Bonomi: “Toda vez que la Policía llegue a tiempo va a haber problemas”

El ministerio del Interior consideró “óptima” la respuesta policial en el tiroteo en Pocitos; el jefe de Policía informó que al delincuente muerto le disparó uno de sus compañeros.
El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, calificó como exitoso el operativo en torno al tiroteo que se generó en el local de El Correo en Pocitos, y considero óptima la medida en que la Policía reaccione en tiempo y forma. «Cuando la Policía llegue a tiempo, va a haber problemas», sostuvo el jerarca.
“El tiempo de respuesta fue correcto. Toda vez que sea correcto, menos de diez minutos, los van a agarrar adentro”, dijo Bonomi en una conferencia de prensa donde se dieron detalles del operativo.
Las autoridades explicaron cómo procedieron los policías en el lugar. El jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera, destacó el operativo como “óptimo”, ya que transcurrieron solo seis minutos entre que llegó la llamada al 911 y que el primer móvil policial arribó al local.
La Policía también informó que se dispararon 31 balas, de las cuales 21 fueron disparadas por los delincuentes y 10 por los policías. En ese sentido, Bonomi destacó que los policías «tiraron mucho menos y con gran profesionalidad, de no disparar si no se sabe a quién se está disparando».
Layera también informó que el disparo que dio muerte al delincuente fue efectuado por uno de sus compañeros, con el arma que le robó a uno de los guardias de seguridad.
A su vez, tras informar sobre el armamento que tenían los policías y los delincuentes, Bonomi subrayó que fueron erróneas las críticas acerca de la falta de equipamiento.
“Se salió a decir a la ligera que los policías no tenían chalecos. Se han comprado más de 20 mil chalecos. Hay más chalecos que policías. Hay dos policías que podrían estar muertos si no tuvieran chaleco”, expresó el ministro.
Con respecto al armamento de la Policía, Bonomi sostuvo que fue el indicado para el procedimiento. «¿Con qué van a tirar, con metralletas, que no aseguran que (el disparo) se dirige al delincuente?», reflexionó el ministro. «Lo más indicado es la 9 mm, con lo que entró la Policía», dijo.
Por su parte, Layera defendió la valentía y el accionar de los policías, ya que los protocolos de actuación para cuando los delincuentes están dentro de un recinto indica rodear el local, pero como en este caso no se sabía qué pasaba, el efectivo Carlos Rodríguez no tuvo opción que verificar. Y este acto le costó la vida.
La investigación constató que el delincuente abatido tiene varios antecedentes. En un informe realizado a raíz de una rapiña ocurrida el 5 de mayo al mismo local de El Correo, esta persona había sido identificada y requerida por la Policía.
Bonomi aseguró que considera «lamentable el uso de estos hechos con fines políticos». Y agregó que esas actitudes fomentan el enfrentamiento entre los policías, aumenta la desconfianza en las fuerzas públicas y aumenta la inseguridad.
El ministro sostuvo que están «convencidos de que se están haciendo las cosas bien».