Comunidades indígenas acordaron en Salto proyectar su cultura y tradición a todo el país

Comunidades indígenas de distintos puntos del país convergieron por primera vez en Salto durante el fin de semana y mantuvieron un encuentro en el que evocaron sus tradiciones y renovaron el compromiso con su cultura.

A instancias de la Comisión Honoraria del Patrimonio Histórico y la Intendencia de Salto, los descendientes de las diferentes comunidades nativas de nuestro país, realizaron diversas actividades entre las que se destacó la plantación de una veintena de árboles Ibirapitá, tal como se viene realizando cada semana en la Costanera Norte, en homenaje al Prócer José Artigas y al Éxodo del Pueblo Oriental, en el marco del Año del Bicentenario.

Los descendientes de indígenas del Uruguay, participaron en su mayoría de la ceremonia vestidos con atuendos típicos, usando instrumentos musicales de su cultura, tales como cuernos y tambores, así como elementos tales como lanzas y boleadoras.

La representante de las comunidades indígenas que participaron en esta reunión y que congregó a descendientes de nativos que llegaron desde Montevideo, Maldonado, Paysandú y Colonia, así como también de nuestra ciudad, la descendiente de charrúa, Mónica Michelena, se dirigió a los presentes durante la plantación reivindicando la presencia de los aborígenes en el Uruguay y su importancia en la Revolución Oriental como guerreros de Artigas.

Ayer por la mañana, los representantes de las comunidades indígenas realizaron una actividad en la sede de la Comisión Honoraria del Patrimonio Histórico de Salto, en la calle Julio Delgado 216, donde mantuvieron un encuentro en el que plantearon la necesidad de fortalecer sus vínculos entre sí e interactuar más activamente con la sociedad a través de foros y espacios culturales de difusión de la cultura indígena en nuestro país.

Salto fue el escalón fundamental para que estas comunidades históricas de nuestro país se nuclearan a través de una actividad, como el caso de la plantación de árboles Ibirapitá, y a partir de allí poder desarrollar actividades a futuro que tengan un fuerte contenido de participación social e interacción con el medio.      

 4

Los representantes de las distintas comunidades indígenas realizan una ceremonia previo a la plantación de ibirapitáes en la desembocadura del arroyo San Antonio.

 4-2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mónica Michelena, representante de la comunidad Charrúa.

4-3

Un descendiente de indígena haciendo sonar un instrumento típico.