INVESTIDURAS?.
Hacerlo, no es apearse de ninguna convicción, de ningún propósito. No implica resignar banderas: IMPLICA LA BÚSQUEDA DE UNA SOLUCION EN PRO DEL FÚTBOL!. Tan sólo eso. Nada menos que eso…!
O está prohibido hablar?.
O desde cuando es un pecado hablar?.
El fútbol NO PUEDE INICIARSE con una mayoría de jueces de dudosa jerarquía y en muchos casos no la tienen. Quien pretenda ignorar esta situación de hecho, pretende tapar el sol con las manos o ambiciona el ejercicio de la mismísima estupidez argumental.
No se trata de establecer que aquí “hay hijos y entenados”. Aquí se trata de establecer que hay quienes a la hora de arbitrar actúan en función de un nivel para el rescate y otros en función de su chatura ilevantable.
Esa es la diferencia. Vaya con la diferencia!.
ELEAZAR JOSE SILVA







El tiempo


  • Otras Noticias...