¿Ceibal y Ferro de alto riesgo?

El enfermizo doble discurso

En el fútbol salteño, un virus siempre agazapado: EL VIRUS DEL DOBLE DISCURSO.

No siempre se puede resolver la encrucijada mayor: QUÉ ES LO VERDADERO y QUÉ ES LO FALSO. Pero además con una sensación abierta, frontal y penosa: LA MENTIRA COMO ESCUDO O COMO ARGUMENTO. Sostener a veces una posición al precio que fuese.
Pero además frente a determinados situaciones, los motivos no surgen claros, porque las explicaciones no abundan. Se comprimen o se ocultan. Por ejemplo, el caso de Ceibal y Ferro Carril, que se plantea como partido de «alto riesgo».
Interrogante: ¿cuál es el riesgo? ¿Qué pasado de enfrentamientos violentos entre Ceibal y Ferro Carril? ¿Los hubo? ¿Cuándo y dónde? Porque además, con el sector de adherentes o hinchas de Ferro Carril se viene generando una realidad palpable: cuando Ferro es visitante a excepción hecha del Dickinson (en alguna medida), a la hora de acudir a otras canchas, EL 80% POR CIENTO DE LOS FERROCARRILEROS NO ASISTE.
Puede recurrirse a la estadística de las recaudaciones, para admitir situaciones como estas.
Entonces, ¿cuál es el riesgo de Ceibal y Ferro? ¿El partido? ¿El entorno? ¿Los accesos al barrio donde se enclava el Parque Rufino Araújo? El hecho es que NO SE ACLARA la razón de partido de «alto riesgo», por eso las especulaciones se convierten casi en un brazo armado de esa misma bronca.
Las aguas no dejarán de bajar turbias. Y los responsables no dejan de gozar de su propia impunidad. Son los mismos pasionales, del enfermizo virus. Ese del doble discurso.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-