Con López al timón y dos salteños en el grupo comenzó la celeste

Con López al timón y dos salteños en el grupo comenzó la celeste
Desde el miércoles comenzaron los trabajos con la nueva conducción de la Selección Uruguaya de Básquetbol. Ahora será Pablo López por un ciclo olímpico completo que estará al frente del cuerpo técnico celeste, al que se agregan dos asistentes de lujo: uno es Herb Brown que estuvo trabajando por todo el mundo durante décadas, entre otros en la ACB de España y la NBA. En esta competencia fue un integrante del famoso cuerpo técnico de los Detroit Pistons que, dirigidos por su hermano Larry Brown, ganaron el título en 2004. Luego estuvo también con su hermano en Atlanta Hawks en los dos años en que Esteban Batista participó del equipo, lo cual puede ayudar mucho a recomponer la relación entre el mejor jugador uruguayo del momento y el entorno de la selección nacional, que estaba deteriorado. Otro entrenador asistente es Alejandro Glick (ex Salto Uruguay), un gran trabajador en todos los aspectos laterales de la actividad del Cuerpo Técnico y amplio dominador de las tecnologías actuales a disposición del Scouting y documentación de los trabajos; pero su principal fortaleza parece estar en la continuidad de su participación desde varios procesos anteriores.
Hasta ahora entrena un grupo de jugadores del que saldrá el complemento al equipo nacional que está con nombres ya reservados para una segunda convocatoria más adelante. Por ahora los trabajos incluyen a dos salteños, Emiliano Bastón y Rodrigo Pintos, ambos militando actualmente en Hebraica y Macabi de Montevideo.
Un grupo de jugadores, muchos jugando todavía en ligas del mundo, está citado con lugar asegurado. Ellos son Martin Osimani, Leandro García Morales, Mauricio Pica Aguiar, Esteban Batista, Gustavo Barrera, Jason Granger y Kiril Wachsmann. En caso de que todos ellos confirmen asistencia y ninguno sufra lesiones, quedarán peleando por los restantes cinco lugares en el equipo:
Nicolás Borsellino, Sebastián Izaguirre, Bruno Fitipaldo, Mathías Calfani, Sebastián Vázquez, Joaquín Osimani, Emiliano Bastón, Brian Craig, Marcos Cabot, Luciano Parodi, Lucas Lepiani, Rodrigo Pintos, Hernando Cáceres, Martín Aguilera y Federico Haller.

Con López al timón y dos salteños en el grupo comenzó la celeste

Desde el miércoles comenzaron los trabajos con la nueva conducción de la Selección Uruguaya de Básquetbol. Ahora será Pablo López por un ciclo olímpico completo que estará al frente del cuerpo técnico celeste, al que se agregan dos asistentes de lujo: uno es Herb Brown que estuvo trabajando por todo el mundo durante décadas, entre otros en la ACB de España y la NBA. En esta competencia fue un integrante del famoso cuerpo técnico de los Detroit Pistons que, dirigidos por su hermano Larry Brown, ganaron el título en 2004. Luego estuvo también con su hermano en Atlanta Hawks en los dos años en que Esteban Batista participó del equipo, lo cual puede ayudar mucho a recomponer la relación entre el mejor jugador uruguayo del momento y el entorno de la selección nacional, que estaba deteriorado. Otro entrenador asistente es Alejandro Glick (ex Salto Uruguay), un gran trabajador en todos los aspectos laterales de la actividad del Cuerpo Técnico y amplio dominador de las tecnologías actuales a disposición del Scouting y documentación de los trabajos; pero su principal fortaleza parece estar en la continuidad de su participación desde varios procesos anteriores.

Hasta ahora entrena un grupo de jugadores del que saldrá el complemento al equipo nacional que está con nombres ya reservados para una segunda convocatoria más adelante. Por ahora los trabajos incluyen a dos salteños, Emiliano Bastón y Rodrigo Pintos, ambos militando actualmente en Hebraica y Macabi de Montevideo.

Un grupo de jugadores, muchos jugando todavía en ligas del mundo, está citado con lugar asegurado. Ellos son Martin Osimani, Leandro García Morales, Mauricio Pica Aguiar, Esteban Batista, Gustavo Barrera, Jason Granger y Kiril Wachsmann. En caso de que todos ellos confirmen asistencia y ninguno sufra lesiones, quedarán peleando por los restantes cinco lugares en el equipo:

Nicolás Borsellino, Sebastián Izaguirre, Bruno Fitipaldo, Mathías Calfani, Sebastián Vázquez, Joaquín Osimani, Emiliano Bastón, Brian Craig, Marcos Cabot, Luciano Parodi, Lucas Lepiani, Rodrigo Pintos, Hernando Cáceres, Martín Aguilera y Federico Haller.