Cómo disfrutar el Mundial gastando lo necesario

Los números no mienten y concurrir al Mundial puede costar el doble que comprarse un buen televisor para verlo en casa, lo que le permite al consumidor tener siempre las imágenes de todos los partidos y estar seguro, en la comodidad de su hogar. Aunque por otro lado, el hecho de viajar, de vivir la experiencia que impone el planeta fútbol, en un Mundial que tiene todo para descubrir porque recién empieza, es algo que el dinero no puede comprar.
Sin embargo, muchos prefieren quedarse en casa, poder disfrutarlo de una manera más cómoda, y sentir que al menos hay mucho más para disfrutar después del evento, que el hecho de concurrir a un país extranjero, con todo lo que eso implica.
Por eso, en esta contraposición que vemos hoy en esta entrega de nuestra sección
Detrás de los Números, donde muchos optaron por irse de viaje y otros por quedarse en casa, mirando todas las instancias del evento a través de la televisión, comparamos precios y estilos de vivir la máxima fiesta del fútbol mundial.
IRSE
Salir de casa siempre cuesta y en determinado momento, solamente miramos la posibilidad de viajar únicamente si dejamos todo bajo control, para evitar sorpresas que no opaquen el viaje.
Así fue que muchos se decidieron por los paquetes de viaje y desembolsaron alrededor de 16 mil pesos para hacerse un viaje hasta Brasil, en ómnibus, para vivir uno de los partidos de Uruguay, el primero de todos en la ciudad de Fortaleza, a unos 4.450 kilómetros.
Mientras tanto, que asistir tanto a Fortaleza como a San Pablo, la gran metrópolis de América Latina, que está ubicada a 1.732 kilómetros de Salto, donde la Celeste jugará su segundo partido contra Inglaterra el 19 de junio, habiendo salido en avión con hotel, y entrada a los dos partidos, cada persona desembolsó unos 73 mil pesos uruguayos aproximadamente.
LA TELE
Si bien el rápido avance de la tecnología, hace que los televisores se vuelvan cada vez más obsoletos con respecto a lo que sale en el mercado y en ese aspecto, los precios se van al piso porque hay que vender y vender bien, los televisores que hasta hace un mundial eran inalcanzables, ahora se vuelven más al alcance de la mano y mucha gente opta por disfrutar del Mundial con una imagen destacada y una calidad envidiable.  Así, los precios de los televisores LED de 32 pulgadas rondan los 16 mil pesos y uno de 40 pulgadas por 24 mil pesos. Al tiempo que los televisores más grandes, los de 46 pulgadas rondan en los 36 mil pesos, en cómodas cuotas.
A esto se le suma la pizza con muzzarella por 150 pesos más la Coca Cola por 64 pesos y la fiesta se hace completa, sin moverte del sillón de tu hogar. Habrá para todos los gustos, pero seguro que el Mundial se disfruta.

Los números no mienten y concurrir al Mundial puede costar el doble que comprarse un buen televisor para verlo en casa, lo que le permite al consumidor tener siempre las imágenes de todos los partidos y estar seguro, en la comodidad de su hogar. Aunque por otro lado, el hecho de viajar, de vivir la experiencia que impone el planeta fútbol, en un Mundial que tiene todo para descubrir porque recién empieza, es algo que el dinero no puede comprar.

Sin embargo, muchos prefieren quedarse en casa, poder disfrutarlo de una manera más cómoda, y sentir que al menos hay mucho más para disfrutar después del evento, que el hecho de concurrir a un país extranjero, con todo lo que eso implica.

Por eso, en esta contraposición que vemos hoy en esta entrega de nuestra sección

Detrás de los Números, donde muchos optaron por irse de viaje y otros por quedarse en casa, mirando todas las instancias del evento a través de la televisión, comparamos precios y estilos de vivir la máxima fiesta del fútbol mundial.

IRSE

Salir de casa siempre cuesta y en determinado momento, solamente miramos la posibilidad de viajar únicamente si dejamos todo bajo control, para evitar sorpresas que no opaquen el viaje.

Así fue que muchos se decidieron por los paquetes de viaje y desembolsaron alrededor de 16 mil pesos para hacerse un viaje hasta Brasil, en ómnibus, para vivir uno de los partidos de Uruguay, el primero de todos en la ciudad de Fortaleza, a unos 4.450 kilómetros.

Mientras tanto, que asistir tanto a Fortaleza como a San Pablo, la gran metrópolis de América Latina, que está ubicada a 1.732 kilómetros de Salto, donde la Celeste jugará su segundo partido contra Inglaterra el 19 de junio, habiendo salido en avión con hotel, y entrada a los dos partidos, cada persona desembolsó unos 73 mil pesos uruguayos aproximadamente.

LA TELE

Si bien el rápido avance de la tecnología, hace que los televisores se vuelvan cada vez más obsoletos con respecto a lo que sale en el mercado y en ese aspecto, los precios se van al piso porque hay que vender y vender bien, los televisores que hasta hace un mundial eran inalcanzables, ahora se vuelven más al alcance de la mano y mucha gente opta por disfrutar del Mundial con una imagen destacada y una calidad envidiable.  Así, los precios de los televisores LED de 32 pulgadas rondan los 16 mil pesos y uno de 40 pulgadas por 24 mil pesos. Al tiempo que los televisores más grandes, los de 46 pulgadas rondan en los 36 mil pesos, en cómodas cuotas.

A esto se le suma la pizza con muzzarella por 150 pesos más la Coca Cola por 64 pesos y la fiesta se hace completa, sin moverte del sillón de tu hogar. Habrá para todos los gustos, pero seguro que el Mundial se disfruta.

Los Números:

150 pesos la infaltable muzzarella

16 mil pesos viajar a ver un partido

16 mil pesos comprarse un Led de 32′

36 mil pesos adquirir un Led de 46′

73 mil pesos viajar a ver dos partidos