Auténticos “Bomberos” de la producción agrícola nacional

Por Martín Da Costa Porto
Estoy volando a 160 kilómetros por hora, a  3 metros del suelo, controlo mi alineación, estoy en mi última pasada de aeroaplicación y veo de reojo la tormenta que está a solo 15 kilómetros. Ahora me dirijo a aterrizar alineo el avión con la pista, aterrizo, controlo el rodaje para no salirme de la misma pues hay mucho barro. Detengo el avión, apago el motor, hago las anotaciones finales, me saco la máscara y doy un gran suspiro. Fin del día, son las 21 horas, fue un largo día de vuelo que comenzó a las 5 de la mañana… Este pequeño relato muestra solo una parte de lo que vivimos los Pilotos Agrícolas en la pasada emergencia agrícola nacional, acaecida por las lluvias de febrero. Con ello me gustaría poder contextualizar la dimensión de lo que tuvimos que enfrentar los actores de la Aviación Agrícola durante 20 largos días. Los hechos demuestran que la Aviación Agrícola nacional desempeña un rol indispensable e insustituíble en determinadas circunstancias. Los acontecimientos recientes evidenciaron que una vez más nuestra flota de aviones agrícolas, nuestros pilotos y todos los trabajadores del sector, fuimos responsables de salvar gran parte de la producción agrícola del país en la pasada emergencia nacional acontecida hace apenas unos días. Ahora que las “aguas están volviendo a sus causes”, debemos tener la firme convicción para hacer conocer nuestras actividades, el valor que tenemos para el país y nuestro rol en el engranaje de la producción nacional.
AVIACIÓN AGRÍCOLA
Todos los que trabajamos en Aviación Agrícola hoy nos sentimos orgullosos y tenemos la sensación del deber cumplido. Hoy y sin ánimo de presumir, la Aviación Agrícola es la actividad aeronáutica más importante del país. Con una flota de más de 100 aviones aproximadamente, que utilizan los equipos de aplicación de precisión sofisticada, como el GPS (Sistema de Posicionamiento Global), GIS (Sistemas de Información Geográfica), controles de flujo, sistemas meteorológicos en tiempo real y el equipo de aspersión cuidadosamente calibrados.Como pilotos volamos aproximadamente unas 600 horas y realizamos unos 4000 aterrizajes  anuales (hasta 50 por día, a veces).
TECNOLOGÍA, SEGURIDAD Y ECOLOGÍA
Muchos de nosotros sentimos muchas veces en carne propia la infundada y desinformada Asociación de la Aviación Agrícola a la anti-ecología (si se me permite la expresión), los pilotos y operadores agrícolas como cualquier ciudadano estamos preocupados por la salud humana, el medio ambiente, la seguridad y la realización de nuestro trabajo de una manera responsable.
A ello debemos sumarle la rigurosa capacitación, que incluye el uso responsable de los productos fitosanitarios, la educación aeronáutica, la experiencia requerida para acceder a las licencias aeronáuticas correspondientes y sobre todo el sentido ético del desarrollo sustentable de nuestras actividades.
ALCANCE Y FUTURO
El avión agrícola se usa a nivel mundial para tareas tan disímiles como sembrar salmones en Alaska, pasando por transporte agua potable a lugares remotos, control de mosquitos transmisores de enfermedades, lucha contra incendios forestales, combate al narcotráfico hasta los usos propiamente agrícolas como siembras, fertilizaciones y aplicación eficiente de
productos fitosanitarios.
Como decía al comienzo, la Aviación Agrícola es indispensable e insustituíble en determinadas condiciones. Cuando las máquinas de aplicación máquina terrestre no pueden entrar por condiciones de piso, cuando es necesario cubrir grandes extensiones de cultivo en cortos períodos de tiempo o cuando hay que aplicar en cerros y lugares inaccesibles, ahí somos los bomberos. El futuro es brillante para la Aviación Agrícola en el marco del desarrollo productivo del país. Hoy nos encontramos abocados a continuar mejorando nuestras capacidades como sector,incorporando aeronaves de última generación,
trabajando en conjunto con el Ministerio de  Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) para desarrollar un sistema de autorización de aplicaciones aéreas informatizado, que incluirá el seguimiento en tiempo real de las aeronaves. “Drones”, en tiempos en que se usan Drones
(aviones no tripulados) para fotografía aérea, para acciones bélicas y hasta para repartir pizza, la
Aviación Agrícola aún “está libre” del uso de Drones ya que no han logrado (según artículos) que dichos aparatos tengan la sensibilidad que tiene un Piloto Agrícola para mantener la altura de vuelo, para esquivar árboles y sobre todo tener el sentido de ética y responsabilidad que tenemos los pilotos para ganar nuestro salario dignamente, profesionalmente y ser orgullo de nuestras familias.
Piloto Agrícola
Instructor de Pilotos Agrícolas
Instructor de Vuelo
mporto1@gmail.com

