Con ventas ágiles y colocación total se realizó ayer el 60º remate anual de Cabaña Yamandú

Con ventas a cargo de escritorios Correa  & San Román y Miguel Pizzarossa, ayer en el local de la Asociación Agropecuaria de Salto se concretó con éxito el 60º remate anual de Cabaña Yamandú de Andrés y Eufrasia Arburúas.

Las ventas se desarrollaron de forma ágil con un valor mínimo de 2.500 dólares y un máximo de 4.200 dólares, lográndose un promedio de 2.911 dólares para toda la torada Hereford.

En detalle se vendieron un total de 27 toros astados a 2.820 dólares de promedio, un máximo de 4.200 y un mínimo de 2.500 dólares.

Y 14 mochos a 3.085 dólares de promedio, un máximo de 3.500 y un mínimo de 2.500 dólares.

La tradicional oferta de toros Normando (6) ofertados al final del remate, no tuvieron colocación al pasar por la pista, pero fuera de la misma se comercializó uno.

MARTÍN SAN ROMÁN

Una vez finalizadas las ventas, el martillero Martín San Román reflexionó sobre lo que fue el remate manifestando estar muy conforme, ya que se vendió toda la oferta de Hereford, muy rápido, ágil, marcando los valores de mercado, pero arrojando un promedio muy cercano a los 3 mil dólares.

“Estamos muy contentos, sobre todo por la familia Arburúas, porque trabajan todo el año todos los toros, la gente reconoce lo que producen y lo que duran estos toros, y vienen y los compran y eso es importante”. Comentó que compraron muchos amigos de la zona, muchos productores medianos y chicos que todos los años están, gente que vuelve todos los años “no en vano ya van por los 60 años haciendo el remate, han sido formadores de muchos rodeos del norte  y la muestra está acá en la pista”, expresó.

MIGUEL PIZZAROSSA

Por su parte Miguel Pizzarossa destacó que fue un remate ágil, con mucha demanda, se vendieron todos los toros Hereford, si bien a un  promedio más bajo que el año anterior, “pero son los valores de la zafra, y la familia Arburúas queda contenta por haber vendido todo, que los toros salgan a producir. Los toros van a seguir formando rodeos, trabajando por todo el norte del país como han demostrado, que sirven, funcionan, con todas las garantías de la cabaña”.

ANDRÉS ARBURÚAS

Andrés Arburúas resaltó la agilidad con la que se desarrolló el remate, consideró que los valores dentro de los valores que marca el mercado “son muy buenos”. Comentó que hoy el Hereford astado hoy se usa menos, aunque hubo algunos que se pagaron muy bien, entendió que “faltaron mochos, se hubieran vendido algunos más”.

Indicó que desde la semana próxima ya estarán trabajando para el remate que viene, siempre buscando un Hereford que produzca muchos kilos de carne, con facilidad de parto pero manteniendo la velocidad de crecimiento, animales que puedan llegar a ser buenos novillos en la cuota 481, “en eso estamos”.

on ventas a cargo de escritorios Correa  & San Román y Miguel Pizzarossa, ayer en el local de la Asociación Agropecuaria de Salto se concretó con éxito el 60º remate anual de Cabaña Yamandú de Andrés y Eufrasia Arburúas.
Las ventas se desarrollaron de forma ágil con un valor mínimo de 2.500 dólares y un máximo de 4.200 dólares, lográndose un promedio de 2.911 dólares para toda la torada Hereford.
En detalle se vendieron un total de 27 toros astados a 2.820 dólares de promedio, un máximo de 4.200 y un mínimo de 2.500 dólares.
Y 14 mochos a 3.085 dólares de promedio, un máximo de 3.500 y un mínimo de 2.500 dólares.
La tradicional oferta de toros Normando (6) ofertados al final del remate, no tuvieron colocación al pasar por la pista, pero fuera de la misma se comercializó uno.
MARTÍN SAN ROMÁN
Una vez finalizadas las ventas, el martillero Martín San Román reflexionó sobre lo que fue el remate manifestando estar muy conforme, ya que se vendió toda la oferta de Hereford, muy rápido, ágil, marcando los valores de mercado, pero arrojando un promedio muy cercano a los 3 mil dólares.
“Estamos muy contentos, sobre todo por la familia Arburúas, porque trabajan todo el año todos los toros, la gente reconoce lo que producen y lo que duran estos toros, y vienen y los compran y eso es importante”. Comentó que compraron muchos amigos de la zona, muchos productores medianos y chicos que todos los años están, gente que vuelve todos los años “no en vano ya van por los 60 años haciendo el remate, han sido formadores de muchos rodeos del norte  y la muestra está acá en la pista”, expresó.
MIGUEL PIZZAROSSA
Por su parte Miguel Pizzarossa destacó que fue un remate ágil, con mucha demanda, se vendieron todos los toros Hereford, si bien a un  promedio más bajo que el año anterior, “pero son los valores de la zafra, y la familia Arburúas queda contenta por haber vendido todo, que los toros salgan a producir. Los toros van a seguir formando rodeos, trabajando por todo el norte del país como han demostrado, que sirven, funcionan, con todas las garantías de la cabaña”.
ANDRÉS ARBURÚAS
Andrés Arburúas resaltó la agilidad con la que se desarrolló el remate, consideró que los valores dentro de los valores que marca el mercado “son muy buenos”. Comentó que hoy el Hereford astado hoy se usa menos, aunque hubo algunos que se pagaron muy bien, entendió que “faltaron mochos, se hubieran vendido algunos más”.
Indicó que desde la semana próxima ya estarán trabajando para el remate que viene, siempre buscando un Hereford que produzca muchos kilos de carne, con facilidad de parto pero manteniendo la velocidad de crecimiento, animales que puedan llegar a ser buenos novillos en la cuota 481, “en eso estamos”.
n