Cabaña La Madrugada superó el promedio del año anterior; los 40 toros hicieron ayer 3.910 dólares

Las firmas rematadoras e integrantes de Cabaña La Madrugada mostraron satisfacción total por el resultado del remate anual realizado ayer por primera vez en la propia cabaña donde asistió un importante marco de público llegado de varias partes del país, logrando dispersar rápidamente la totalidad de la oferta tanto de toros como de novillos, que fueron subastados por Enrique Beriau y Germán Gaudín.
LOS VALORES
El promedio de todos los toros Hereford fue de 3.910 dólares, superando el promedio del año anterior donde 40 toros hicieron un promedio de 3.900 dólares. El precio máximo fue de 5.000 dólares y el mínimo de 3.500 dólares. 18 toros astados hicieron un máximo de 4.700 dólares, un mínimo de 3.500, un promedio de 3.972 y 22 mochos hicieron un máximo de 5.000, un mínimo de 3.500 y un promedio de 3.860 dólares. 75 novillos de 2 a 3 años se vendieron al kilo, en 1,80 dólares.
GERMÁN GAUDÍN:
VENTA EXCEPCIONAL
Germán Gaudín consideró que fue un buen remate por el dinamismo de las ventas y los valores logrados y por la cantidad de gente que acompañó a Juan Luis Gaudín después de haber hecho un esfuerzo enorme teniendo en cuenta que trasladó el remate a la cabaña lo que implica un gasto importante para el momento especial que está viviendo a nivel familiar, de manera que “esto es un retorno que la gente le hace a Juan Luis, no solamente por la mercadería que ofreció hoy, que era muy buena, sino en atención asimismo a la parte humana”, expresó.
En lo que respecta al remate en sí, indicó que la venta de toros fue excepcional, con muy buenos promedios, y dispersión hacia varias partes del país.
En cuanto a la venta de los novillos señaló que la gente “premió la genética, la clase de ganado, la novillada se pagó muy bien”.
JUAN LUIS GAUDÍN:
MUY AGRADECIDO
Al final de las ventas, Juan Luis Gaudín, principal de La Madrugada fue muy felicitado y elogiado tanto por la mercadería que presentó como por la ambientación y el servicio que ofreció ayer la cabaña. En diálogo mantenido con EL PUEBLO se mostró muy contento, y agradeció especialmente “a esa cantidad de gente que vino, de Tacuarembó, Soriano, Artigas, Mercedes, Maldonado, Paysandú y Salto”. En lo que respecta a los valores, indicó que los novillos fueron muy bien pagos, sin embargo consideró que a los toros, tal vez “le entraba algún precio más”.
ENRIQUE BERIAU:
TRÁMITE ÁGIL
Y DINÁMICO
Por su parte el martillero Enrique Beriau se mostró muy emocionado por el resultado obtenido, expresando su agradecimiento a los amigos y clientes de la familia Gaudín, como de Gaudín Hnos. y de su escritorio, por haberlos acompañado. “El remate se realizó ante un trámite muy ágil y dinámico, donde los toros entraban y ya tenían precio, los promedios fueron muy buenos”, señaló Beriau haciendo referencia a la venta de los toros como de los novillos que, según entendió era una novillada que destarada estaba pesando en el entorno de los 380 kilos.
“Este año la cabaña ha finalizado su venta anual, nosotros ya estamos trabajando para el año que viene, solo nos resta agradecer a todos los que compraron, los que trabajaron, al escritorio Gaudín Hnos y a Juan Luis Gaudín por darme la enorme responsabilidad de conducir este remate que ya lo tengo como mío y lucho por él como no lucha nadie”, afirmó.

Las firmas rematadoras e integrantes de Cabaña La Madrugada mostraron satisfacción total por el resultado del remate anual realizado ayer por primera vez en la propia cabaña donde asistió un importante marco de público llegado de varias partes del país, logrando dispersar rápidamente la totalidad de la oferta tanto de toros como de novillos, que fueron subastados por Enrique Beriau y Germán Gaudín.

LOS VALORES

El promedio de todos los toros Hereford fue de 3.910 dólares, superando el promedio del año anterior donde 40 torosSAM_2273 hicieron un promedio de 3.900 dólares. El precio máximo fue de 5.000 dólares y el mínimo de 3.500 dólares. 18 toros astados hicieron un máximo de 4.700 dólares, un mínimo de 3.500, un promedio de 3.972 y 22 mochos hicieron un máximo de 5.000, un mínimo de 3.500 y un promedio de 3.860 dólares. 75 novillos de 2 a 3 años se vendieron al kilo, en 1,80 dólares.

GERMÁN GAUDÍN: VENTA EXCEPCIONAL

Germán Gaudín consideró que fue un buen remate por el dinamismo de las ventas y los valores logrados y por la cantidad de gente que acompañó a Juan Luis Gaudín después de haber hecho un esfuerzo enorme teniendo en cuenta que trasladó el remate a la cabaña lo que implica un gasto importante para el momento especial que está viviendo a nivel familiar, de manera que “esto es un retorno que la gente le hace a Juan Luis, no solamente por la mercadería que ofreció hoy, que era muy buena, sino en atención asimismo a la parte humana”, expresó.

En lo que respecta al remate en sí, indicó que la venta de toros fue excepcional, con muy buenos promedios, y dispersión hacia varias partes del país.

En cuanto a la venta de los novillos señaló que la gente “premió la genética, la clase de ganado, la novillada se pagó muy bien”.

JUAN LUIS GAUDÍN: MUY AGRADECIDO

Al final de las ventas, Juan Luis Gaudín, principal de La Madrugada fue muy felicitado y elogiado tanto por la mercadería que presentó como por la ambientación y el servicio que ofreció ayer la cabaña. En diálogo mantenido con EL PUEBLO se mostró muy contento, y agradeció especialmente “a esa cantidad de gente que vino, de Tacuarembó, Soriano, Artigas, Mercedes, Maldonado, Paysandú y Salto”. En lo que respecta a los valores, indicó que los novillos fueron muy bien pagos, sin embargo consideró que a los toros, tal vez “le entraba algún precio más”.

ENRIQUE BERIAU: TRÁMITE ÁGIL Y DINÁMICO

Por su parte el martillero Enrique Beriau se mostró muy emocionado por el resultado obtenido, expresando su agradecimiento a los amigos y clientes de la familia Gaudín, como de Gaudín Hnos. y de su escritorio, por haberlos acompañado. “El remate se realizó ante un trámite muy ágil y dinámico, donde los toros entraban y ya tenían precio, los promedios fueron muy buenos”, señaló Beriau haciendo referencia a la venta de los toros como de los novillos que, según entendió era una novillada que destarada estaba pesando en el entorno de los 380 kilos.

“Este año la cabaña ha finalizado su venta anual, nosotros ya estamos trabajando para el año que viene, solo nos resta agradecer a todos los que compraron, los que trabajaron, al escritorio Gaudín Hnos y a Juan Luis Gaudín por darme la enorme responsabilidad de conducir este remate que ya lo tengo como mío y lucho por él como no lucha nadie”, afirmó.