Con su proyecto tecnológico alumnos del Liceo No. 5 participaron de la 28ª Feria Nacional de Clubes de Ciencia

Nicolás Opazo Ballati (12), Emmanuel Suárez Ferreira (12), Natanael Rodríguez Szwec (13) y Bernardo Fernández Santín (12) cursan Primer Año en el Liceo No. 5 y su propuesta tecnológica los hizo acreedores de una Mención Especial en la Categoría «Churrinche» en  la Feria Departamental de Clubes de Ciencia y ello les permitió ser partícipes de la 28ª. Feria Nacional de Clubes de Ciencia.
Su proyecto consistió en la creación de un dispositivo al que denominaron «Sono alerta» y sirve para saber en clase cuándo el ruido de ambiente está influyendo negativamente en la concentración del grupo estudiantil.
Todo comenzó cuando la docente de Ciencias Físicas les compartió una idea y en ese momento estaban estudiando el funcionamiento de un sonómetro, que es un aparato que se usa para medir los decibeles.
Inspirados en ese dispositivo, los alumnos crearon otro aparato similar, pero que permite medir en clase cuándo el ruido de ambiente se eleva más de lo normal, denominándose «Sono – alerta».
Como los jóvenes suelen conversar mucho en clase, ese aparatito les alerta cuando los decibeles ascienden a más de 70 y se torna el ruido poco saludable.
Para llevar adelante el proyecto, el grupo de alumnos comenzó a reunirse los jueves de tarde a contraturno, para previamente elaborar los gráficos y luego la profesora eligió a Natanael y Emmanuel para exponer en la Feria Departamental, las instancias de creación del dispositivo.
«Lo fuimos construyendo con dos profesores, la parte externa la construimos con la ayuda de la profesora y el funcionamiento eléctrico con la orientación de un técnico» – precisó Emmanuel.
Dentro del interior algunos circuitos funcionan a 220 voltios y otros a 12.
Previamente los funcionarios de la Intendencia Departamental visitaron la clase para brindarles detalles acerca del sonómetro que utilizan para medir los decibeles en los locales nocturnos y así fueron compenetrándose con el mecanismo.
El sonómetro lo que hace es medir el nivel de sonido que hay en el ambiente y el «sono – alerta» – creado por los jóvenes,  avisa cuándo el ambiente está excedido de los 70 decibeles.
«Recién nos estamos habituando en clase a tener en cuenta lo que marca el aparato… recién estamos en proceso» – explicó Bernardo.
El dispositivo cuenta con un elemento denominado «micrófono electreto» cuya función es captar el sonido ambiente.
LA EXPERIENCIA EN LAS
FERIAS CIENTÍFICAS
Con respecto a la experiencia que pudieron experimentar los adolescentes tanto en la feria departamental como a nivel nacional Natanael Rodríguez expresó que «nos enseñó mucho pues era la primera vez que participábamos de un evento de estas características.
Fue algo nuevo porque nos permitió conocer muchos proyectos que nos abrieron la mente y se dan interesantes instancias de aprendizaje».
Bernardo Fernández resaltó la Mención Especial que lograron en su categoría y que luego debieron hacer una votación entre el grupo, pues a la Feria Nacional pudieron concurrir solamente dos alumnos a defender su propuesta tecnológica.
-¿Cómo fue la experiencia de compartir este trabajo en equipo y luego ver otras propuestas en las ferias?
Nicolás- «Ciertamente fue muy lindo, sobre todo tomar contacto con otros experimentos, como por ejemplo un bastón para ciegos que tiene botones que la persona puede presionar y de acuerdo a las vibraciones puede saber frente a cuál objeto está.
Emmanuel – «También en la Feria Nacional vimos unos lentes especiales para personas no videntes que funcionaba en base a sensores ubicados en la zona frontal».
-¿Qué piensan de este tipo de emprendimientos como
las ferias?
Bernardo – «Mucha gente participa con proyectos increíbles y allí se puede aprender mucho, nos encontramos con propuestas por demás novedosas.
Podemos percatarnos de que la tecnología es una herramienta fundamental para los avances».
Natanael – «Pudimos conocer lugares que no habíamos tenido oportunidad de conocer como por ejemplo el LATU, que fue donde se desarrolló la feria.
Nos dimos cuenta que debemos esforzarnos más para poder obtener un reconocimiento importante a nivel nacional».
Nicolás – Algunos grupos trabajaron en dispositivos muy complejos como los drones, que son helicópteros que disponen de cámaras para grabar desde arriba ya que un helicóptero común no puede volar a cincuenta metros del piso.
Los drones son mucho más pequeños y tienen cámaras… pueden pasar por lugares impensados.
Se utiliza para filmar partidos de fútbol o panorámicas; pueden ser dirigidos por una computadora o por celulares con sistema android».
SUS ASPIRACIONES FUTURAS
Nicolás Opazo tiene dentro de sus planes estudiar periodismo, mientras que Emmanuel aún no se ha decidido… sus gustos giran en torno a la Electrónica y la Construcción, siendo también el deporte «una actividad importante en  su vida».
Natanael tiene previsto formarse en Ingeniería en Computación y Bernardo piensa en seguir Ingeniería Automotriz, pues desde niño tiene pasión por los autos y motores.
Con esta valiosa experiencia los alumnos del Liceo No. 5 reconocieron que hoy la tecnología es esencial para el progreso en cualquier área.
Vale destacar que son chicos de Primer Año Liceal y que el cambio del ámbito escolar al secundario les significó a cada uno de ellos un período de adaptación, aunque alguno de ellos estuvo inmerso en los últimos años de la escuela en un Plan Piloto donde el estudio se dividía en diferentes áreas.
Los chicos también señalaron que en el Liceo No.5 no sólo reciben instrucción enmarcada en los programas curriculares, sino también se los instruye en valores.
¡SOY JOVEN! – Estos jóvenes están viviendo una etapa de pleno descubrimiento y los conceptos que han vertido acerca de la expresión que hace al espíritu de esta página, los lleva por el camino del disfrute, de estar abiertos a la enseñanza, a valorar lo simple, porque ya deberán de adultos vivir momentos de mayor complejidad.
Han pasado de la niñez a un estadio en el cual deben hacer frente a otras responsabilidades que tienen que ver con la formación como seres íntegros.
Dicen «no ser demasiado grandes, ni tampoco demasiado pequeños» y que seguramente es el momento ideal para poco a poco ir diseñando cada uno su porvenir.
María Fernanda Ferreira

