Carlos Albisu y Carlos Silva se reunieron con el director nacionalista de la ANP, Juan Curbelo

Navegación, Comercio, Turismo e Integración fueron los temas que los dirigentes
blancos de Salto mantuvieron en la Administración Nacional de Puertos

Si bien hoy toda la costa del Departamento de Salto parece estar de espaldas al Rio Uruguay y el lago de Salto Grande, otra fue la hermosa realidad en el pasado. Cuando Salto era reconocida en toda América por sus astilleros, su trabajadores y artesanos navales, por los barcos que surcaban el rio Uruguay, subiendo por el Paraná, haciendo puerto de una lado y del otro de la costas Uruguaya y Argentina .Para Carlos Albisu y para la Lista 50 las cosas deben volver de forma moderna a lo que fue en su momento, utilizar el rio como ruta de transporte, y también el lago de Salto Grande.albisu, silva y curbelo
No solo es una gran salida de productos a granel, o cargas pesadas como la madera, que descongestionaría nuestra ruta 3, sino también sería una forma de integrar poblaciones, fomentar el turismo, la navegación deportiva, la pesca recreativa, entre otras cosas. Dando trabajo a los salteños, creando oportunidades.
Por el puerto de Salto se realizó la reunión con el Director de la ANP Juan Curbelo, el martes 4 de junio, revisando las opciones que se tienen pensadas para el futuro, sobre todo para cuando el Partido Nacional acceda al gobierno Nacional y Departamental, lamentablemente para este periodo no hay planes y no hay tiempo. Los temas tienen que ser estudiados y diagnosticados con antelación, para luego aplicar las medidas necesarias rápidamente. Sin dudas que la profundidad en el puerto de Salto es todo un problema, de allí que se tenga que pensar en adecuar las embarcaciones a las profundidades existente, o buscar soluciones más costosas como es un puerto aguas abajo donde haya posibilidades de llegar con barcos de más calado.
En cuanto al Lago de Salto Grande, tanto Albisu como Silva trabajan la idea de que los puertos de Constitución y Belén, sean las entradas turísticas a la costa uruguaya.
Tanto en una localidad como otra, hay destacamentos donde bien se podrían establecer los controles necesarios para que llegaran la embarcaciones argentinas y partieran las uruguayas. Los puertos de Constitución y Belén dependen de la Dirección Nacional de Hidrografía, y deberían ser declarados como Pasos de Frontera habilitados a recibir pasajeros, turistas, con los debidos controles de Aduana, Migraciones y la Barrera Sanitaria. Sin dudas que eso puede ser el comienzo de un gran cambio para las economías de ambas localidades Salteñas, buscar por el lado de la Integración con Federación y con Puerto Luis junto a la represa, iniciando un corredor náutico, deportivo, turístico y porque no de traslado de pasajeros. Allí el equipo de la Lista 50 cuenta con el aporte de Gustavo Coronel, quien fuera Cónsul Uruguayo en Concordia durante 5 años y que trabajo todos estos temas profundamente.
Son nuevas realidades, que de la mano de la tecnología actual podrían implementarse de una manera muy fácil, siempre y cuando haya voluntad de trabajo y de cambio.
Volver a nuestras raíces, ponernos de frente al rio y al Lago y basados en la Integración, el Turismo y el Comercio rescatar las economías de Constitución y de Belén y también revivir el puerto de Salto.