Con la Red de Atención Primaria de ASSE

En la edición pasada, recordarán ustedes, les hicimos una entrega del trabajo que realiza la Red de Atención Primaria de ASSE, junto a su director, Doctor Juan José Leal y todo su equipo, brindándonos un completo apoyo, en lo que necesitemos.
En el día de hoy, deseamos seguir informándoles, sobre todo lo que podemos  obtener realizando en la misma, nuestro control de vida y  de esa forma poder incorporarnos obteniendo allí, muchísimos beneficios, para toda la familia.
Completamos así, la totalidad de la entrevista realizada al Doctor Leal, ya que lo que nos brinda la Red de Atención Primaria, está dedicado de lleno a una atención en policlínicas rurales y urbanas,  de todo el país:
¿Existen en todas las policlínicas, la posibilidad de extracción de sangre para los análisis?
En casi todas las urbanas. Lo hacemos en forma coordinada con el laboratorio Central del Hospital. Estamos llevando, un poco  ese trabajo, a centralizarlo en un laboratorio que estamos instalando en la UBA 1 en Centro de Salud.
Al hacerlo allí, disponemos de personal especializado para la realización de todos los exámenes. Además contamos con una Licenciada en laboratorio clínico, que ya lo tiene instalado en Constitución, único en el sector rural.
Es donde prácticamente realizamos toda la rutina, y los días viernes, es cuando se trabaja en el área urbana donde, con este mecanismo, nos permite agilizar, el tiempo de respuesta que teníamos, entre la extracción de sangre y el resultado. Donde a veces en el hospital, con la cantidad importante de usuarios que atiende se hace más dificultoso.
Hemos incorporado un equipamiento también allí.
Se trabaja con endocrinólogo, a si mismo con neuro pediatra, que tiene consultas, no solo en la UBA 1, una de las más importante por la cantidad de usuarios que mantiene, sino que además trabaja en el Centro de prematuros, que también se encuentra dentro de nuestras policlínicas.
En algunos casos trabajamos en conjunto, el equipo médico, con la Fundación Álvarez Caldeiro Barcia, contando con el apoyo de sicólogos, sicomotricistas y maestros.
¿Además de policlínicas, se trabaja en otros lugares?
Con  tratamientos contra tabaquismo, lo hacemos con grupos a nivel de UBA 8, en conjunto con médicos, licenciados, y sicólogos.
Concretamente, estamos trabajando en  Bº Malvasio, con funcionamiento en José P. Varela y la ruta, los días lunes a partir de las 6 de la tarde. Se dispone además en algunos casos, con medicación específica para la sensación de tabaquismo.
También se trabaja con escuelas, liceos, en violencia domestica, y grupos de apoyo destinados. Es un tema, que estaba subyacente y ahora comienzan a surgir las consultas.
Hay casos, en que se trabaja en conjunto con todo el poder judicial, si la ocasión lo requiere, con Intendencia y con algunos de los refugios de las mujeres en situación de violencia.
Hay muchísimo para realizar, con los grupos de diversidad sexual y toda la colectividad trans.
Muchas veces, requiere un trabajo especial en cuanto a prevención de enfermedades, y orientación. Además, tomando la sexualidad como un derecho.
Se les brinda un espacio  de contención necesario como para poder desarrollarse, como cualquier otro usuario.
El trabajo se extiende mucho en este sentido de la colectividad trans, ya que se cuenta con el asesoramiento del endocrinólogo, para muchas veces el tratamiento hormonal.
En realidad que no sea, algo que a veces es trasmitido boca a boca, sin un criterio científico claro.
Es tener el endocrinólogo dando un punto de vista científico, que es quien va a avalar si es necesario o no, el uso de determinado tipo de hormonas.
¿Cómo se trabaja en cuanto a la embarazada?
En la red, hacemos todo el seguimiento normal, como corresponde de los  embarazos.
Pero también tenemos una cantidad mensual de consultas entre quince y dieciséis mujeres, que inician el proceso de solicitud de intervención de ese embarazo. Una vez que pasan a través del equipo y se les busca el espacio de contención u otras salidas, así sea adopción o continuar el propio embarazo. Sabiendo que una vez que consultó, no siempre va a terminar en una interrupción, sino cuando la mujer lo decide.
Pero de esta cantidad, solamente tres, van a terminar en una interrupción.
Significa que esas tres mujeres, que llegaron a esta etapa, van a entrar en un circuito seguro de la intervención de su embarazo, porque se lo va a hacer en forma medicamentosa, siempre y cuando sea dentro de las primeras doce semanas. También puede ser extendido, dentro de las catorce, en caso de que sea una  violación, o se determine que tenga una malformación, no compatible con la vida.
Casos, para lo cual se le brinda toda una coordinación y se pueda realizar en otros lugares del país. En Salto, no se lo realiza.
¿Cuántas personas trabajan en este equipo de Red?
Somos aproximadamente un equipo de setenta profesionales médicos.
Tenemos el trabajo de asistentes sociales, además del trabajo de primer nivel de atención, con el equipo sanitario.
Muchas veces, tratamos de salir del modelo solo médico, donde todo se hacía  desde el consultorio. Acá se trabaja más que nada en la comunidad, para que la misma se apropie de las herramientas, que sirven para poder hacer un seguimiento a lo largo de toda su vida y empezar a cuidarnos todos.
Poder lograr a lo largo de todo un ciclo de vida,  alcanzar una tercera edad en forma  saludable.
No son importantes los años, sino la forma en la cual llegamos a ellos.
Cuidarnos en todas estas etapas, significa hacerlo desde adolescentes.
Por eso se insiste en el carnet, ya que se hacía muy poco en cuanto a esto.
Comenzar a trabajar con el tema obesidad, porque muchas veces está relacionado con alteraciones en nuestra alimentación.
Lo que buscamos con nuestra Red, es que se hagan determinados tipos de controles.
Nos va a servir para entrar en la edad de adultos, en mejores condiciones. Estos controles nos han hecho un sistema “de cuidarnos”.
Imagínese si lo hacemos de muy chiquitos. Puede llegar a ser maravilloso.
n