Nicolás Opazo Ballati (12), Emmanuel Suárez Ferreira (12), Natanael Rodríguez Szwec (13) y Bernardo Fernández Santín (12) cursan Primer Año en el Liceo No. 5 y su propuesta tecnológica los hizo acreedores de una Mención Especial en la Categoría «Churrinche» en  la Feria Departamental de Clubes de Ciencia y ello les permitió ser partícipes de la 28ª. Feria Nacional de Clubes de Ciencia.

Su proyecto consistió en la creación de un dispositivo al que denominaron «Sono alerta» y sirve para saber en clase cuándo el ruidosoyjoven001 de ambiente está influyendo negativamente en la concentración del grupo estudiantil.

Todo comenzó cuando la docente de Ciencias Físicas les compartió una idea y en ese momento estaban estudiando el funcionamiento de un sonómetro, que es un aparato que se usa para medir los decibeles.

Inspirados en ese dispositivo, los alumnos crearon otro aparato similar, pero que permite medir en clase cuándo el ruido de ambiente se eleva más de lo normal, denominándose «Sono – alerta».

Como los jóvenes suelen conversar mucho en clase, ese aparatito les alerta cuando los decibeles ascienden a más de 70 y se torna el ruido poco saludable.

Para llevar adelante el proyecto, el grupo de alumnos comenzó a reunirse los jueves de tarde a contraturno, para previamente elaborar los gráficos y luego la profesora eligió a Natanael y Emmanuel para exponer en la Feria Departamental, las instancias de creación del dispositivo.

«Lo fuimos construyendo con dos profesores, la parte externa la construimos con la ayuda de la profesora y el funcionamiento eléctrico con la orientación de un técnico» – precisó Emmanuel.

Dentro del interior algunos circuitos funcionan a 220 voltios y otros a 12.

Previamente los funcionarios de la Intendencia Departamental visitaron la clase para brindarles detalles acerca del sonómetro que utilizan para medir los decibeles en los locales nocturnos y así fueron compenetrándose con el mecanismo.

