Barcelona venció al psg 6-1 y clasificó a cuartos de final

Barcelona se metió en cuartos de final de la Champions League por décimo año consecutivo de manera histórica, convirtiéndose en el primer equipo de la historia del torneo en levantar un 4-0 del partido de ida. Parecía muerto y a los 87’ necesitaba tres goles para avanzar. Y los hizo. Jugó cuando tuvo que jugar, metió cuando tuvo que meter y dejó todo hasta el último segundo, concretando una remontada que a priori parecía imposible.
La noche comenzó de manera inmejorable para el equipo culé, que antes de cumplirse el primer minuto ya estaba en ventaja. Un centro de Rafinha desde la derecha generó un despeje defectuoso de Marquinhos y el que lo aprovechó fue Luis Suárez, que conectó de cabeza tras el pique del balón en el área sin que nadie pudiera despejar.
Siguió machacando Barcelona ante un adversario que se limitó a defenderse demasiado cerca de su área, sin siquiera un esbozo de contragolpe en toda la primera mitad. Así no sorprendió que el local acariciara el 2-0 varias veces antes de lograrlo. Un tiro libre apenas ancho de Messi y un bombazo de Neymar que salió a centímetros del arco fueron los avisos culés.
De tanto ir al frente, cayó el 2-0 blaugrana a los 40’. Iniesta tiró una pared con Suárez, fue a buscar la devolución en forma de pelota dividida y con un magistral taco apretado contra la línea forzó el autogol de Kurzawa que selló el 2-0 al descanso. La esperanza culé era cada vez más grande.
La remontada parecía cercana a los 49’, cuando tras un penal de Meunier sobre Neymar Messi ajustició a Trapp y puso el 3-0. Sin embargo, no hubo más situaciones de gol claras antes de que la serie se liquidara. Barcelona tomó riesgos, obligado por el resultado y ayudado por las características de sus hombres, pero a los 61’ se esfumó el sueño ante un rival que se animó a salir de su trinchera y a presionar más arriba.
PSG avisó con un remate de Cavani en el caño tras un desborde de Meunier por derecha, y el salteño tuvo su revancha poco después. Kurzawa bajó la pelota en un tiro libre frontal, desde el círculo central, y Cavani se llenó el empeine con la bola y la garganta de gol. Con ese tanto pareció liquidarse la serie, pues Barcelona quedó obligado a meter tres tantos más para clasificar.
El elenco de Luis Enrique no bajó los brazos y siguió atacando casi por inercia, aunque sin ideas. El ritmo del primer tiempo fue insostenible y empezaron a aparecer cada vez más espacios para el contragolpe de los franceses, que poco después del gol de Cavani malograron un mano a mano claro en los pies del uruguayo, bien ahogado por Ter Stegen. Más tarde fue Di María quien falló otra situación clarísima cara a cara con Ter Stegen.
Parecía asegurada la clasificación del PSG con escasos minutos por jugar, pero Barcelona demostró su jerarquía en el epílogo. Neymar metió el 4-1 de tiro libre a los 88’ y el 5-1 de penal a los 91’, luego de que Suárez llevara al árbitro a cobrar equivocadamente un penal por supuesta falta de Marquinhos.
El Barça siguió yendo hasta con Ter Stegen pronto para cabecear, y el inesperado héroe fue Sergi Roberto. El canterano culé aprovechó un centro medido de Neymar y enganchó el balón para desatar la locura en el Camp Nou. Como escrito en una película de suspenso, se abrochó el 6-1 en el minuto 95 cuando parecía imposible.