Cine de vacaciones de invierno, ideal para ver “La Era del Hielo 4”

Cuando la gente menuda está de vacaciones y el clima acompaña para realizar algún tipo de actividad bajo techo, ¿a dónde pueden ir los críos? Efectivamente, al cine. Y en este caso la programación que Cine Salto Shopping a previsto para estas vacaciones de julio realmente invitan no solo a los más chicos sino a toda la familia para ver una buena película, sea en 2D (la de siempre) o en 3D, con novedosas propuestas, como “La Era del Hielo 4” o “El Sorprendente Hombre Araña” (que viene a ser la cuarta parte, aunque en realidad no, pues se trata de un nuevo empezar aunque algo distinto a lo que hemos visto hasta ahora).
Pero además se pueden compartir algunas comedias, una de ellas con un humor un poco grosero y poco refinado pero efectivo como en “American Pie: la reunión”, que si no llevo mal la cuenta, se trata también de la cuarta parte con el mismo grupo de jóvenes que hoy cambian pañales o se dejan la barba para demostrar que los chicos tontos de antaño, crecieron, y que sus preocupaciones por debutar sexualmente antes de terminar el año de graduación ha cambiado por otras preocupaciones. Por otro lado se encuentra la última producción de la dupla Jhonny Depp y Tim Burton, “Sombras Tenebrosas” de la que diéramos cuenta en otra oportunidad.
Lo mejor de la historia es que la gente responde, y ha podido verse como ocurrió ayer, grandes colas agotando rápidamente las entradas para ver cine. En este caso, las preferidas se repartieron entre las nuevas aventuras del Hombre Araña y los simpáticos animalitos de la “Era del Hielo” que este año retornan a la gran pantalla con nuevas peripecias.
l
LA ERA DEL HIELO 4
Pero en “La Era de Hielo 4”, la disparatada persecución de la bendita bellota por parte de Scrat, que lleva detrás de ella desde el origen de los tiempos, tiene consecuencias que cambian el mundo: un cataclismo continental mete a Manny, Diego y Sid en la madre de todas las aventuras. Después de tanta sacudida geológica, Sid se reúne con su irascible Abuelita y la manada se tropieza con una mezcolanza zoológica de piratas marinos decididos a impedirles volver a casa.
El ingrediente mágico de las exitosas películas de la serie La Era de Hielo, es universal. Hacer de la familia el centro de atención proporciona a los argumentos unos soportes emocionales, así como gran parte de su comedia y aventura. “La Era de Hielo siempre ha girado en torno a la familia”, asegura Lori Forte, que ha producido la totalidad de la serie y es la coautora del argumento de la cuarta parte. “No importa cuál sea la trama de una determinada película de La Era de Hielo; sigue reduciéndose a la familia, y a la forma de como Manny, Diego, Sid y el ahora más amplio clan se respaldan mutuamente. Ese tipo de narración y de humor atrae a todos y en cualquier lugar”.
“Desde el mismo principio, ésta fue una franquicia definida por sus héroes: tres animales de distintas especies con diferentes experiencias. Cuando se conocen, son extraños y cuando los dejamos, ya forman una familia”, añade el coguionista Jason Fuchs. “Cada película examina qué es lo que realmente significa ser una familia. ¿Es simplemente algo en cuyo seno nacemos? Creo que todos nuestros personajes lidian con esa cuestión. Y creo que es Diego el que capta, aproximadamente, la línea fundamental de la película cuando, al ser preguntado de forma un tanto displicente cuál es la diferencia entre una manada y una familia, contesta: ‘Nos respaldamos mutuamente’. Y eso es lo que significa ser una familia, y ése es el núcleo de esta película y de esta franquicia”.
Con estos relatos épicos de proezas familiares aparecen entretejidas las continuas aventuras de Scrat, cuya única finalidad en la vida gira en torno a una bellota tan escurridiza como apreciada. La persecución de la bellota por parte de Scrat ya ha tenido consecuencias; en la primera “Era del Hielo” la obsesión de Scrat provocó la propia Edad del Hielo.
En la película nos reencontramos con Scrat cuando se dedica a su ocupación habitual: se ha hecho con la bellota, la ha puesto en el suelo y, de repente, una montaña se hace pedazos y la propia Tierra se abre, separando las masas geológicas que forman los siete continentes. Scrat sale a toda velocidad hacia el núcleo terrestre, provocando enormes terremotos que, a su vez, aíslan a Manny, Diego y Sid del resto de la manada.
Desde su presentación como un personaje rompedor en La Era de Hielo hasta convertirse en un célebre icono cinematográfico, Scrat ha alegrado a innumerables espectadores de cine, y también a los realizadores que le dieron la vida. “No existe un personaje que sea mejor ni más agradable de animar que Scrat”, asegura el director Steve Martino. “¿A cuál otro es posible maltratar y sacudir sin que deje de perseguir la bellota?”. Nick Bruno, animador encargado de la supervisión, añade: “Scrat es el motivo por el que me dedico a la animación. Su aventura en esta película es como un cuento clásico en el que él ve su objetivo, lo persigue y se lleva puntapiés de todos los colores. Pero en esta ocasión, lo que está en juego para él y para la manada no puede ser más importante”.

