Bien custodiado

Bien custodiado

El homicida del empresario de origen judío de Paysandú fue traído a Salto ayer para practicarle la pericia psiquiátrica ya que declaró que cometió el crimen por orden divina. El hombre se había convertido al Islam, pero desconocen por qué se fanatizó. Policía investiga vínculos con el exterior. Es el primer caso de esta naturaleza que ocurre en el país.

Tras pericia psiquiátrica en Salto, fue a prisión el homicida de Paysandú.

El brutal asesinato del empresario sanducero David Fremd ocurrido el pasado martes en la ciudad de Paysandú, ha convulsionado a la opinión pública de todo el país, por su crueldad y por razones religiosas, evidente antisemitismo.
Anoche el juez penal de Paysandú, Fabricio Cidade, determinó procesar al asesino del comerciante judío de Paysandú, como autor imputable de tres delitos, según informó El País. La determinación se tomó luego que llegaran los resultados de las pericias psicológicas desde Salto, donde actuó la justicia en la sede penal de la calle Artigas 1080 durante varias horas.
El primer delito tipificado fue calificado como “homicidio especialmente agravado”, por la muerte de David Fremd, al cual atacó profiriéndole varias puñaladas. El segundo delito está referido a la “comisión de actos de odio hacia las personas por actos religiosos”, ya que fue motivado por un acto antisemita. El autor del crimen confesó actuar bajo el poder divino.
Finalmente también se lo encontró culpable por el delito de “lesiones personales”, ya que el hijo de la víctima sufrió heridas luego de intentar ayudar a su padre cuando era atacado.
LA VÍCTIMA
Según la información que pudo recabar EL PUEBLO en la pasada jornada con fuentes sanduceras, el hombre de 55 años de edad, que falleciera tras ser apuñalado, era el propietario de varias empresas en aquella ciudad, de las cuales la más conocida es “La Popular”, como también reconocido integrante de la colectividad judía.
Fue ultimado de 15 puñaladas en la vereda de dicho local comercial, cuando se aprestaba a abrirlo al público a las 15:00 horas, como era de costumbre; encontrándose en compañía de uno de sus hijos, fue sorprendido por el suejto C.O.P.L, quien sin mediar palabra alguna y vociferando loas al Islam, lo apuñaló frenéticamente y con saña, siendo apartado por el hijo de aquel quien logró tirarlo al suelo impidiendo que continuase la feroz agresión, no sin antes recibir también golpes y un corte en la pierna.
El asesino intentó huir del lugar, pero fue interceptado por un transeúnte que presenció el terrible episodio, quien pudo someterlo hasta que se hizo presente la fuerza policial. La víctima fue trasladada inmediatamente hasta la emergencia de la mutualista Comepa, ingresando en estado grave con un riñón, el intestino y el bazo sumamente comprometidos a raíz de las puñaladas recibidas, las cuales provocaron importantes daños a dichos órganos, por lo cual luego de varias horas de intenso trabajo quirúrgico, perdió la vida.
EL AGRESOR
Fuentes policiales afirmaron a este diario que el victimario expresó en su declaración que: “lo hice porque mi religión me dijo que matara a un judío”; no aportando más información al entrar en estado de shock. A su vez, los testigos del hecho manifestaron que el homicida se jactó en reiteradas oportunidades del acto, no pareciendo en ningún momento arrepentido por lo que hizo.
El homicida se trataría de un docente de Primaria, el que habría tenido algunos problemas derivados de su desempeño en la profesión, lo que llevó a que fuese removido de varios cargos; a su vez es poseedor de antecedentes penales por receptación.
De acuerdo a datos extraoficiales brindados a las fuentes policiales por conocidos del detenido y que obran en poder de EL PUEBLO, no haría mucho tiempo que el mismo se habría convertido a la fe musulmana, llamando la atención el fanatismo con el cual procedía al respecto, cambiándose inclusive el nombre, haciéndose llamar “Abdullah”, aparentemente en homenaje a uno de los principales y primeros seguidores de Mahoma.
También se informó que se lo veía concurrir asiduamente a un cybercafé, donde jugaba a videojuegos en los que se asesinaba a personas de todas partes del mundo, siendo las elegidas por él, las de nacionalidad judía. Asimismo, se habría constatado la existencia de una lista con personas de esa colectividad como presuntas futuras víctimas.
