Cada día, cuatro niñas sufren abuso sexual en Paraguay, según Gobierno

Asunción, 7 may (EFE).- Un promedio de cuatro niñas cada día son víctimas de abusos sexuales en Paraguay, informó hoy el Ministerio de Salud Pública, que busca fortalecer la atención a niños, niñas y adolescentes víctimas de este tipo de hechos, en colaboración con otras instituciones. La prevención del abuso sexual y del embarazo adolescente centrarán este lunes una reunión entre el Ministerio de Educación, el de Salud Pública y la estatal Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia, que contará con el apoyo del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).
La reunión servirá como preparación para el lanzamiento del Marco Estratégico Regional de Prevención y Reducción del Embarazo Adolescente No Intencional, que se presentará en Paraguay el próximo 6 de junio, con presencia de autoridades del Cono Sur. El ministerio recordó que cada día dan a luz dos niñas menores de 15 años en Paraguay, el país de la región con el segundo índice más alto de embarazo adolescente no intencional, según la fuente. Además, los servicios de salud amigable e integral del Ministerio de Salud Pública (MSP) para personas de entre 10 y 19 años atienden cada semana un promedio de diez casos de violencia.
«Estas cifras visualizan la falta de acceso de las niñas y adolescentes a bienes y servicios que les permitan ejercer sus derechos sexuales y reproductivos y, además, constituyen una barrera para que las niñas ejerzan su derecho a la educación, a un desarrollo saludable y logren una transición exitosa hacia la vida adulta», señaló el Ministerio. El ente aseguró que el embarazo y la maternidad en la adolescencia son, en la gran mayoría de los casos, producto de la inequidad y la desigualdad, que puede ser social, territorial, étnica, cultural, económica, de género, o educativa, entre otras. Agregó que, si bien la salida del sistema educativo es anterior al embarazo en la mayoría de los casos registrados en el Cono Sur, es necesario profundizar los esfuerzos para mantener o reinsertar a las adolescentes en riesgo de abandono escolar, y facilitar la continuidad escolar de las adolescentes embarazadas y madres.
EFE