- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

«¿Cómo es posible que en un país tan futbolero no se trabaje en el fútbol para desarrollar obras sociales?»

Desde EL PUEBLO, rescatar los argumentos del expresidente de Nacional, Ricardo Alarcón. Imperdible.

El presidente de Nacional entre 2007 y 2012 tuvo una entrevista de más de una hora con el programa de la Sport 890, en el que de entrada negó una vuelta al medio: «En el fútbol desborda la desconfianza. Entonces, ¿puedo estar en un lugar que no me gusta? No». Del reportaje en cuestión, es del caso extraer determinados pensamientos, reflexiones, argumentos. Sobre todo porque RICARDO ALARCÓN, supera la medianía que suponen algunos apuntes cotidianos, que poco que generan a favor del fútbol y sus consecuencias más o menos prominentes.
«SI SOS HINCHA, NO SOS PRESIDENTE»
Narró que desconfiaron de él cuando afirmó que quería a Peñarol campeón de la Copa Libertadores: «Yo soy ricardo [1]presidente de Nacional y tengo que tener mucho cuidado con mis palabras porque, cuando el presidente de Nacional habla, no le habla solo a los hinchas de Nacional, les habla a los de Nacional, de Peñarol, de Defensor, de Fénix, de Wanderers, de Villa Española, a los hinchas que están en Rivera, en Paysandú, en Salto, en Río Negro… Entonces vos tenés que dar un mensaje positivo. Cuando asumís como presidente, te tenés que sacar del cerebro el hincha y darte cuenta que si sos hincha no sos presidente».
«HACE QUE PEÑAROL MADURE»
Además, con respecto al clásico rival tricolor «creo que lo mejor que le pasó a Nacional y a Uruguay es que Peñarol tenga su estadio. Primero porque hace que Peñarol madure» comentó sobre la dificultad de administrar el equipo de fútbol y el estadio, algo que Nacional debía hacer pero Peñarol no. Igual agregó: «Que no comparta el nombre es otra historia, pero yo hubiera ido a la inauguración. No creo que José Luis Rodríguez haya actuado con mala intención, lo hizo de inexperiencia».
LA INCIDENCIA DEL FÚTBOL
«Yo no creé el nombre Cultura Nacional. El propósito de tener un Uruguay mejor lo tuve toda mi vida. Me planteé: ¿Qué miércoles estoy haciendo como presidente de Nacional? ¿Cuál es la función? Lo que tengo que hacer es pensar que el fútbol es una herramienta espectacular para muchas cosas. Todas las políticas sociales, de seguridad, de economía, están vinculadas con el fútbol. El fútbol tiene incidencia en un montón de aspectos en que la gente no se da cuenta, no toma conciencia. Entonces, ¿cómo es posible que en un país tan futbolero como Uruguay no se trabaje en el fútbol para desarrollar obras sociales? Es una forma espectacular para desarrollar valores positivos en los jóvenes uruguayos. ¿Cómo es posible que el Estado esté al margen y no tome al fútbol con el debido respeto que tiene como una herramienta social fantástica? El fútbol crea valores. Si vos vas al Solís con tus hijos, ¿por qué no podés ir al fútbol con tus hijos? Es lo que procuré con la Cultura Nacional, por eso es que una de mis grandes frustraciones fue haber dejado la presidencia de Nacional sin haber podido sacar los alambrados. No pude porque nadie creyó la situación de violencia que iba a venir».
Es seguro que las algunas interrogantes que plantea Alarcón, no generen respuesta. Después de todo, el fútbol suele andar transitando por el meridiano de los burdos negocios y la violencia sistematizada. Penosa realidad que lo tapiza.