Con el 90% de ventas, y suba en los valores se cumplió ayer la primera jornada del 133º remate de Plazarural

Prosigue hoy desde las 9:00

Desde el Hotel Sheraton, centros de venta del interior del país, con transmisión en vivo por CampoTv en Internet, se cumplió ayer la primera de dos jornadas del 133º remate de Plazarural.
Se comercializaron en total  6.813 cabezas, significando un 90,42% del total ofertado.
FRANCISCO CÁNEPA:
“FUE UN REMATAZO”
Para Francisco Cánepa, titular del escritorio Ruben F. Cánepa, “fue un rematazo”, no solamente porque hubo una interesante suba de valores, sino que el trámite y el dinamismo “nos llenó de satisfacción”, expresó el martillero al ser consultado por EL PUEBLO.
“Fue un remate que nos sorprendió por el gran dinamismo, había bastante gente en el Hotel Sheraton, cosa que hacía tiempo no se veía”.
LA GANADERÍA TOMA FUERZA NUEVAMENTE
Cánepa analizó que “la ganadería toma mucha fuerza nuevamente” con esto, “evidentemente cuando las circunstancias climáticas se acomodan como ahora- con las lluvias, que todos sabemos que el pasto va a venir, con las haciendas gordas que tuvieron una pequeña suba, inclusive hubo negocios puntuales muy interesantes en precios, y ese conjunto de cosas, nos da una fuerza enorme”, expresó y agregó que dado el resultado, quedaron conformes tanto compradores como vendedores del escritorio.
“Logramos percibir que la ganadería sigue siendo un negocio sumamente seguro, es un negocio que tal vez no se vaya tan rápido como otras actividades, pero invertir en haciendas sigue teniendo una garantía histórica,  y ahora lo vemos reflejado en este remate. Vemos que ganadería siempre da revancha, si bien a fines de diciembre y enero los valores habían bajado y las lluvias no venían, en muy poco tiempo, las cosas para el campo se revierten, de manera que vamos a encontrar un equilibrio y una ecuación de precios para adelante más que interesante e importante”, indicó.
BUENAS VENTAS
El martillero comentó que muy pocos lotes no se vendieron, y algunos que no se vendieron al pasar por la pantalla, se vendieron fuera de la misma, por lo cual el porcentaje de ventas superó al 90%.
Los lotes que tenía a su consignación la firma, “anduvieron bien, dentro de lo razonable, había que tener en cuenta que muchos lotes que se vendían al contado -el vendedor no otorgaba plazo- los fletes siguen incidiendo, eso es razonable, y hay que asimilarlo, los ganados cuanto más lejos están del centro – sur del país se resienten un poquito más en cuanto a valores”, explicó Cánepa agregando que la oferta se dispersó para Tacuarembó, Mercedes y Salto.
“Como siempre los ganados muy buenos se premian más que los ganados más comerciales, eso es lógico y ya es común”, puntualizó.
PROSIGUE HOY
El remate continúa hoy desde las 9:00 con la venta de lanares, continuando con terneras, categorías de vaquillonas, finalizando con los ganados de cría.
Para hoy la firma cuenta con muy buenos  ganados de cría, (terneros hijos de toros de tellería), un ganado muy nuevo, además un lindo lote de terneros y terneras  y un lote interesante de vientres preñados. “No tenemos mucho volumen, pero sí son muy buenos en calidad”, remarcó Cánepa.

Desde el Hotel Sheraton, centros de venta del interior del país, con transmisión en vivo por CampoTv en Internet, se cumplió ayer la primera de dos jornadas del 133º remate de Plazarural.

Se comercializaron en total  6.813 cabezas, significando un 90,42% del total ofertado.

FRANCISCO CÁNEPA: “FUE UN REMATAZO”

Para Francisco Cánepa, titular del escritorio Ruben F. Cánepa, “fue un rematazo”, no solamente porque hubo una interesante suba de valores, sino que el trámite y el dinamismo “nos llenó de satisfacción”, expresó el martillero al ser consultado por EL PUEBLO.

“Fue un remate que nos sorprendió por el gran dinamismo, había bastante gente en el Hotel Sheraton, cosa que hacía tiempo no se veía”.

LA GANADERÍA TOMA FUERZA NUEVAMENTE

Cánepa analizó que “la ganadería toma mucha fuerza nuevamente” con esto, “evidentemente cuando las circunstanciascanepa climáticas se acomodan como ahora- con las lluvias, que todos sabemos que el pasto va a venir, con las haciendas gordas que tuvieron una pequeña suba, inclusive hubo negocios puntuales muy interesantes en precios, y ese conjunto de cosas, nos da una fuerza enorme”, expresó y agregó que dado el resultado, quedaron conformes tanto compradores como vendedores del escritorio.

“Logramos percibir que la ganadería sigue siendo un negocio sumamente seguro, es un negocio que tal vez no se vaya tan rápido como otras actividades, pero invertir en haciendas sigue teniendo una garantía histórica,  y ahora lo vemos reflejado en este remate. Vemos que ganadería siempre da revancha, si bien a fines de diciembre y enero los valores habían bajado y las lluvias no venían, en muy poco tiempo, las cosas para el campo se revierten, de manera que vamos a encontrar un equilibrio y una ecuación de precios para adelante más que interesante e importante”, indicó.

BUENAS VENTAS

El martillero comentó que muy pocos lotes no se vendieron, y algunos que no se vendieron al pasar por la pantalla, se vendieron fuera de la misma, por lo cual el porcentaje de ventas superó al 90%.

Los lotes que tenía a su consignación la firma, “anduvieron bien, dentro de lo razonable, había que tener en cuenta que muchos lotes que se vendían al contado -el vendedor no otorgaba plazo- los fletes siguen incidiendo, eso es razonable, y hay que asimilarlo, los ganados cuanto más lejos están del centro – sur del país se resienten un poquito más en cuanto a valores”, explicó Cánepa agregando que la oferta se dispersó para Tacuarembó, Mercedes y Salto.

“Como siempre los ganados muy buenos se premian más que los ganados más comerciales, eso es lógico y ya es común”, puntualizó.

PROSIGUE HOY

El remate continúa hoy desde las 9:00 con la venta de lanares, continuando con terneras, categorías de vaquillonas, finalizando con los ganados de cría.

Para hoy la firma cuenta con muy buenos  ganados de cría, (terneros hijos de toros de tellería), un ganado muy nuevo, además un lindo lote de terneros y terneras  y un lote interesante de vientres preñados. “No tenemos mucho volumen, pero sí son muy buenos en calidad”, remarcó Cánepa.