En la edición pasada, recordarán ustedes, les hicimos una entrega del trabajo que realiza la Red de Atención Primaria de ASSE, junto a su director, Doctor Juan José Leal y todo su equipo, brindándonos un completo apoyo, en lo que necesitemos.

En el día de hoy, deseamos seguir informándoles, sobre todo lo que podemos  obtener realizando en la misma, nuestro control de vida y  de esa forma poder incorporarnos obteniendo allí, muchísimos beneficios, para toda la familia.

Completamos así, la totalidad de la entrevista realizada al Doctor Leal, ya que lo que nos brinda la Red de Atención Primaria, está dedicado de lleno a una atención en policlínicas rurales y urbanas,  de todo el país:

¿Existen en todas las policlínicas, la posibilidad de extracción de sangre para los análisis?

En casi todas las urbanas. Lo hacemos en forma coordinada con el laboratorio Central del Hospital. Estamos llevando, un poco  ese trabajo, a centralizarlo en un laboratorio que estamos instalando en la UBA 1 en Centro de Salud.

Al hacerlo allí, disponemos de personal especializado para la realización de todos los exámenes. Además contamos con una Licenciada en laboratorio clínico, que ya lo tiene instalado en Constitución, único en el sector rural.

Es donde prácticamente realizamos toda la rutina, y los días viernes, es cuando se trabaja en el área urbana donde, con este mecanismo, nos permite agilizar, el tiempo de respuesta que teníamos, entre la extracción de sangre y el resultado. Donde a veces en el hospital, con la cantidad importante de usuarios que atiende se hace más dificultoso.

Hemos incorporado un equipamiento también allí.

Se trabaja con endocrinólogo, a si mismo con neuro pediatra, que tiene consultas, no solo en la UBA 1, una de las más importante por la cantidad de usuarios que mantiene, sino que además trabaja en el Centro de prematuros, que también se encuentra dentro de nuestras policlínicas.

En algunos casos trabajamos en conjunto, el equipo médico, con la Fundación Álvarez Caldeiro Barcia, contando con el apoyo de sicólogos, sicomotricistas y maestros.