Por su parte, la Dirección de Investigaciones de la Zona 1 y el Comando de Jefatura de Policía de Paysandú, procedieron al allanamiento del domicilio del agresor, encontrándose con un Corán traducido al español, alfombras y otros objetos que serían utilizados para practicar la Religión Islámica.
En tanto, en el día de ayer, el Juez Penal de Paysandú, Dr. Fabricio Cidade, ordenó el traslado del detenido hasta la ciudad de Salto, donde se le realizó una pericia psiquiátrica, con el objetivo de poder determinar el estado de su salud mental, y así dictaminar o no, su imputabilidad.
EL PRIMERO
Según informaron fuentes consultadas sobre este caso a EL PUEBLO el crimen del comerciante David Fremd es el primer caso en nuestro país de estas características, vinculado a un tema religioso. Cuando el detenido fue a declarar al juzgado, los funcionarios recibieron amenazas en árabe. El sujeto habla 5 idiomas, entre ellos el español, francés y árabe. Es maestro y hasta el viernes dio clase en una escuela de la ciudad de Paysandú, donde según informaron fuentes policiales a EL PUEBLO la comunidad judía ya habría amenazado al matador del comerciante. En los allanamientos realizados en Paysandú, se recabaron elementos suficientes que daban cuenta que el sujeto tenía el consentimiento suficiente de lo que estaba haciendo y que estaba planificado y organizado con otra gente, también se encontró documentación religiosa.
Ayer, el sujeto vino a Salto a realizarse la pericia psiquiátrica, porque el psiquiatra forense de Paysandú no lo pudo evaluar ya que tiene parentesco directo con familiares de la víctima, de ahí que fue trasladado a Salto para que lo viera un psiquiatra forense en Salto y luego fuera trasladado nuevamente a Paysandú, donde finalmente fue procesado.
LA INFORMACIÓN OFICIAL
EL PUEBLO estuvo presente en el momento en que el detenido era conducido desde la sede judicial en un móvil policial, tras haberle realizado la pericia psiquiátrica por el Psiquiatra del Juzgado Penal local.
En dicha oportunidad, el Comisario Mayor, Miguel Moreira, encargado de la ATA (Agrupación Táctica de Apoyo) de Jefatura de Policía de Salto, fue abordado por los medios que lo esperaban, siendo muy escueto en sus declaraciones. “Lo que hicimos fue un apoyo que la Jefatura de Policía de Paysandú en cuanto a lo que solicitó, que fue el traslado de un detenido por un hecho importante que ellos están investigando y se le brindó apoyo en la sede judicial por lo sensible que es el tema del detenido que ellos tienen”, dijo Moreira.
Ante la consulta del caso al que hacía referencia, Moreira no pudo brindar más detalles y se limitó a decir que se refería a “un detenido por un caso muy sensible”. Sobre el procedimiento llevado a cabo por la Jefatura de Policía de Salto, Moreira dijo que “el apoyo fue del grupo especial de operaciones en cuanto a la seguridad perimetral y personal del detenido. Más información no le puedo decir por la reserva del caso que se está tratando”, concluyó al retirarse de la sede judicial en la tarde de ayer.
FINALMENTE
El juez penal de Paysandú, Fabricio Cidade, determinó procesar al asesino del comerciante judío de Paysandú, como autor imputable de tres delitos, según informó el magistrado a El País. La determinación se tomó luego que llegaran los resultados de las pericias psicológicas desde Salto.
El primer delito es calificado como «homicidio especialmente agravado», por la muerte de David Fremd, al cual atacó profiriéndole varias puñaladas.
El segundo delito está referido a la «comisión de actos de odio hacia las personas por actos religiosos», ya que fue motivado por un acto antisemita. El autor del crimen confesó actuar bajo el poder divino. Finalmente también se lo encontró culpable por el delito de «lesiones personales», ya que el hijo de la víctima sufrió heridas luego de intentar ayudar a su padre cuando era atacado.
Abdullah Omar reconoció que recurre a una mezquita de Montevideo desde hace aproximadamente diez años. Material con datos fueron enviados a la Dirección Nacional de Inteligencia por posibles vínculos con el exterior. Fue derivado al Hospital Vilardebó para que le realicen una nueva pericia psiquiátrica.