Cartas sobre la mesa: “A” y “B” sin acuerdo

Por lo menos a la posibilidad se la manejó. No otra que la Divisional Primera “B” se convirtiera en preliminarista de la “A”. A esa opción se la manejó a nivel de la Comisión de Planificación. Pero finalmente con todas las cartas sobre la mesa, la ausencia de acuerdo. A la luz de ello en la temporada próxima, sin marcarse excepciones. La “A” por su lado y la “B” por el otro. Igualmente habría que ir descartando la fusión entre las divisionales “B” y “C”. Sin armonía de base para acumular a los equipos de las dos divisionales en una sola. Intereses antagónicos.
Restará saber la Divisional “B” cuando despega en su torneo. Es posible en la primera quincena de marzo. Es posible. Lo cierto es que el fútbol transita por el gobierno de la teoría, mientras la práctica hace agua por todos lados. A las pruebas hay que remitirse.