Confalonieri, aunque no sea un goleador…

«Que llegue al gol está bien y me alegra por Ferro, pero no soy un goleador», desde el apunte de GUILLERMO CONFALONIERI. El artiguense recobró dimensión de última, luego de aquellos primeros partidos de la tercera rueda, al margen de su poder de influencia.
En los 5′ del segundo tiempo, despachó ese balazo que se clavó contra el palo izquierdo del arco de Alfredo Hernández. Fue el 3 a 0 a la cuenta de Ferro Carril y pareció lapidario. Ese gol le permitió a Confalonieri, convertirse definitivamente en el máximo ejecutor de la temporada con un total de 17. Los 16 primeros en las dos ruedas del Acumulado y ahora en la final ante Gladiador, el registro sin más vuelta. A puro talento y a pura resolución. Ferro Carril creyó en Confalonieri. Claramente, no decepcionó. Ni mucho menos. Habrá que ir paladeando el 2018. ¿Se queda o se va? Para el volante o punta, un 2017 para no archivar: vino, jugó, goleó y fue campeón.