Ceibal denunció y Policía actuará de oficio; «la violencia nos está complicando la vida»

El delegado de Ceibal, Ramiro Araújo, el delegado de Ferro Carril, Gonzalo Rodríguez, el presidente de la Liga Salteña de Fútbol, Walter Martínez y el gerente José Luis Sabarrós, fueron ejes de testimonios, conceptos, apuntes, sobre el fenómeno de la violencia que se viene originando en el fútbol salteño y que volvió a estallar el domingo a la tarde.
Con Ceibal y Ferro Carril jugando en el parque Rufino Araújo por la segunda fecha del Campeonato Clausura en la «A», el partido se suspendió por seis minutos en la recta final, cuando se arrojaron piedras sobre el banco de suplentes de la franja.
Ceibal denunció al promotor del incidente en la seccional de Policía, mientras esta actuará de oficio. «No asocio a la violencia con el deporte», reflexionó Ramiro Araújo y en este caso, «Ceibal hizo lo que debía hacer».
El delegado de Ferro Carril, apuntó a lo sucedido, cuestionó incluso la actitud de algunos hinchas de su club, pero dejando en claro que «la violencia engendra violencia». Apuntó que ese hincha «que lucía una camiseta de Ceibal se metió entre la hinchada nuestra con premeditación y alevosía». A su vez Ramiro Araújo señaló que «por lo que sabemos hoy (por ayer) fue internado».

«ENTRÓ A LA BOLETERÍA A INSULTAR»
Tras los primeros testimonios a la cuenta de los delegados, el presidente de la Liga, enfatizó en que «la violencia nos está complicado la vida», para mencionar que el domingo pasado en el Dickinson, «un hincha entró a la zona de boletería a insultar. Hay que denunciar a quienes promueven los hechos de violencia».
En tanto, el gerente José Luis Sabarrós, refrendó el hecho descripto por el presidente, pero acentuando el convencimiento que «aquí votamos resoluciones que en los hechos no se cumplen, por ejemplo cuando a través de la entradas de juveniles entran otro tipo de personas o cuando un mismo carné de socio es utilizado cuatro o cinco veces. Eso también es violencia. Mal utilizar la entrada es violencia».
El gerente en buen romance, trasmitió su preocupación por la integridad física de porteros y boleteros, porque las amenazas no faltan.

INTEGRAR UNA COMISIÓN
En tanto, el delegado de Nacional, Enzo Paique, trasmitió la idea que finalmente cuajó: la de integrar una Comisión de Seguridad (por denominarla de alguna manera), la que constituída por delegados y neutrales al margen de la orgánica del Consejo Superiopr, amplifique fórmulas de solución o por lo menos tienda fines.
El hecho es que la Policía ya permanece al margen de los espectáculos deportivos, en tanto se admite que la seguridad privada es fácilmente vulnerable.
A su vez, el delegado de Universitario, Cristian Sánchez, interrogó por qué razón el árbitro Néstor Martínez Vital no denunció los hechos. Preguntó a renglón si los neutrales denunciarán lo observado y el presidente Walter Martínez, fue terminante: «no lo haremos».

LA SUMA DE SALTO URUGUAY
A todo esto, la Comisión Directiva de Salto Uruguay que presidente el Ing. Ramón Vela, elevó una nota al Consejo Superior, la que será derivada al Tribunal de Penas y Tribunal Arbitral, en cuyo contenido se alerta sobre la transgresión a determinadas normas que se constan en los escenarios donde se juega fútbol en Salto. Sobre todo en lo relativo a la detonación de cohetes o fuegos artificiales, «los que están expresamente prohibidos».
Salto Uruguay pretende que los tribunales «tomen conocimiento sobre las disposiciones vigentes».