Carne mal habida y armas de fuego fueron incautadas por la policía

cuando la Justicia Penal de nuestra ciudad así los disponga, será emplazado el autor de la faena clandestina que huyó del control policial y que fue capturado algunos kilómetros más adelante por la Policía con más de 500 kilogramos de carne vacuna y varias armas que obraban en su poder con municiones.
El procedimiento se realizó en horas de la tarde del sábado. Fue cuando personal de la Brigada Especial de Prevención y Represión del Abigeato, se había apostado sobre el kilómetro 14 de la Ruta 31 para hacer un control de rutina.
Tal como informó EL PUEBLO en la pasada edición, fue detenida una camioneta Toyota, modelo Hilux, de color gris, doble cabina, pero cuando iba a ser inspeccionada por la Policía se dio a la fuga.
La misma pudo ser detenida rato después sobre la avenida Apolón pasando la Vía Férrea, luego de una persecución iniciada por el grupo BEPRA, los que con apoyo de efectivos de las seccionales policiales Quinta y Segunda, lograron interceptarle el paso al vehículo.
Allí procedieron a detener a su conductor y lo trasladaron hasta la Seccional Cuarta de Policía. El hombre transportaba en la camioneta unos 505 kilogramos de carne vacuna, además de varias armas a saber, un rifle Mauser, una pistola, una mira telescópica, 12 metros de piola, 3 cuchillos, una chaira, dos caravanas de animales, varios proyectiles de distintos calibres, teléfonos celulares y una canana de cuero.
La policía comenzó a investigar el origen del hecho que motivó la persecución de este hombre y la procedencia de los elementos incautados. Para esto, se continuó con las investigaciones llevando a cabo un procedimiento en una vivienda ubicada en las inmediaciones de la localidad de San Antonio.
Allí pudieron incautarse dos cueros vacunos y también fue detenida otra persona.
Por este hecho, la carne incautada quedó depositada en la Carnicería Policial y en relación a este hecho fue detenida una tercera persona.
Luego de haber sido averiguados los detenidos por estos hechos se puso en conocimiento del caso al Juez Penal de Turno, el Dr. Francisco Massitta, quien dispuso que la carne sea inspeccionada por el personal de la Dirección de Bromatología de la Intendencia de Salto.
Además ordenó que se labre actas a los involucrados sobre lo ocurrido y acerca de la procedencia de los elementos que pudieron ser incautados, que se le permita retirar a los involucrados y que los mismos fueran notificados hasta la sede penal de la calle Artigas 1080, así como también que se eleven los antecedentes en relación a este caso.
DENUNCIA
Otro hecho similar ocurrió en un establecimiento agropecuario que está ubicado en las inmediaciones de la Seccional Cuarta de Policía.
Esta vez fue cuando el propietario de dicho establecimiento denunció ante la mencionada dependencia policial, que personas extrañas le robaron un ternero de unos 6 meses, el que estaba atado cerca de la casa principal de ese lugar.
Pero posteriormente, los delincuentes lo carnearon  unos 150 metros aproximadamente de donde estaba atado.
En esa oportunidad, se llevaron consigo todas las pulpas del animal quedando los restos en el lugar. La policía que concurrió hasta ese punto, pudo constatar lo denunciado y ahora practica averiguaciones correspondientes al caso, para tratar de aclararlo.