Castigo?

Cuando Salto eliminó a Colonia no fue obra de lo casual: se sabía a quién se tenía enfrente.

Sin embargo, la situación radicalmente opuesta se originó antes del primer partido ante Durazno: el combinado “naranjero” acudió al juego de ida en el Estadio Octavio Silvestre, sin saber nada del rival.

Desconociendo aspectos básicos de Durazno y lo del sábado no fue casualidad…

La décima corona del interior

¿Qué tiene Durazno que no tengamos NOSOTROS?

En la zona Sur y Este del Interior, el fútbol de Durazno a nivel de selección, es un fútbol-referente. Todos los departamentos vecinos y un poco más, admiten encendidamente la relevancia del fútbol de Durazno y la categoría a nivel de selección. De última, Campeón de Mayores y además, Vice Campeón Nacional en juveniles. No es poca cosa. Es reverenciar su vigencia misma.

Un protagonismo manifiesto, selecto, incontrastable. Y un detalle que no es menor: a nivel del Interior en mayores, fue la DÉCIMA CONSAGRACIÓN DE DURAZNO. Suma nueve títulos más que Salto, que solo alcanzó la gloria en 1979.

Sugestivo, curioso es que la Liga de Fútbol de Durazno no está considerada “una Liga fuerte”, pero sin embargo a la hora de compaginar sus selecciones, produce un rédito no menos que admirable. Lo ampara un sentido de organización vital y en la cancha, la personalidad de un equipo apto, generoso, cargado de variantes y expuesto a la acción, sobre la base de argumentos distinguidos, criteriosos.

¿Cuántas selecciones del Interior disponen de jugadores como Matías González, Jorge Reyna, Diego Tierno, Wilmar González y Gerardo Gasañol? Pero además, la frescura de su fútbol y la avidez ofensiva toda vez que la pelota pasa a su poder. Fue un legítimo campeón. Ninguna pretensión de márgenes para la duda.

Pregunta: ¿qué tiene Durazno que no tenga Salto?. ¿Por qué ellos sí y nosotros no?. Esos diez campeonatos de ellos y uno de nosotros, ¿sobre la base de cuál explicación?.  ¿Alguien la sabe?. Alguien la tiene?.

 11

Definitivo:

La red lumínica del Dickinson… ¡de terror!

Mirada desde el sector oeste del Dickinson, la tribuna Esc. Fernando Irazoqui (este), se pierde en la oscuridad. Pero además, esa parcela del campo de juego, sumida en la mismísima penumbra. Desde que asumió el nuevo Cuerpo de Neutrales de la Liga, plantearon como una de las prioridades el mejoramiento de la red lumínica del estadio. El gran tema es uno: el tipo de lámparas incorporadas al sistema del Dickinson, simplemente cayeron en desuso y o vienen más!. Antiquísimas en relación a las nuevas opciones a ese nivel. Por lo tanto, no es fácil la solución, cuando ni siquiera se trata de una cuestión económica. Lo del sábado a la noche, resultó comprobable de la penosa luz del Dickinson. Si de ese aspecto se trata, la Liga Salteña de Fútbol llega a la celebración del centenario… a media luz.

Por lo demás en la tribuna del Este, los hinchas de Durazno, no dejaban de asombrarse por la limitación de los gabinetes higiénicos del sector en cuanto a espacio. En el primer tiempo, la larga y testimonial espera que no faltó. Al fin de cuentas, más de una inyección renovadora del Dickinson, es todo un imperativo.

Desde Montevideo

“Cubilla” Hernández y Salto en el corazón

“Un abrazo grande a Cavani y todo el grupo de jugadores. Mucha suerte y a ganar. Fuerza desde acá; Arriba Salto! “Cubilla” Hernández y flía”.

Sobre las 20.27′ del pasado sábado, ese mensaje de texto a un cronista de EL PUEBLO, desde Montevideo. El autor, no otro que ELBIO HERNÁNDEZ. Ya en el Parque Ernesto Dickinson, la derivación del mensaje a quienes correspondía en la medida que fue posible. Lo cierto es que ante una instancia clave como la del sábado, a la distancia, “Cubilla” no resignó al Salto-selección de su sentimiento por siempre.

