Con Ceibal y Salto Uruguay: ¿por qué?

La decepción

Marcadamente, fue la decepción de la fecha en la “A”. Por Ceibal y por Salto Uruguay, que en el prólogo hacían vislumbrar un partido de ida y vuelta, con emociones multiplicadas. La sequía de fútbol y la sequía de gol. La primera vez que Fabricio Bassa enfrentó a su exequipo Salto Uruguay (lo dirigió en el 2014). Ninguna señal de “revolución táctica” en Ceibal. Al paso de las horas, no pocos jugadores de Ceibal, admitieron: lejos de la respuesta el funcionamiento del equipo. ¿Elías Ricardo Figueroa en tiendas decanas?: poco, en cuenta gotas. Le anularon un gol. Destello en medio de la penumbra decana en materia de ofensiva. La decepción asociada y desde los dos.