Aumentan penas como solución a ola delictiva

No es novedad que la ola delictiva ha venido creciendo en los últimos años y que no hay un solo factor que determine esta situación, sino que se trata de una concatenación de causas como el resquebrajamiento de los códigos sociales, las transformaciones en la escala de valores y otros aspectos sociales más, los que impulsan esta situación de violencia hugo lemossocial. ¿Y cómo ha respondido el Estado?, con más prisionización hacia los agentes del delito como si fuera la solución.
Es decir, aumentar las sanciones penales ha sido la manera de generar cambios en la política legislativa tendiente a actualizar la efectividad de la aplicación de ciertos delitos. En los últimos tiempos la Ley Nº 19.418 modificó la penalización de los artículos 258 y 259 del Código Rural referente al delito de abigeato. El mismo está tipificado ahora con un aumento de las penas, con el fin de enviar un mensaje a los autores de este tipo de hechos, si lo hacen, la solución es ser confinados durante un tiempo mayor al sistema penitenciario.
Los delitos tienen un mínimo de tres meses y en otro orden un máximo de dos años, en el caso de los agravantes. Quizás no sea esta la solución de fondo, pero si la política legislativa nutre sus contenidos con amenazas con fines disuasorios, los problemas persistirán y las soluciones solo se darán en la mirada corta.
LO QUE DICE LA LEY
La norma de reciente sanción parlamentaria, sostiene en su artículo 1º que sustituye el artículo 258 del Código Rural por el siguiente: “ARTÍCULO 258.- Comete el delito de abigeato y será castigado con tres meses de prisión a seis años de penitenciaría, el que con intención de matar, diere muerte, faenare o se apoderare con sustracción de ganado vacuno y bubalino, caballar, lanar, cabrío, porcino, cualquier otra especie de corral o criadero, colmenas, cueros, lanas, pieles, plumas o cerdas ajenos; y el que marcare o señalare, borrare, modificare o destruyere dispositivos de identificación individual oficial, o las marcas y señales de animales o cueros ajenos, para aprovecharse de ellos”.
Aunque también sanciona con la misma pena a quienes operan como reducidores y pueden cometer delitos similares como el de la receptación. “Con igual pena será castigado quien recibiere, ocultare, comercializare o de cualquier forma dispusiere de los productos obtenidos de la comisión de un delito de abigeato en cualquiera de sus formas».
En tanto que el segundo artículo de esa ley sustituye el artículo 259 del Código Rural por el siguiente: «ARTÍCULO 259.- La pena prevista en el artículo 258 será de dos a ocho años de penitenciaría, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias agravantes especiales o cuando el Juez entienda al considerarlas en relación con las demás características del caso, que hacen presumir la actuación concertada de dos o más personas con fines de lucro, antes, durante o después de la ejecución del delito: 1º) Si para cometer el delito se emplearan vehículos de carga aptos para el transporte de los objetos robados. 2º) Si para cometer el delito se dañaran cercos, cortando alambre, destruyendo o arrancando postes, cadenas o cerrojos de porteras. 3º) Si para la comisión del delito se utilizaran guías de propiedad y tránsito o documentación equivalente falsas o expedidas por terceras personas, o se falsificaran boletas de marca y señal. 4º) Si se emplearen sevicias (heridas que determinen la muerte) contra los animales.
Son circunstancias agravantes muy especiales: 1º) Ser jefe o el promotor del delito. 2º) La de poseer la calidad de hacendado o productor agropecuario. 3º) La de poseer la calidad de funcionario público cuando haya actuado con violación de los deberes de su cargo. (…)







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...