Bueno Ferro Carril, no hay de vueltas: es seguir o quedarse

iete días atrás, jugando en su casa del Parque Luis T. Merazzi, el empate fue un resultado con riesgos incluidos. Para colmo de males, un gol de visitante a la cuenta de Zorrilla. Por lo tanto, no es cosa menor, desde el momento que un 0 a 0 (por ejemplo), abrocharía el avance de los artiguenses a la siguiente fase de la Copa Nacional de Clubes.
El hecho es que Ferro Carril en su historia de los últimos años, ha debido pasar por situaciones complejas, intrincadas. Aquel 5 a 0 transitorio de Central de San José y los cuatro goles heroicos que le posibilitaron clasificar a la final. Pero no ha sido el único caso.
Lo de esta tarde en el estadio Matías González, tiene que ver con lo real. Para el actual monarca del Interior, no hay de vueltas: es seguir o quedarse.
LA OBLIGACIÓN
SUPERIOR
Con Ferro, la necesidad le golpea la espalda desde el arranque mismo de esta revancha: está obligado a convertir un gol. Uno o dos o los necesarios. Ferro no se puede quedar en cero. Por lo tanto, en relación al primer juego, DEBE PLANTEARSE una evolución. La verdad sea dicha: no es habitual que Ferro no gane de local por el Torneo de OFI. La hilera de victorias en esas condiciones, surge sin más trámite. El apunte de Ramón Rivas tras los 90’ iniciales ante Zorrilla, fue terminante: “Peor no podíamos haber jugado”. El DT parte de una franqueza y la expande a la cuenta de quien quiso escucharlo. Igualmente los jugadores se aliaron a esa verdad: Ferro distó de ser lo que puede ser. O lo que es.
Por lo tanto, HOY ES EL DÍA, en que debe recomponer imagen, funcionamiento y credibilidad general.
De mitad de cancha para arriba, clave que afinque mejoramiento. Tiene que llegar el gol que le faltó. Si ese gol faltante pega la vuelta, el avance es cosa factible. Caso contrario, más de una duda golpea la puerta. Y sin más trámite.
g
iete días atrás, jugando en su casa del Parque Luis T. Merazzi, el empate fue un resultado con riesgos incluidos. Para colmo de males, un gol de visitante a la cuenta de Zorrilla. Por lo tanto, no es cosa menor, desde el momento que un 0 a 0 (por ejemplo), abrocharía el avance de los artiguenses a la siguiente fase de la Copa Nacional de Clubes.
El hecho es que Ferro Carril en su historia de los últimos años, ha debido pasar por situaciones complejas, intrincadas. Aquel 5 a 0 transitorio de Central de San José y los cuatro goles heroicos que le posibilitaron clasificar a la final. Pero no ha sido el único caso.
Lo de esta tarde en el estadio Matías González, tiene que ver con lo real. Para el actual monarca del Interior, no hay de vueltas: es seguir o quedarse.
LA OBLIGACIÓN
SUPERIOR
Con Ferro, la necesidad le golpea la espalda desde el arranque mismo de esta revancha: está obligado a convertir un gol. Uno o dos o los necesarios. Ferro no se puede quedar en cero. Por lo tanto, en relación al primer juego, DEBE PLANTEARSE una evolución. La verdad sea dicha: no es habitual que Ferro no gane de local por el Torneo de OFI. La hilera de victorias en esas condiciones, surge sin más trámite. El apunte de Ramón Rivas tras los 90’ iniciales ante Zorrilla, fue terminante: “Peor no podíamos haber jugado”. El DT parte de una franqueza y la expande a la cuenta de quien quiso escucharlo. Igualmente los jugadores se aliaron a esa verdad: Ferro distó de ser lo que puede ser. O lo que es.
Por lo tanto, HOY ES EL DÍA, en que debe recomponer imagen, funcionamiento y credibilidad general.
De mitad de cancha para arriba, clave que afinque mejoramiento. Tiene que llegar el gol que le faltó. Si ese gol faltante pega la vuelta, el avance es cosa factible. Caso contrario, más de una duda golpea la puerta. Y sin más trámite.
Se fueron ayer y se la
juegan hoy; ¿qué “11”?
A las 17 horas de la víspera, con la delegación de Ferro Carril partiendo con destino a Artigas. Frente a casos como estos, donde la exigencia y la necesidad están planteadas, Ferro adopta previsiones. Por eso, el traslado se concreta el día anterior. Tras el arribo a Artigas, la delegación iría a pernoctar en un hotel céntrico de la calle Lecueder.
Cena en la noche, descanso después. Hoy sábado, desayuno a media mañana y sobre las 12 del mediodía el almuerzo. Ya para entonces, Ramón Walter Rivas habiendo resuelto definitivamente la integración del equipo titular, teniendo en cuenta una serie de dudas a partir de lesiones, entre ellas las de Pablo Malinovsky y Bruno Fiordelmondo. Por eso la perspectiva también surgiría para Matías Suárez y Enzo Albano. Si no juega Malinovsky, con Albano a la derecha marcando y el “Tato” Viera como zaguero central con Jorge Luis Alvez. El medio, es de los sectores confirmados, más allá de Diego Sebastián Burgos en el arco: Sebastián Silveira, José María Di Nápoli, Juan Alberto Iriarte y Marcelo Menoni. De punta, Carlos Alberto Vera y Paolo Giancarlo Patritti.
Ferro Carril se metió entre los mejores 16 equipos del Interior. Lo de hoy en Artigas, pasa a transformarse en escena crucial. Fue Campeón de OFI en los años 2009 y 2011. En el año del centenario, la franja no oculta la sagrada obsesión de esa tercera corona.
Es la hora: 15.30’
Fue 1 a 1 en el partido de ida disputado el pasado sábado en el Parque Luis T. Merazzi. Hoy en el Estadio Matías González de Artigas, el partido de vuelta.
ZORRILLA DE SAN MARTIN (Artigas) vs FERRO CARRIL (Liga Salteña de Fútbol). Terna de la Liga de Fútbol de Treinta y Tres. Árbitro central: Luis Alvarez. Asistentes: Eduardo García-Edison Segovia. Hora de comienzo: 15. 30’. Veedor, Consejero de OFI, Nelson Fernández.
TRES PARTIDOS MÁS
No solamente jugarán Zorrilla y Ferro Carril hoy sábado. Igualmente tres partidos más. Por la llave 3, Artigas de Durazno vs Unión Juvenil de Durazno.
Llave 5, Esparta de Colonia Valdense vs Central de San José. Llave 7, San Lorenzo de Treinta y Tres vs Lavalleja de Rocha. En el caso de Central, de local, ganó 5 a 0 y Lavalleja de Rocha 4 a 0.
Cabe recordar que a ambos enfrentó Ferro Carril en la pasada edición del Campeonato del Interior de Clubes.
Con Lavalleja en la instancia final, para ser por segunda vez rey del certamen.