El nombre de Elbio, realimenta ese pasado vivificante y con gloria incluida de los años 70. “Cubilla” fue Campeón del Litoral (1978-1979) y del Interior con Salto (1979), para después surcar los 500 kilómetros y desembocar en El Tanque de Montevideo. A 32 años de aquel Salto monarca del Interior, luego irrepetible en la historia. El 1 a 1 en Treinta y Tres abrochaba en la leyenda el Salto de Raúl Banfi.

Los “naranjeros” que se fueron a otros lares, pero que sin embargo, no archivan ese llamado del corazón con forma de combinado. “Cubilla” sabe de qué se trata…

Todo le salió al revés

Ahora sí: no más Kutscher

Pese a que ninguno de los 34 clubes que militan en la Liga Salteña de Fútbol a través de los delegados en la Asamblea Anual Ordinaria, recogió su nombre como opción de continuidad, el presidente Kutscher permaneció adherido al ciclo de la selección. En su momento, hubo solicitud del Cuerpo Técnico, para que el ex presidente se sostuviera en funciones en el marco del combinado. Así lo hizo Don Juan. El sábado a la noche con la derrota de Salto frente a Durazno y la ilusión misma de reinado, se apagó DEFINITIVAMENTE EL CICLO de Kutscher en la Liga Salteña de Fútbol. Al cabo, a Don Juan, todo le salió al revés en los últimos tiempos.

Nadie apostó a su continuidad en la presidencia de la Liga Salteña de Fútbol y de última, la selección eliminada del sueño de campeón. Don Juan dejó la estela de su conducción amargamente al margen de la clase y el talento.

La de Don Juan fue por sobre todo, una conducción vacía de jerarquía y decorada de mediocridad: la historia no lo cobijará. Al contrario, desde ya: le dispara. La historia no pretende amamantar determinados hechos, circunstancias y personajes.

EL STAFF

Jefe de Sección Deportes:

RODRIGO A. JARDIM

Periodistas:

ELEAZAR J. SILVA

JOSÉ LUIS TORIANI

LUIS DÍAZ

DANIEL SILVEIRA

Fotógrafo: VICENTE MASSARINO

Colaboración: Enrique Tourn

Diagramación:

RODRIGO JARDIM

César A. García

José Enrique Ortiz

 

Lo que el viento no se llevó

Cuando Salto fue a Durazno… a “ciegas”, sin saber nada del rival

Hasta las semifinales de la Copa Nacional de Selecciones del Interior, Salto llegó en cada caso, teniendo en claro aptitudes e inconsistencias del rival de turno. Pasó con Paysandú, Artigas, Tacuarembó y Colonias. Características generales del funcionamiento y piezas de mayor gravitación. Salto fue impacto para varios cuando eliminó a Colonia y no fue obra de lo casual: se sabía a quién se tenía enfrente.

Sin embargo, la situación radicalmente opuesta se originó antes del primer partido ante Durazno: el combinado “naranjero” acudió al juego de ida en el Estadio Octavio Silvestre, sin saber nada del rival. Desconociendo aspectos básicos de Durazno y sobre todo, disponer de un listado de sus futbolistas, en aquellos puestos donde la relevancia mayor estaba planteada.

¿QUIENES SON ESOS ROJOS?

Cuando el partido comenzó, recién entonces los jugadores salteños supieron de la implicancia capital de Wilmar González, Jorge Reyna y Gerardo “Canario” Gasañol en Durazno, por mencionar a solamente tres de los más resonantes. No son los únicos, claro, en un equipo, donde el valor individual se plantea a todas luces y donde la riqueza conceptual y técnica en el funcionamiento, tampoco falta.

Más de un jugador en su momento le expuso a EL PUEBLO en voz baja, después de ese partido: “No teníamos la menor señal de lo que era Durazno, por eso, además de no jugar bien nosotros, no hubo precauciones”. Sin dudas que en ese partido del 3 a 1, los rojos del Yi comenzaron a cimentar el nuevo capítulo de su reinado.

A su vez, en el tiempo actual donde el fenómeno de las comunicaciones y la información está claramente planteado y no existe aquello que no se sabe, Salto fue a Durazno poco menos que con los ojos vendados. No por nada le fue como le fue.

