“Cavani no es marcable”

El celestial momento del goleador y para orgullo “naranjero”, una frase-sentencia por Ruggeri.

La programación de VTV incluye en su grilla, el programa “Fanáticos” que orienta el periodista Scelza. Convengamos que Scelza fue en el tiempo resignando adhesión popular, a partir de determinados enfoques, posturas analíticas, sumándose a un desgaste progresivo de su imagen, según ese mismo pronunciamiento popular. De lo que no hay dudas es que ese programa sabe de una singular resonancia, porque el periodista apela a auténticos personajes del fútbol universal a la hora de la entrevista. En algunos casos, imperdibles confesiones de parte de quienes ha alcanzado el sagrado elixir de la gloria.
Repaso de trayectoria, conceptos en pro del fútbol y anédcotas que van tapizando la escena. De última, el periodista de Tenfield abrió diálogo con Oscar Alferdo Ruggeri, el argentino que alistara en River Plate, Boca Juniors, San Lorenzo, Real Madrid y Lanús, siendo bastión de selecciones argentinas y uno de ellas, de impacto ecuménico: Campeón Mundial de 1986.
“ES UNA COSA DE LOCOS”
En un determinado momento, Ruggeri habla de la selección de Uruguay y recala en Luis Suárez y Edison Cavani, los dos salteños de la perceptible sensación. Cuando habló de Cavani, dejó en claro un foco de mira singular. Bien a la manera de Ruggeri. “Ahí está el caso de Cavani. Es una cosa de locos, porque llega un momento en que cuesta determinar cuál es la función. De qué juega. Porque aparece por el lugar menos impensado”.
Y tras ello, el exzaguero en los años 80 y 90, concluyó en una frase que quizás no fue expuesta antes y que desde EL PUEBLO, es del caso refrendar: “Cavani no es marcable”.
Una expresión de Ruggeri, capaz de amplificar el bien entendido orgullo “naranjero”, por este Edinson Cavani de la dimensión vital, jugando y goleando, conjugando arte y sacrificio, pero también el arte de la resolución como cuestión tan predominante como vital.
Más allá de razones deportivas en tanto, la validez de rescatar un punto de mira clave, que surgió del propio Luis Cavani. En esa hora desde el padre, hubo cosas que decir:
«Desde que comenzó a jugar en el baby fútbol, así como se fue formando como futbolista, como padres lo fuimos formando como persona y en eso estoy seguro que primero está la buena persona y después el futbolista; por eso hoy está donde está».

cats

¿Dónde es más visible
una imagen del crack?

La colocación de la estatua de Luis Suárez en plena calle Uruguay, activó la polémica. O el cuestionamiento. O el aval también. Porque en cierta medida, se acuña la inrterrogación: ¿Si a Suárez sí, por qué a Cavani no? En tanto, no han faltado objetivos, ideas, propuestas inherente a “que tributo puede surgir desde el pueblo de Salto a Edison Cavani”.
Una de ellas, “que la imagen de Cavani luzca a la entrada de Salto viniendo desde el sur y en lo posible en la propia zona de Termas del Daymán”.
De lo que no hay dudas es que más allá de toda la imponencia ejecutiva de Luis Suárez y sus dotes de jugador, Cavani recoge en los salteños una simpatía especial, que no pasa por la predilección. Después de tPlayers with Uruguay's Olympic footballodo, los dos en la elite del fútbol mundial.
Aunque el hecho de Cavani llegar a Salto con relativa asiduidad, potencia el afecto de no pocos. Con Suárez a ese nivel la distancia se plantea, no porque el crack de Barcelona así se lo proponga, sino porque sus afectos más sonoros no tienen que ver con nuestro terruño.
A los 7 años ya vivía en Montevideo, como consecuencia de la decisión de sus padres de tentar un más fecundo brío laboral.

“Nunca me presionaron
para que fuese futbolista”

Un tiempo de Edinson Cavani simplemente excepcional. Goles con Uruguay. Goles con el PSG. Goles en el trayecto de cara a Rusia 2018. Goles en la Liga de Francia y en la Liga de Campeones de Europa. En tanto, días atrás, un reportaje de Marcos Vitete (San José) a Edinson Cavani, derivó en confesiones singulares de la estrella del PSG lostresfrancés, exPalermo y Nápoles de Italia.
En el marco de la nota, Cavani remarcó la figura de su padre, “porque me inculcó el amor por el fútbol”. De todas maneras, estableció a renglón seguido que “en mi familia nunca me presionaron para que fuese futbolista. Se me decía de la importancia del estudio. Pero el hecho es que en mi familia el fútbol fue siempre un eje de diálogo, de conversación. Incluso yo veía el sacrificio de mi hermano Fernando para intentar llegar a ser alguien en el fútbol y lo competitivo que se torna cuando se llega a un determinado nivel y exigencia”.
La admiración de “Edi” Cavani sobre Walter Fernando Guglielmone, es indestructible en el tiempo. Ahí ese espejo en el tiempo, en tanto aquella niñez se tapizó de fútbol, “siguiéndolo a mi padre cuando era Director Técnico. Claro, cuando uno es chico se encargara de patear la pelota y que los grandes jueguen. Esos picaditos eran los nuestros y solo cuando había grito de gol en la cancha grande, ahí poníamos atención. Lo que ocurre es que uno siendo niño, tiene su propio mundo”.