Comer carne, el gran lujo de la mesa uruguaya

Comer carne en este país pasa a ser todo un privilegio, sobre todo cuando hablamos con alguien del extranjero que nos cuenta que en los supermercados de su país puede darse el lujo de saborear carne  uruguaya. Aquí el precio sube cada vez más y ahora que se vienen las fiestas tradicionales, la situación apunta a que los precios de la canasta navideña, si incluye carne,  sea mucho más eleveda, amén de la inflación correspondiente, que la del año anterior.
Por eso en esta entrega de nuestra sección semanal Detrás de los Números, daremos a conocer el incremento de los precios de este importante producto de la canasta familiar.
Según la información divulgada en los últimos días por el diario El País, luego de un aumento en el precio, el que se había registrado en los últimos días en el orden de la media res, es decir en todos los cortes con hueso, incluidos los asados, subieron alrededor de $ 3 pesos por kilo y los cortes sin hueso, incluidas las cajas, subieron $ 5 pesos y en algunos casos más.
Las semanas anteriores, algunos frigoríficos habían subido $ 2 pesos por kilo el asado, sin tocar el resto de los cortes.También subió el precio del pollo -aunque no haya relación, casi siempre que suben las carnes rojas se ajusta el precio de la carne aviar- mucho más que la carne bovina.
La empresa avícola que maneja la mayor porción del abasto, estaba entregando el pollo a los carniceros a unos $ 37 pesos por kilo y ahora llevó el precio a los $ 43 pesos por kilo, lo que representa un aumento total del 16,2%.
En ese sentido, salir a comprar un kilo de carne picada, puede llegar a costarnos entre 143 y 248 pesos el kilo. Además de otros cortes cuyos precios rondan en promedio entre los 189 y los 238 pesos uruguayos.
Al tiempo que el precio del asado oscila entre los 179 pesos y 219 dependiendo del corte. Es que se vienen las despedidas de fin de año y este tipo de productos son los más adquiridos. En el caso de que queramos comprar una cantidad de carne promedio por persona que participe de una despedida,  tendríamos que estar midiendo un costo de consumo de 250 pesos.
Ya que si seguimos, el precio de los chorizos que acompañan el corte de carne, los mismos rondan entre los 143 pesos y los 209 pesos aproximadamente. A los que le sumamos los tomates para la ensalada con unos 60 pesos el kilo y la lechuga entre 23 y los 32 pesos por unidad.
Por lo tanto, en una familia tipo de cuatro personas, con menos de 1.500 pesos no podemos armar una mesa que satisfaga el apetito de los comensales. Más allá de la bebida que puede llegar a ser harina de otro costal, pero que adelantamos: 2 litros de refresco entre 49 y 64 pesos. Y una botella de buen vino entre 189 y 239 pesos en cualquier supermercado de plaza.
Habrá que darse el gusto ahora, antes que la carne siga subiendo.

Comer carne en este país pasa a ser todo un privilegio, sobre todo cuando hablamos con alguien del extranjero que nos cuenta que en los supermercados de su país puede darse el lujo de saborear carne  uruguaya. Aquí el precio sube cada vez más y ahora que se vienen las fiestas tradicionales, la situación apunta a que los precios de la canasta navideña, si incluye carne,  sea mucho más eleveda, amén de la inflación correspondiente, que la del año anterior.

Por eso en esta entrega de nuestra sección semanal Detrás de los Números, daremos a conocer el incremento de los precios de este importante producto de la canasta familiar.

Según la información divulgada en los últimos días por el diario El País, luego de un aumento en el precio, el que se había registrado en los últimos días en el orden de la media res, es decir en todos los cortes con hueso, incluidos los asados, subieron alrededor de $ 3 pesos por kilo y los cortes sin hueso, incluidas las cajas, subieron $ 5 pesos y en algunos casos más.

Las semanas anteriores, algunos frigoríficos habían subido $ 2 pesos por kilo el asado, sin tocar el resto de los cortes.También subió el precio del pollo -aunque no haya relación, casi siempre que suben las carnes rojas se ajusta el precio de la carne aviar- mucho más que la carne bovina.

La empresa avícola que maneja la mayor porción del abasto, estaba entregando el pollo a los carniceros a unos $ 37 pesos por kilo y ahora llevó el precio a los $ 43 pesos por kilo, lo que representa un aumento total del 16,2%.

En ese sentido, salir a comprar un kilo de carne picada, puede llegar a costarnos entre 143 y 248 pesos el kilo. Además de otros cortes cuyos precios rondan en promedio entre los 189 y los 238 pesos uruguayos.

Al tiempo que el precio del asado oscila entre los 179 pesos y 219 dependiendo del corte. Es que se vienen las despedidas de fin de año y este tipo de productos son los más adquiridos. En el caso de que queramos comprar una cantidad de carne promedio por persona que participe de una despedida,  tendríamos que estar midiendo un costo de consumo de 250 pesos.

Ya que si seguimos, el precio de los chorizos que acompañan el corte de carne, los mismos rondan entre los 143 pesos y los 209 pesos aproximadamente. A los que le sumamos los tomates para la ensalada con unos 60 pesos el kilo y la lechuga entre 23 y los 32 pesos por unidad.

Por lo tanto, en una familia tipo de cuatro personas, con menos de 1.500 pesos no podemos armar una mesa que satisfaga el apetito de los comensales. Más allá de la bebida que puede llegar a ser harina de otro costal, pero que adelantamos: 2 litros de refresco entre 49 y 64 pesos. Y una botella de buen vino entre 189 y 239 pesos en cualquier supermercado de plaza.

Habrá que darse el gusto ahora, antes que la carne siga subiendo.

Los Números:

entre 143 y 248 carne picada

238 pesos otros cortes

179 pesos el kilo de asado

143 pesos el kilo de chorizos

64 pesos un refresco