Colocaron una bomba falsa en una parrillada y dejaron un mensaje amenazador con letras recortadas de un diario

Un hecho insólito ocurrió en la tarde de ayer cuando el dueño de una precaria parrillada ubicada en avenida Manuel Oribe casi calle Concordia procedió a abrir su negocio. En ese momento se encontró con lo que pensó era una bomba, por lo que dio aviso a la Policía y a Bomberos. Hasta personal del Ejército se hizo presente en el lugar, por la gravedad de la denuncia. Pero cuando los especialistas procedieron a desactivar el artefacto, descubrieron que se trataba de una falsa bomba, hecha con un reloj que no funcionaba y con plasticina. Junto al aparato fue dejado un papel con una frase amenazadora, armada con letras recortadas de un diario.
Según pudo saber EL PUEBLO, el dueño de la parrillada conduce un programa en una radio comunitaria y sus intervenciones en el mismo generan polémica, por lo que puede suponerse  que la colocación de la bomba falsa fue obra de alguna persona que se sintió aludida por alguna palabra del conductor.
DIO VUELTA EL COCHE
Un hombre de 27 años volcó su automóvil en circunstancias que intentan averiguarse, a las 7.20 de la mañana de ayer. El joven conducía por calle Apolón de este a oeste, cuando al llegar a la Costanera, siguió de largo de una curva y terminó incrustando el vehículo en una cuneta allí existente, quedando el mismo en un ángulo casi de 90 grados. El conductor, de iniciales L. C., sufrió lesiones leves que no necesitaron su traslado a ningún nosocomio.
Al cierre de esta edición y según pudo saber EL PUEBLO, el hombre no había podido ser indagado debido a su estado de ebriedad, por lo que el juez penal de turno dispuso que fuera demorado hasta recuperar la lucidez, para ser indagado antes de ser dejado en libertad.
CHOQUE CERCA
DEL LICEO 7
Dos profesoras protagonizaron un accidente de tránsito, tras abandonar el liceo 7 cerca de la una de la madrugada de la víspera.
El hecho ocurrió a pocas cuadras del centro de estudio, cuando el automóvil que conducía la profesora de 58 años chocó contra otro auto, que era conducido por una dama de 24 años, que llevaba a una adolescente menor de edad como acompañante. Producto del golpe sufrido, la adolescente perdió el conocimiento y quedó atrapada en el vehículo, por lo que se llamó al personal de Bomberos para que la rescatara. Pero ante la demora de los bomberos, los propios encargados de una emergencia móvil que se había presentado en el lugar, procedieron a sacar a la joven para atenderla y luego trasladarla al Hospital. Felizmente se trató sólo de un susto, dado que al llegar al nosocomio, la menor recuperó el sentido y tras ser revisada se constató que no había sufrido lesiones de entidad. Las otras protagonistas del siniestro también sufrieron lesiones leves que no requirieron mayor atención médica.

Un hecho insólito ocurrió en la tarde de ayer cuando el dueño de una precaria parrillada ubicada en avenida Manuel Oribe casi calle Concordia procedió a abrir su negocio. En ese momento se encontró con lo que pensó era una bomba, por lo que dio aviso a la Policía y a Bomberos. Hasta personal del Ejército se hizo presente en el lugar, por la gravedad de la denuncia. Pero cuando los especialistas procedieron a desactivar el artefacto, descubrieron que se trataba de una falsa bomba, hecha con un reloj que no funcionaba y con plasticina. Junto al aparato fue dejado un papel con una frase amenazadora, armada con letras recortadas de un diario.

Según pudo saber EL PUEBLO, el dueño de la parrillada conduce un programa en una radio comunitaria y sus intervenciones en el mismo generan polémica, por lo que puede suponerse  que la colocación de la bomba falsa fue obra de alguna persona que se sintió aludida por alguna palabra del conductor.

DIO VUELTA EL COCHE

Un hombre de 27 años volcó su automóvil en circunstancias que intentan averiguarse, a las 7.20 de la mañana de ayer. El joven conducía por calle Apolón de este a oeste, cuando al llegar a la Costanera, siguió de largo de una curva y terminó incrustando el vehículo en una cuneta allí existente, quedando el mismo en un ángulo casi de 90 grados. El conductor, de iniciales L. C., sufrió lesiones leves que no necesitaron su traslado a ningún nosocomio.

Al cierre de esta edición y según pudo saber EL PUEBLO, el hombre no había podido ser indagado debido a su estado de ebriedad, por lo que el juez penal de turno dispuso que fuera demorado hasta recuperar la lucidez, para ser indagado antes de ser dejado en libertad.

CHOQUE CERCA DEL LICEO 7

Dos profesoras protagonizaron un accidente de tránsito, tras abandonar el liceo 7 cerca de la una de la madrugada de la víspera.

El hecho ocurrió a pocas cuadras del centro de estudio, cuando el automóvil que conducía la profesora de 58 años chocó contra otro auto, que era conducido por una dama de 24 años, que llevaba a una adolescente menor de edad como acompañante. Producto del golpe sufrido, la adolescente perdió el conocimiento y quedó atrapada en el vehículo, por lo que se llamó al personal de Bomberos para que la rescatara. Pero ante la demora de los bomberos, los propios encargados de una emergencia móvil que se había presentado en el lugar, procedieron a sacar a la joven para atenderla y luego trasladarla al Hospital. Felizmente se trató sólo de un susto, dado que al llegar al nosocomio, la menor recuperó el sentido y tras ser revisada se constató que no había sufrido lesiones de entidad. Las otras protagonistas del siniestro también sufrieron lesiones leves que no requirieron mayor atención médica.