Cuando la gente menuda está de vacaciones y el clima acompaña para realizar algún tipo de actividad bajo techo, ¿a dónde pueden ir los críos? Efectivamente, al cine. Y en este caso la programación que Cine Salto Shopping a previsto para estas vacaciones de julio realmente invitan no solo a los más chicos sino a toda la familia para ver una buena película, sea en 2D (la de siempre) o en 3D, con novedosas propuestas, como “La Era del Hielo 4” o “El Sorprendente Hombre Araña” (que viene a ser la cuarta parte, aunque en realidad no, pues se trata de un nuevo empezar aunque algo distinto a lo que hemos visto hasta ahora).

Pero además se pueden compartir algunas comedias, una de ellas con un humor un poco grosero y poco refinado peropageefectivo como en “American Pie: la reunión”, que si no llevo mal la cuenta, se trata también de la cuarta parte con el mismo grupo de jóvenes que hoy cambian pañales o se dejan la barba para demostrar que los chicos tontos de antaño, crecieron, y que sus preocupaciones por debutar sexualmente antes de terminar el año de graduación ha cambiado por otras preocupaciones. Por otro lado se encuentra la última producción de la dupla Jhonny Depp y Tim Burton, “Sombras Tenebrosas” de la que diéramos cuenta en otra oportunidad.

Lo mejor de la historia es que la gente responde, y ha podido verse como ocurrió ayer, grandes colas agotando rápidamente las entradas para ver cine. En este caso, las preferidas se repartieron entre las nuevas aventuras del Hombre Araña y los simpáticos animalitos de la “Era del Hielo” que este año retornan a la gran pantalla con nuevas peripecias.

l

LA ERA DEL HIELO 4

Pero en “La Era de Hielo 4”, la disparatada persecución de la bendita bellota por parte de Scrat, que lleva detrás de ella desde el origen de los tiempos, tiene consecuencias que cambian el mundo: un cataclismo continental mete a Manny, Diego y Sid en la madre de todas las aventuras. Después de tanta sacudida geológica, Sid se reúne con su irascible Abuelita y la manada se tropieza con una mezcolanza zoológica de piratas marinos decididos a impedirles volver a casa.

El ingrediente mágico de las exitosas películas de la serie La Era de Hielo, es universal. Hacer de la familia el centro de atención proporciona a los argumentos unos soportes emocionales, así como gran parte de su comedia y aventura. “La Era de Hielo siempre ha girado en torno a la familia”, asegura Lori Forte, que ha producido la totalidad de la serie y es la coautora del argumento de la cuarta parte. “No importa cuál sea la trama de una determinada película de La Era de Hielo; sigue reduciéndose a la familia, y a la forma de como Manny, Diego, Sid y el ahora más amplio clan se respaldan mutuamente. Ese tipo de narración y de humor atrae a todos y en cualquier lugar”.

“Desde el mismo principio, ésta fue una franquicia definida por sus héroes: tres animales de distintas especies con diferentes experiencias. Cuando se conocen, son extraños y cuando los dejamos, ya forman una familia”, añade el coguionista Jason Fuchs. “Cada película examina qué es lo que realmente significa ser una familia. ¿Es simplemente algo en cuyo seno nacemos? Creo que todos nuestros personajes lidian con esa cuestión. Y creo que es Diego el que capta, aproximadamente, la línea fundamental de la película cuando, al ser preguntado de forma un tanto displicente cuál es la diferencia entre una manada y una familia, contesta: ‘Nos respaldamos mutuamente’. Y eso es lo que significa ser una familia, y ése es el núcleo de esta película y de esta franquicia”.

Con estos relatos épicos de proezas familiares aparecen entretejidas las continuas aventuras de Scrat, cuya única finalidad en la vida gira en torno a una bellota tan escurridiza como apreciada. La persecución de la bellota por parte de Scrat ya ha tenido consecuencias; en la primera “Era del Hielo” la obsesión de Scrat provocó la propia Edad del Hielo.

En la película nos reencontramos con Scrat cuando se dedica a su ocupación habitual: se ha hecho con la bellota, la ha puesto en el suelo y, de repente, una montaña se hace pedazos y la propia Tierra se abre, separando las masas geológicas que forman los siete continentes. Scrat sale a toda velocidad hacia el núcleo terrestre, provocando enormes terremotos que, a su vez, aíslan a Manny, Diego y Sid del resto de la manada.

Desde su presentación como un personaje rompedor en La Era de Hielo hasta convertirse en un célebre icono cinematográfico, Scrat ha alegrado a innumerables espectadores de cine, y también a los realizadores que le dieron la vida. “No existe un personaje que sea mejor ni más agradable de animar que Scrat”, asegura el director Steve Martino. “¿A cuál otro es posible maltratar y sacudir sin que deje de perseguir la bellota?”. Nick Bruno, animador encargado de la supervisión, añade: “Scrat es el motivo por el que me dedico a la animación. Su aventura en esta película es como un cuento clásico en el que él ve su objetivo, lo persigue y se lleva puntapiés de todos los colores. Pero en esta ocasión, lo que está en juego para él y para la manada no puede ser más importante”.