Con el objetivo de generar recursos, el SUL apuesta a llevar sus técnicas a productores de la región para traer lanas de calidad

Lo dijo Miguel Sanguinetti, presidente de la institución

Miguel Sanguinetti, presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) se refirió al momento que está atravesando hoy el rubro ovino; dijo que venimos de tres o cuatro meses con una «trancadera en la comercialización de la lana», con precios que se han tenido que ir reacomodando, «lamentablemente algunos productores por problemas particulares han tenido que vender a precios más bajos, cosa que no nos gusta porque queremos que el productor venda al mejor precio posible, haga su mejor negocio, pero por suerte el vacuno está valiendo y eso hace que el productor ovino que tiene los dos rubros se defienda de otra manera».

SITUACIÓN ECONÓMICA
Sanguinetti se refirió además a la situación económica del SUL considerando que parte de los ingresos dependen de la exportación de lana y en el último trimestre bajó un 50%, «venimos monitoreando todas las semanas, pero por suerte en el último período había quedado una reserva buena en la institución, y eso ha ayudado muchísimo», además «hemos manejado las ventas de producciones de cada campo quizás hasta adelantadas, además hemos vendido lanares para el frigorífico y eso ha hecho que podamos lograr equilibrar los números recibiendo de la lana prácticamente en un 100%, un 15% en estos últimos meses». Destacó que detrás de eso «hay un equipo de gente muy bueno, con el gerente (Romeo Volonté) a la cabeza y toda la parte económica con el contador, eso, realmente a uno le da una tranquilidad tremenda y se la transmito a los productores», sostuvo.DSC00146

AGRANDAR EL RUBRO
La institución ha venido de años de achicarse, porque el rubro se ha venido achicando y «nosotros como idea queremos no agrandar la institución sino empezar a buscar recursos de otros lados, hay muchos, hay que trabajar, buscarlos, acompañando y tratando de llegar a productores que no se llegan, atraerlos y llegar a productores chicos que quizás todas estas tecnologías las conocen pero no saben cómo implementarlas y a la vez agrandar el rubro; ese es el gran objetivo», aseguró Sanguinetti a EL PUEBLO. Reconoció que «no es fácil, sabemos las restricciones que tenemos, viene un cambio de gobierno, sabemos claramente que no por arte de magia se van a resolver esos problemas por más que haya un cambio de gobierno, pero seguiremos trabajando como hasta ahora y el gobierno que sale, en el último año ha hecho conciencia fuerte en que el tema del abigeato, los predadores y perros hay que solucionarlo».

QUEDAN BASES FIRMES
El presidente de la institución dijo que quizás no vaya a llegar a que el productor vea los resultados en este período, «pero creo que quedan bases muy firmes para trabajar y rápidamente solucionar esos problemas».

RECURSOS
Sanguinetti manifestó que están abocados en que «todos los recursos que podamos obtener, los vamos a perseguir». Mencionó que por ejemplo hoy, Uruguay importa lana para trabajarla en las industrias uruguayas, y muchas veces sale con el sello de lana uruguaya, son lanas brasileras o argentinas, y la idea «es trabajar en ese sentido porque consideramos que si la lana sale con el sello de lana uruguaya, la institución tuvo mucho que ver la esa valorización». Explicó que el objetivo es trabajar regionalmente para el lado de Río Grande, de Curuzú Cuatiá y algunos lugares más del lado argentino «para tratar de llevar nuestras técnicas a productores de la región y con eso rescatar recursos». Añadió que también están pensando que tantos técnicos que se han jubilado últimamente de la institución, podrían hacer trabajos en el exterior ya que no pueden trabajar acá porque están jubilados. De esta manera, se podría «traer lanas que vengan bien acondicionadas, de buena calidad; la industria uruguaya se va a favorecer y queremos que de eso que se favorezca la industria uruguaya, el país, también el SUL reciba algo».