Atraco en Pizzería La 2000: apuntaron con armas de fuego al dueño, su esposa y el hijo pequeño

Atraco en Pizzería La 2000: apuntaron con armas de fuego al dueño, su esposa y el hijo pequeño

“El martes pasado estuvieron a punto de asaltarnos y nos salvó un matrimonio que estaba afuera y gritó”, expresó

En el mediodía de ayer domingo, EL PUEBLO accedió a conversar con José Quagliotto, principal de “Pizzería La 2000”, atracada por delincuentes la noche anterior. En el momento de la conversación con este diario, en el propio comercio, se encontraba José junto a su señora, quien se encuentra al frente de la caja, y había un importante número de clientes almorzando.

“Eran las 23:30 de ayer (sábado) cuando entraron por aquella puerta, la puerta principal (señala la puerta de la ochava de Blandengues y 19 de Abril) dos muchachos encapuchados y con casco, con armas de fuego en mano y gritando: tirensé, tirensé, tirensé. Entonces salgo de la caja, voy hacia ellos y a mitad del salón me agarra uno y me apunta, mientras el otro viene hasta la caja y mantiene apuntados con el arma a ella (su señora) y a él (su pequeño hijo), los tiene apretados y apuntándolos”, comenzó narrando José.

¿Había mucha gente en ese momento?
Sí, el salón estaba lleno, completo.

-¿Alcanzaron a robar?
Robaron 10.000 pesos y además se llevaron dos o tres carteras y ocho o diez celulares de los clientes.

-Es la segunda vez que les ocurre en poco tiempo, ¿verdad?
Sí, sí, el 15 de mayo ya nos había pasado. Pero además te cuento que el martes pasado estuvieron a punto de asaltarnos y nos salvó un matrimonio que estaba afuera y gritó, entonces se fueron y supongo que de acá se fueron a asaltar el supermercado de Rodó y Enrique Amorim.

-Desde aquella vez, ¿tomaron algunas precauciones especiales?
Claro, tenemos cámaras por todos lados además de un guardia afuera, pero el guardia no puede usar armas. La vez anterior tiraron tiros acá adentro, ahora no.

-Se ha comentado que esta vez también “entraron a los tiros”, entonces no fue así…
No, dentro del local no dispararon ni un tiro. Fue afuera, casi a media cuadra (por 19 de Abril) cuando se iban en la moto y vieron que yo los empecé a perseguir, que tiraron un tiro al aire, como para demostrar que realmente tenían armas de verdad. Pero enseguida tomaron contra flecha por Arregui al sur y ahí ya no los pude seguir.

-¿Eran sólo esos dos y en una moto?
No; dos fueron los que entraron, y afuera los esperaba otro en la moto, cuando estos salieron se fueron los tres en la misma moto. Una moto como aquella (señala una moto de no gran porte que estaba casualmente en la vereda), chica como para llevar tres personas. El que quedó en la moto fue el que les gritó a los otros dos: vamos que ya llamaron a la Policía.

-¿Qué más supo del caso?
Te digo que eran muchachos que tendrían 15 o 16 años y lo que supe es que se estaban haciendo allanamientos en la zona sur y parece que ya agarraron a alguno. Lo que quiero destacar es que no me importa tanto la plata que se llevaron sino el momento que tuvieron que vivir nuestros clientes y lo que afecta a nuestro comercio en cuanto a su imagen. Fijate que ahora (mediodía) estamos trabajando bien, pero esta noche no sé qué tanta gente vendrá. Eso es lo lamentable.