Bancada del FA de Salto pierde otros tres ediles

Más ediles del Frente Amplio dejarán de pertenecer a la bancada de esa fuerza política en los próximos días, lo que genera el desarme histórico de un grupo de legisladores oficialistas, en plena marcha del período legislativo. Salto no ha tenido este tipo de sucesos en la vida política, al menos postdictadura, aunque sí ha visto dimisiones y pases de ediles de un partido a otro aún conservando sus bancas (Arturo Bentancor, Paulino Delsa o Mario Furtado), lo que genera un incremento del peso político de esas colectividades pero no en desmedro del oficialismo de entonces.
Esta historia, que comenzó con los cuatro ediles que se escindieron de la Lista 888 por ser tres de ellos denunciados de adulterar boletas de gastos a rendir en beneficio propio por el mismísimo intendente Andrés Lima en marzo de 2016, donde tres de estos cuatro ediles integran hoy la nueva bancada del Partido de la Gente al sumarse al proyecto político del empresario Edgardo Novick, sigue con más ediles de otros sectores que, tras ser acusados de ir contra los principios del Frente Amplio por votar una propuesta de los colorados para que los legisladores departamentales perciban un sueldo, ahora se alejan de la coalición de izquierdas y buscan armar un nuevo espacio político.
Esto se suma a que aprovechando el traspié del oficialismo, el Partido Colorado se hiciera con los cargos electivos en la Junta Departamental, al pasar a ser el partido que tiene mayoría simple, ya que conserva los 13 ediles que surgieron de la reñida última elección departamental y donde todos ellos responden al exintendente de Salto, Germán Coutinho, férreo contrincante de Andrés Lima en el escenario departamental, al que también se suma al nacionalista, Carlos Albisu, que según los sondeos de opinión que se dieron a conocer y que fueron publicados por este diario tiempo atrás, viene acortando distancias en las preferencias de votos.
SIN MAYORÍAS
El hecho es que por primera vez en la historia política post dictadura en nuestro departamento el partido que gobierna no solo se queda sin las mayorías en la Junta Departamental; sino que además la bancada de ediles se termina de partir al menos en tres grupos, lo que genera una preocupación para el Frente Amplio de Salto que deberá rearmar su estructura y buscar mejorar los caminos de entendimiento entre los distintos sectores para evitar este tipo de dolores de cabeza en el futuro.
Si bien la Junta Departamental no genera un freno a las acciones del ejecutivo comunal, sí determina que a la hora de que la Intendencia remita proyectos que deben necesariamente contar con la venia del legislativo, tenga que mantener una negociación política con la oposición para lograr la mayorías que se requieran en cada caso, ante la ausencia de una bancada oficialista fuerte y consolidada con los votos para prestar apoyo.
Hace poco tiempo, tal como informó EL PUEBLO, la Mesa Política Nacional del Frente Amplio envió una delegación entre los que se encontraban el senador Rafael Michelini, para intentar zurcir los problemas internos de la bancada de izquierda, pero no consiguió hacerlo y hasta volvió a Montevideo con algunos reproches de la propia Mesa Departamental.
Y mientras desde el Frente Amplio relativizan la situación, existen serias diferencias internas entre los ediles que permanecen en sus bancas representando a la fuerza política y los que siendo electos por ese lema, decidieron escindirse, tal como los denunciados por adulterar boletas (Martín Pertusatti, Dayana Añasco, Graciela Beppo y Eduardo Godoy, aunque este se fue de la Lista 888 pero no del Frente Amplio), ahora hay tres más (Liliana Filonenko, Jorge Pintos y Gervasio Carbajal) que anunciaron su alejamiento, por ser acusados de ir contra la postura oficial de no votar un sueldo por sus funciones.
Si bien esta propuesta fue acompañada por cinco ediles del Frente Amplio en el plenario, tres de ellos ya confirmaron su renuncia y si bien dijeron que no saben si se sumarán o no a otros sectores partidarios, admitieron que tienen conversaciones con otros grupos políticos para adherirse.
ACERCAMIENTO
Toda esta situación generó otro tema, que fue la toma de los lugares de privilegio de la Junta Departamental por parte de los ediles colorados, los que aprovechando el desarme del oficialismo sumaron sus votos para quedarse con los espacios de privilegio.
Si bien esta situación determinó una política de enfrentamientos durante el año pasado entre las autoridades de la Intendencia de Salto y las de la Junta Departamental, esta vez, la visión es otra; ya que hay actualmente un acercamiento entre ambos órganos de gobierno departamental, tal como lo fue una entrevista que se hizo pública entre el presidente de la Junta Departamental, Alberto Villas Boas, con autoridades comunales, donde más allá de las diferencias políticas buscan puntos de acuerdo, porque el intendente sabe que las principales complicaciones las tiene en la interna de su propia fuerza política.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...