- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Colorados escindidos del Vamos Salto analizarían con ediles del FA y del PG futuros cargos en la Junta

El Partido Colorado de Salto mantiene problemas internos que se han acentuado en las últimas horas y que han dejado al descubierto, problemas en el rumbo y liderazgo de esa colectividad política.
Los problemas han golpeado a las puertas de la colectividad de Batlle y Ordóñez, ya que se trata de uno de los partidos políticos que aún en Salto ostenta alguna posibilidad de competir por el gobierno local en las próximas elecciones del 2020 y que no advierte para nada su realidad a nivel nacional.
Aunque la sangría interna que viene sufriendo desde principios de este año ha generado fracturas que con el devenir del tiempo se profundizaron, en vez de lograr revertirse. La primera decisión que asombró fue la del alejamiento de la edil María de los Ángeles Márquez, que asomaba como una de las principales figuras del sector Vamos Salto, que lidera Germán Coutinho y sin embargo, su escisión del grupo mostró que las cosas no andaban bien.
La misma vino antecedida por una serie de situaciones complejas, como el retiro del pase en comisión por parte de la diputada colorada Cecilia Eguiluz que le permitía tanto a Márquez que es la vicepresidente de la Junta Departamental como al actual presidente de la corporación, Alberto Villas Boas, poder desempeñarse en sus cargos con dedicación total y así incrementar el trabajo política para ese partido que intenta recuperar el gobierno departamental en las próximas elecciones.
Justamente, fue Villas Boas el que agregó una perla a este collar, cuando se hizo público un mensaje a través de la red social Whatsapp en las últimas horas, en el que el actual presidente de la Junta Departamental hace saber que los ediles de Vamos Salto, lo dejaron afuera del grupo político y en ese sentido aduce sentirse completamente autoexcluido.
El problema parece ser que lo quieren fuera de la titularidad del deliberativo comunal, cargo que el edil colorado pretende mantener hasta el final del período del actual gobierno departamental, porque ese fue el acuerdo al que habían llegado con los ediles colorados y con los escindidos del Frente Amplio que hoy conformaron el Partido de la Gente, que son los que entonces le dieron los votos.
Ahora, al ser excluido Villas Boas del sector Vamos Salto y al comenzar un proceso de divisiones y problemas internos, tanto el presidente de la Junta Departamental como la vicepresidente de la corporación, María de los Ángeles Márquez, estarían iniciando conversaciones políticas con los ediles del Partido de la Gente (que son los escindidos del Frente Amplio) y con los actuales ediles del Frente Amplio, para analizar el futuro escenario político en la Junta Departamental.
Y en ese aspecto, la izquierda, que sufrió en carne propia el juego de la oposición cuando ocurrió el cambio de correlación de fuerzas y se quedó sin la titularidad de la Junta Departamental que le correspondía por derecho al ganar la elección departamental, se estaría sumando a un acuerdo para poder hacer que empiecen a prosperar sus proyectos, frenados hasta ahora por una oposición que en su gran mayoría, a excepción algunas veces del Partido Nacional, se cerró para impedir los avances que pretendía el gobierno local.
Habrá que ver el curso de las negociaciones durante los próximos días y cuáles serán los puntos a acordar entre los ediles disidentes del FA que hoy conforman el Partido de la Gente, los disidentes del Vamos Salto y los del Frente Amplio, que incluso no son todos necesariamente oficialistas.