Con Leonardo Perdomo, un coterráneo que hace años emigró a España pero que no se olvida de su pueblo

Pueblo Lavalleja. Por: Yamandú Leal

En entrevista con un coterráneo que no está residiendo en nuestro país, ya que desde hace trece años – como tantos compatriotas –emigró a diversas naciones buscando nuevos horizontes laborales. Su destino fue España. Disfrutando de sus vacaciones, no se olvidó de Pueblo Lavalleja, que lo vio nacer. Hoy está aquí junto a su querida mamá. Con él nos une una gran amistad. Nos habló de su vida, del trabajo que realiza en la madre patria. Allí se encuentra junto a su esposa y a su hijo. Presentamos a nuestro lectores la carta de presentación de nuestro entrevistado.
“Mi nombre es Leonardo Perdomo. Nací en Lavalleja… me crié aquí.
-¿Cuándo tomó la decisión de emigrar?
-“Salí de aquí del pueblo porque quería progresar… también en la vida”.
-¿Quiere decir que aquí en su entorno no veía un horizonte para perfilarse en el futuro?
-“Tuve la oportunidad de irme primeramente a Montevideo y Las Piedras. Estudié en San José. Me gustó la ciudad y me quedé un tiempo. Estuve muchos años en Montevideo y luego se me cruzó la oportunidad de irme a España y con el oficio que tenía me pude establecer”.
-¿Qué estudió?
-“Estudié soldadura y soy homologado en todo tipo de soldadura pesada, también trabajé en una refinería”.
-¿Cómo vivió el pasaje de un país a otro? ¿Cómo vivió el hecho de dejar sus afectos y sus amistades y llegar a una tierra totalmente desconocida?
-“Fue una sorpresa, porque aunque hablamos el mismo idioma no es lo mismo que estar en tu tierra. Fueron duros los primeros años. Pero la gente te ve con otros ojos. Los primeros cuatro años que me fui junto a mi familia, fueron bastante duros”.
-¿Extrañó el mate, el asado y la música de nuestro folklore?
-“El asado no tanto porque se come asado en España. Lo que se extrañaba era la comunicación entre las personas, porque el español no es muy comunicativo como el uruguayo. Cuando perciben que sos de Uruguay, entablan una conversación diferente. El español de por sí ni te saluda, cada uno va a lo suyo y nada más”.
-¿Qué está haciendo en la actualidad?
-”Estoy viviendo en Barcelona, en la ciudad de Tarragona a cien kilómetros de la capital que es Barcelona, con una población de 28.000 habitantes.
-¿Es una ciudad turística?
-Es una zona muy turística, no hay campos. Lo que más se mueve es la gastronomía y más bien las playas. Como en todos lados, el fútbol es el deporte. Estamos más que informados por los diarios, la radio y la tele, sobre todo en Barcelona cuando se habla de Suárez, que ha caído muy bien. Ahora es la figura más querida que tiene Barcelona junto a Lionel Messi. Suárez ha logrado que se nombre más a Uruguay y se conozca más.
-¿Ha ido a ver algún partido del Barcelona?
-“No. Me queda muy lejos y se complica con mi trabajo. De donde vivo a Barcelona queda una hora y media en coche. Cuando hay un partido hay que tomarse prácticamente toda una tarde, porque para entrar al estadio hay que esperar dos horas. Sí he estado en los entrenamientos.
-Cambiando de tema. ¿Cómo se vive la inseguridad en España , teniendo en cuenta nuestra crítica situación en ese sentido?
-“A Uruguay siempre se lo mira con atención. Les voy a hablar de la zona donde vivo. Como es turística existe mucho control policial. No hay tantos hechos de robo o atracos. Es una zona muy tranquila. Mi hijo tiene quince años y se ha criado más bien en España. Él sale perfectamente con su teléfono en compañía de sus amigos hasta las doce o una de la mañana sin problemas”.
-¿Y cómo se vive la realidad de la Educación?
-”La educación es muy buena. Estamos en la parte de Cataluña. Mi hijo sabe tres idiomas; el catalán, inglés y español”.
-¿Es obligatorio?
-“Lo que sucede es que España es muy complicada porque hay rotundas diferencias. Cataluña, País Vasco y Valencia. Vivimos en la zona de Cataluña y mi hijo el primer idioma que debe hablar es el catalán, luego el inglés y el español.
-¿Y cómo está el tema de la salud?
-“He estado en varios países como México… volviendo a la pregunta puedo decir que aquí te atienden los mejores médicos en el caso que necesites ver a un especialista. No obstante los tiempos son largos en la salud pública. Tuve que esperar un año para poder operarme de la vesícula. La atención es buena y los medicamentos son súper baratos”.
-¿Qué otra cosa nos puede contar sobre sus horas libres? ¿Se junta con sus compañeros a comer un asado?
-“Tenemos una barra de uruguayos con quienes nos encontramos los fines de semana a comer un asado.
-¿Cómo es su día en Tarragona?
-“Una semana trabajo por la mañana y otra por la tarde. Por la mañana me levanto a las cinco y cuando entro de dos a seis de la tarde, después me voy a mi casa. Después de un descanso llevo a mi hijo que tiene que entrenar. Me voy a mi casa después de un descanso. Llevo a mi hijo que tiene que entrenar durante dos horas. Luego ceno y al otro día retorno al trabajo”.
-¿Regresaría algún día a Uruguay?
-“Me gustaría… pero luego de jubilarme. Antes no”.
-¿Qué mensaje le deja a nuestra juventud?
-“No sé si está enterando que a España se han ido muchos chicos a esquilar. No solamente a España sino también a Portugal. Hay una cantidad y no solamente de Lavalleja, sino de las localidades vecinas, de Valentín y Sequeira”.
-¿Cómo ve ese emprendimiento?
-“Me gusta la idea de que estén yendo para allá. Hay gente que puede adaptarse a esas diferencias, pero es bastante complicado. Cada uno tiene su manera de pensar. Me gustaría que se viera el progreso que tienen en España y el rendimiento del dinero que se está dando. Creo que deben buscar nuevos horizontes.
-Algo más para compartir con EL PUEBLO…
-“He visto que mi pueblo ha progresado mucho. Lo que veo es el problema de las calles y que los propietarios de las casas tienen muchos perros en la calle.
-¿Siempre profesa su fe en Dios?
-Sí… cada tanto vamos a la Virgen de Lourdes en Francia”.