¿Además de policlínicas, se trabaja en otros lugares?

Con  tratamientos contra tabaquismo, lo hacemos con grupos a nivel de UBA 8, en conjunto con médicos, licenciados, y sicólogos.

Concretamente, estamos trabajando en  Bº Malvasio, con funcionamiento en José P. Varela y la ruta, los días lunes a partir de las 6 de la tarde. Se dispone además en algunos casos, con medicación específica para la sensación de tabaquismo.

También se trabaja con escuelas, liceos, en violencia domestica, y grupos de apoyo destinados. Es un tema, que estaba subyacente y ahora comienzan a surgir las consultas.

Hay casos, en que se trabaja en conjunto con todo el poder judicial, si la ocasión lo requiere, con Intendencia y con algunos de los refugios de las mujeres en situación de violencia.

Hay muchísimo para realizar, con los grupos de diversidad sexual y toda la colectividad trans.

Muchas veces, requiere un trabajo especial en cuanto a prevención de enfermedades, y orientación. Además, tomando la sexualidad como un derecho.

Se les brinda un espacio  de contención necesario como para poder desarrollarse, como cualquier otro usuario.

El trabajo se extiende mucho en este sentido de la colectividad trans, ya que se cuenta con el asesoramiento del endocrinólogo, para muchas veces el tratamiento hormonal.

En realidad que no sea, algo que a veces es trasmitido boca a boca, sin un criterio científico claro.

Es tener el endocrinólogo dando un punto de vista científico, que es quien va a avalar si es necesario o no, el uso de determinado tipo de hormonas.

¿Cómo se trabaja en cuanto a la embarazada?

En la red, hacemos todo el seguimiento normal, como corresponde de los  embarazos.

Pero también tenemos una cantidad mensual de consultas entre quince y dieciséis mujeres, que inician el proceso de solicitud de intervención de ese embarazo. Una vez que pasan a través del equipo y se les busca el espacio de contención u otras salidas, así sea adopción o continuar el propio embarazo. Sabiendo que una vez que consultó, no siempre va a terminar en una interrupción, sino cuando la mujer lo decide.

Pero de esta cantidad, solamente tres, van a terminar en una interrupción.

Significa que esas tres mujeres, que llegaron a esta etapa, van a entrar en un circuito seguro de la intervención de su embarazo, porque se lo va a hacer en forma medicamentosa, siempre y cuando sea dentro de las primeras doce semanas. También puede ser extendido, dentro de las catorce, en caso de que sea una  violación, o se determine que tenga una malformación, no compatible con la vida.

Casos, para lo cual se le brinda toda una coordinación y se pueda realizar en otros lugares del país. En Salto, no se lo realiza.

¿Cuántas personas trabajan en este equipo de Red?

Somos aproximadamente un equipo de setenta profesionales médicos.

Tenemos el trabajo de asistentes sociales, además del trabajo de primer nivel de atención, con el equipo sanitario.

Muchas veces, tratamos de salir del modelo solo médico, donde todo se hacía  desde el consultorio. Acá se trabaja más que nada en la comunidad, para que la misma se apropie de las herramientas, que sirven para poder hacer un seguimiento a lo largo de toda su vida y empezar a cuidarnos todos.

Poder lograr a lo largo de todo un ciclo de vida,  alcanzar una tercera edad en forma  saludable.

No son importantes los años, sino la forma en la cual llegamos a ellos.

Cuidarnos en todas estas etapas, significa hacerlo desde adolescentes.

Por eso se insiste en el carnet, ya que se hacía muy poco en cuanto a esto.

Comenzar a trabajar con el tema obesidad, porque muchas veces está relacionado con alteraciones en nuestra alimentación.

Lo que buscamos con nuestra Red, es que se hagan determinados tipos de controles.

Nos va a servir para entrar en la edad de adultos, en mejores condiciones. Estos controles nos han hecho un sistema “de cuidarnos”.

Imagínese si lo hacemos de muy chiquitos. Puede llegar a ser maravilloso.

page