El sonómetro lo que hace es medir el nivel de sonido que hay en el ambiente y el «sono – alerta» – creado por los jóvenes,  avisa cuándo el ambiente está excedido de los 70 decibeles.

«Recién nos estamos habituando en clase a tener en cuenta lo que marca el aparato… recién estamos en proceso» – explicó Bernardo.

El dispositivo cuenta con un elemento denominado «micrófono electreto» cuya función es captar el sonido ambiente.

LA EXPERIENCIA EN LAS FERIAS CIENTÍFICAS

Con respecto a la experiencia que pudieron experimentar los adolescentes tanto en la feria departamental como a nivel nacional Natanael Rodríguez expresó que «nos enseñó mucho pues era la primera vez que participábamos de un evento de estas características.

Fue algo nuevo porque nos permitió conocer muchos proyectos que nos abrieron la mente y se dan interesantes instancias de aprendizaje».

Bernardo Fernández resaltó la Mención Especial que lograron en su categoría y que luego debieron hacer una votación entre el grupo, pues a la Feria Nacional pudieron concurrir solamente dos alumnos a defender su propuesta tecnológica.

-¿Cómo fue la experiencia de compartir este trabajo en equipo y luego ver otras propuestas en las ferias?

Nicolás- «Ciertamente fue muy lindo, sobre todo tomar contacto con otros experimentos, como por ejemplo un bastón para ciegos que tiene botones que la persona puede presionar y de acuerdo a las vibraciones puede saber frente a cuál objeto está.

Emmanuel – «También en la Feria Nacional vimos unos lentes especiales para personas no videntes que funcionaba en base a sensores ubicados en la zona frontal».

-¿Qué piensan de este tipo de emprendimientos como las ferias?

Bernardo – «Mucha gente participa con proyectos increíbles y allí se puede aprender mucho, nos encontramos con propuestas por demás novedosas.

Podemos percatarnos de que la tecnología es una herramienta fundamental para los avances».

Natanael – «Pudimos conocer lugares que no habíamos tenido oportunidad de conocer como por ejemplo el LATU, que fue donde se desarrolló la feria.

Nos dimos cuenta que debemos esforzarnos más para poder obtener un reconocimiento importante a nivel nacional».

Nicolás – Algunos grupos trabajaron en dispositivos muy complejos como los drones, que son helicópteros que disponen de cámaras para grabar desde arriba ya que un helicóptero común no puede volar a cincuenta metros del piso.

Los drones son mucho más pequeños y tienen cámaras… pueden pasar por lugares impensados.

Se utiliza para filmar partidos de fútbol o panorámicas; pueden ser dirigidos por una computadora o por celulares con sistema android».

SUS ASPIRACIONES FUTURAS

Nicolás Opazo tiene dentro de sus planes estudiar periodismo, mientras que Emmanuel aún no se ha decidido… sus gustos giran en torno a la Electrónica y la Construcción, siendo también el deporte «una actividad importante en  su vida».

Natanael tiene previsto formarse en Ingeniería en Computación y Bernardo piensa en seguir Ingeniería Automotriz, pues desde niño tiene pasión por los autos y motores.

Con esta valiosa experiencia los alumnos del Liceo No. 5 reconocieron que hoy la tecnología es esencial para el progreso en cualquier área.

Vale destacar que son chicos de Primer Año Liceal y que el cambio del ámbito escolar al secundario les significó a cada uno de ellos un período de adaptación, aunque alguno de ellos estuvo inmerso en los últimos años de la escuela en un Plan Piloto donde el estudio se dividía en diferentes áreas.

Los chicos también señalaron que en el Liceo No.5 no sólo reciben instrucción enmarcada en los programas curriculares, sino también se los instruye en valores.

¡SOY JOVEN! – Estos jóvenes están viviendo una etapa de pleno descubrimiento y los conceptos que han vertido acerca de la expresión que hace al espíritu de esta página, los lleva por el camino del disfrute, de estar abiertos a la enseñanza, a valorar lo simple, porque ya deberán de adultos vivir momentos de mayor complejidad.

Han pasado de la niñez a un estadio en el cual deben hacer frente a otras responsabilidades que tienen que ver con la formación como seres íntegros.

Dicen «no ser demasiado grandes, ni tampoco demasiado pequeños» y que seguramente es el momento ideal para poco a poco ir diseñando cada uno su porvenir.

María Fernanda Ferreira







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...