Por Martín Da Costa Porto

Estoy volando a 160 kilómetros por hora, a  3 metros del suelo, controlo mi alineación, estoy en mi última pasada de aeroaplicación y veo de reojo la tormenta que está a solo 15 kilómetros. Ahora me dirijo a aterrizar alineo el avión con la pista, aterrizo, controlo el rodaje para no salirme de la misma pues hay mucho barro. Detengo el avión, apago el motor, hago las anotaciones finales, me saco la máscara y doy un gran suspiro. Fin del día, son las 21 horas, fue un largo día de vuelo que comenzó a las 5 de la mañana… Este pequeño relato muestra solo una parte de lo que vivimos los Pilotos Agrícolas en la pasada emergencia agrícola nacional, acaecida por las lluvias de febrero. Con ello me gustaría poder contextualizar la dimensión de lo que tuvimos que enfrentar los actores de la Aviación Agrícola durante 20 largos días. Los hechos demuestran que la Aviación Agrícola nacional desempeña un rol indispensable e insustituíble en determinadas circunstancias. Los acontecimientos recientes evidenciaron que una vez más nuestra flota de aviones agrícolas, nuestros pilotos y todos los trabajadores del sector, fuimos responsables de salvar gran parte de la producción agrícola del país en la pasada emergencia nacional acontecida hace apenas unos días. Ahora que las “aguas están volviendo a sus causes”, debemos tener la firme convicción para hacer conocer nuestras actividades, el valor que tenemos para el país y nuestro rol en el engranaje de la producción nacional.

AVIACIÓN AGRÍCOLA

Todos los que trabajamos en Aviación Agrícola hoy nos sentimos orgullosos y tenemos la sensación del deber cumplido. Hoy y sin ánimo de presumir, la Aviación Agrícola es la actividad aeronáutica más importante del país. Con una flota de más de 100 aviones aproximadamente, que utilizan los equipos de aplicación de precisión sofisticada, como el GPS (Sistema de Posicionamiento Global), GIS (Sistemas de Información Geográfica), controles de flujo, sistemas meteorológicos en tiempo real y el equipo de aspersión cuidadosamente calibrados.Como pilotos volamos aproximadamente unas 600 horas y realizamos unos 4000 aterrizajes  anuales (hasta 50 por día, a veces).

TECNOLOGÍA, SEGURIDAD Y ECOLOGÍA

Muchos de nosotros sentimos muchas veces en carne propia la infundada y desinformada Asociación de la Aviación Agrícola a la anti-ecología (si se me permite la expresión), los pilotos y operadores agrícolas como cualquier ciudadano estamos preocupados por la salud humana, el medio ambiente, la seguridad y la realización de nuestro trabajo de una manera responsable.

A ello debemos sumarle la rigurosa capacitación, que incluye el uso responsable de los productos fitosanitarios, la educación aeronáutica, la experiencia requerida para acceder a las licencias aeronáuticas correspondientes y sobre todo el sentido ético del desarrollo sustentable de nuestras actividades.

ALCANCE Y FUTURO

El avión agrícola se usa a nivel mundial para tareas tan disímiles como sembrar salmones en Alaska, pasando por transporte agua potable a lugares remotos, control de mosquitos transmisores de enfermedades, lucha contra incendios forestales, combate al narcotráfico hasta los usos propiamente agrícolas como siembras, fertilizaciones y aplicación eficiente de productos fitosanitarios.

Como decía al comienzo, la Aviación Agrícola es indispensable e insustituíble en determinadas condiciones. Cuando las máquinas de aplicación máquina terrestre no pueden entrar por condiciones de piso, cuando es necesario cubrir grandes extensiones de cultivo en cortos períodos de tiempo o cuando hay que aplicar en cerros y lugares inaccesibles, ahí somos los bomberos. El futuro es brillante para la Aviación Agrícola en el marco del desarrollo productivo del país. Hoy nos encontramos abocados a continuar mejorando nuestras capacidades como sector,incorporando aeronaves de última generación,

trabajando en conjunto con el Ministerio de  Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) para desarrollar un sistema de autorización de aplicaciones aéreas informatizado, que incluirá el seguimiento en tiempo real de las aeronaves. “Drones”, en tiempos en que se usan Drones

(aviones no tripulados) para fotografía aérea, para acciones bélicas y hasta para repartir pizza, la

Aviación Agrícola aún “está libre” del uso de Drones ya que no han logrado (según artículos) que dichos aparatos tengan la sensibilidad que tiene un Piloto Agrícola para mantener la altura de vuelo, para esquivar árboles y sobre todo tener el sentido de ética y responsabilidad que tenemos los pilotos para ganar nuestro salario dignamente, profesionalmente y ser orgullo de nuestras familias.

Piloto Agrícola

Instructor de Pilotos Agrícolas

Instructor de Vuelo

mporto1@gmail.com







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...