Capturan banda de menores sicarios acusada de 17 crímenes

La historia es digna de un filme policial sangriento; pero no es ficción. Es la pura realidad. Pasa en Montevideo, en Casabó. La Policía capturó a una banda de menores que son sospechados de haber cometido 17 crímenes. El barrio lo sabía, pero nadie hablaba por miedo. Hubo un punto de inflexión: la última víctima, una niña de cuatro años que resultó herida de bala en su abdomen.
“El Rey”, joven de 21 años y vinculado a 10 homicidios, fue capturado el pasado martes 9 por investigadores de Homicidios de la Zona III y procesado por primera vez el miércoles por la jueza Graciela Eustachio. Ayer fueron detenidos “el Sebita”, “el Purri” y “Aron” –menor de edad–. “El Dibu”, hermano del primer detenido, fue capturado este miércoles.
Mencionados en 17 crímenes por encargo, son integrantes de una banda de sicarios que arrasó en Casabó, consigna El País.
La investigación comenzó un año atrás. El primero de los buscados fue “el Rey”. “Se venden por droga (…) y dinero”, según informa el matutino. Una vez acordado el precio, el sicario recibe un arma y contrata “a algún amigo para que le maneje la moto”.
El pasado 6 de diciembre se produjo el ataque que motivó la reacción de los vecinos: una niña de 4 años resultó herida en su abdomen tras el rebote de una bala, consecuencia del “trabajo” que “el Rey” y “el Sebita” debían cerrar. La ofensiva inicial fue contra un menor de 14 años que “charlaba con otros amigos frente a un pequeño almacén”, indica El País en base a documentos judiciales a los accedió.
Finalmente, el adolescente –que tiene anotaciones como menor por hurtos- registró heridas de bala en el codo y en el talón de la pierna izquierda.
La niña continúa internada en el Hospital Pereira Rossell. El adolescente ya fue dado de alta.
La jueza Julia Staricco y la fiscal Ana María Tellechea iniciaron un expediente para investigar el caso.
n

La historia es digna de un filme policial sangriento; pero no es ficción. Es la pura realidad. Pasa en Montevideo, en Casabó. La Policía capturó a una banda de menores que son sospechados de haber cometido 17 crímenes. El barrio lo sabía, pero nadie hablaba por miedo. Hubo un punto de inflexión: la última víctima, una niña de cuatro años que resultó herida de bala en su abdomen.

“El Rey”, joven de 21 años y vinculado a 10 homicidios, fue capturado el pasado martes 9 por investigadores de Homicidios de la Zona III y procesado por primera vez el miércoles por la jueza Graciela Eustachio. Ayer fueron detenidos “el Sebita”, “el Purri” y “Aron” –menor de edad–. “El Dibu”, hermano del primer detenido, fue capturado este miércoles.

Mencionados en 17 crímenes por encargo, son integrantes de una banda de sicarios que arrasó en Casabó, consigna El País.

La investigación comenzó un año atrás. El primero de los buscados fue “el Rey”. “Se venden por droga (…) y dinero”, según informa el matutino. Una vez acordado el precio, el sicario recibe un arma y contrata “a algún amigo para que le maneje la moto”.

El pasado 6 de diciembre se produjo el ataque que motivó la reacción de los vecinos: una niña de 4 años resultó herida en su abdomen tras el rebote de una bala, consecuencia del “trabajo” que “el Rey” y “el Sebita” debían cerrar. La ofensiva inicial fue contra un menor de 14 años que “charlaba con otros amigos frente a un pequeño almacén”, indica El País en base a documentos judiciales a los accedió.

Finalmente, el adolescente –que tiene anotaciones como menor por hurtos- registró heridas de bala en el codo y en el talón de la pierna izquierda.

La niña continúa internada en el Hospital Pereira Rossell. El adolescente ya fue dado de alta.

La jueza Julia Staricco y la fiscal Ana María Tellechea iniciaron un expediente para investigar el caso.