Bolsonaro se reúne con la actriz Regina Duarte tras ofrecerle la cartera de Cultura

InterTres

FOTOGRAFÍA DE ARCHIVO DE LA ACTRIZ BRASILEÑA REGINA DUARTE DURANTE LA REUNIÓN PRELIMINAR DE LA 68 ASAMBLEA GENERAL DE LA SOCIEDAD INTERAMERICANA DE PRENSA (SIP) EL 12 DE OCTUBRE DE 2012 EN SAO PAULO (BRASIL). EFE/ SEBASTIAO MOREIRA/ ARCHIVO

Sao Paulo, (EFE).- La actriz Regina Duarte, quien ha sido invitada para asumir la dirección de la Cultura brasileña, y el presidente Jair Bolsonaro conversaron este lunes sobre el «futuro de la cultura en Brasil», tras la destitución fulminante del anterior secretario por usar referencias nazis en un video. Duarte, de 72 años, todavía no ofreció una respuesta oficial sobre si aceptará la invitación realizada por Bolsonaro, pero precisó, de forma metafórica, que ambos ya han empezado un «compromiso», según un comunicado del Gobierno brasileño. «Tuvimos una excelente conversación sobre el futuro de la cultura en Brasil. Iniciamos un «compromiso» que posiblemente traerá frutos al país», señaló Bolsonaro, en un mensaje publicado en Twitter junto con una fotografía al lado de la actriz. Duarte, que por muchos años fue tratada como la «novia de Brasil» por ser la protagonista de varias de las telenovelas de mayor audiencia en el país, estará el miércoles en Brasilia para conocer la Secretaría de Cultura, que está bajo el paraguas del Ministerio de Turismo. En caso de aceptar la invitación, Duarte sustituirá en el cargo a Roberto Alvim, destituido el pasado viernes por emular al ministro de Propaganda nazi Joseph Goebbels en un video oficial que generó una fuerte polémica en Brasil. Bolsonaro ofreció entonces el cargo a Duarte, quien cuenta con más de 50 años de carrera y respaldó públicamente al ultraderechista durante la campaña electoral de 2018. La actriz ganó fama en varios países como protagonista de «Malu Mulher» (1979), una de las series más exitosas de Brasil y en la que interpretaba a una periodista divorciada que en la época lidiaba con asuntos nunca tratados en televisión, como sexo, aborto o drogas. La actriz, quien también participó en el culebrón «Roque Santeiro» (1985), era aclamada de forma unánime hasta que comenzó a asumir públicamente sus posiciones políticas, especialmente en 2002, cuando fue protagonista de una campaña contra el entonces candidato Luiz Inácio Lula da Silva.
En 2018 declaró su apoyo a Bolsonaro y, en plena campaña, lo visitó en su residencia en Río de Janeiro cuando el líder ultraderechista se recuperaba del atentado que sufrió poco antes de las elecciones.