No hubo quien haya planteado la interrogante

En la tierra de los “9”, la selección no lo tiene…

En el fútbol de la Liga Salteña de Fútbol, una situación surge de hecho: el nada despreciable número de delanteros de punta. O de centrodelanteros. O de “nueve”-“nueve”. Recorrer la nómina, es capaz de convertirse en un ejercicio básico.

Un repaso a vuelo de pájaro: Wilson Núñez, Marcelo “Oveja” Mezza, Fabricio “Cuervo” Lairihoy, Angel “Tito” Pereira, Marcelo “Portugués” Soria, Cristian “Percha” González, Fernando “Nano” Pintos, Dany Miranda, Alexander Píriz…. Ahí nomás, nueve centrodelanteros. Pero hay más.

HASTA PABLO FUE VOLANTE

Sin embargo, la selección salteña que afrontó la edición 2010 de la Copa Nacional de Selecciones del Interior, acusó el mal de ausencias en ese orden. La presencia de Dany Miranda, fue de escasos minutos. Simplemente ocasional. Para colmo de males, Pablo González que fue “9” en Ceibal, en el combinado fue transferido a la función de volante central. Por lo tanto, lejos del área. Distante de la función que siente. Por otra parte de mitad de cancha para arriba, Salto como parte misma de jugadores de estatura limitada a la hora de la progresión. Tres casos concretos: Nicolás Fagúndez, Carlos Vera y Rodrigo Quiroga. Extraño es que Luis Cavani, habiendo sido “nueve-nueve”, haya descartado la opción de un “nueve” en su equipo.

No hubo quien en estos cuatro meses de selección no haya planteado la interrogante: ¿por qué el combinado no incluye un “9”, cuando en el medio simplemente no faltan?

Segunda etapa

Ferro Carril: en la hora de techar el gimnasio

La nueva partida de dinero, llegando del Ministerio de Transporte y Obras Públicas.

Para Ferro Carril no deja de ser un aspecto clave, desde el momento que implica abordar la segunda etapa del proyecto, en el marco del gimnasio que se levanta en el predio contiguo a la sede social, sobre el sector que da hacia las calles 19 de Abril y 1ero de mayo.

Una vez que se contemple lo aludido, los trabajos sabrán de una aceitada dinámica, por lo que no más allá del mes de mayo, el gimnasio sabrá de la nueva etapa: la del techado.

Al fin de cuentas, el año para Ferro Carril se inscribe en lo trascendente: la nueva participación del equipo en el Torneo de Clubes de OFI, la incorporación de Atilio Lima para cimentar la formación de basquetbolistas, la nueva etapa en su gimnasio, el objetivo de recuperar la corona en el fútbol local.

Al fin de cuentas, esa base intransferible de cara a un año 2012 especialísimo en la historia ferrocarrilera: la entidad que preside Juan Carlos Realini, estará llegando a los 100 años de historia. Nació un 1º de diciembre de 1912 y con 40 torneos salteños acumulados, es el más laureado de todos a nivel del fútbol salteño.

En tanto, en el 2009, se sacó la espina: fue rey de OFI. Ferro de ayer. Y de hoy.

Martín Cavalheiro en Cerro

“Tengo las mismas ganas de siempre”

“De lo que se trata es que la gente de Cerro vuelva a creer otra vez en el equipo, en el plantel, en quienes en la cancha defienden la causa del club. Por sobre todo eso”.

Con MARTIN CAVALHEIRO, la cuestión es una: más allá de haber alistado en no pocos equipos del medio, no se podrá cuestionar su esencia cerrense.

Es la camiseta. Es el club. Es el barrio. Es la gente…”y sí. Este año voy a jugar en Cerro. Digo que tengo las mismas ganas de siempre. ¿Vieron cuando se dice que un futbolista está enchufado para jugar y dar lo mejor de sí? Bueno… me pasa eso. Pero además, el estímulo por el grupo que se formó en Cerro. Seremos un plantel corto, pero si evitamos expulsiones por ejemplo, estamos en condiciones de respuesta. Hacer este año la base, mantenernos en la divisional y dar pelea a todos. Figurar lo más arriba posible. Sobre todo, que los más jóvenes del plantel vayan convenciéndose de que Cerro es posible”.

El caso de Martín. Su vigencia en el fútbol. El espíritu que no se quebranta. El físico intacto. ¡No hay gramos de más! Culto a su pasión de entrega. Esa misma de Martín.