Confirman que asesino de la mujer estadounidense que vive en Rocha es un salteño radicado en el este

Confirman que asesino de la mujer estadounidense  que vive en Rocha es un salteño radicado en el este

Le dieron 180 días de prisión preventiva y lo investigan por otro caso

Ayer lo confirmó la justicia. El autor del crimen ocurrido en el departamento de Rocha que mató y enterró a una mujer de origen extranjero con la que mantenía un vínculo, es salteño. Se trata de Jorge Portugal de 37 años de edad y hacía más de una décadas que estaba radicado en el este del país, donde hasta llegó a estar preso por estafa en la cárcel de Minas, informaron a EL PUEBLO fuentes policiales consultadas al respecto.
La Fiscalía Departamental de Rocha de 2º turno, a cargo del fiscal Jorge Vaz, imputó al hombre como presunto autor de un delito de homicidio muy especialmente agravado. Asimismo, Vaz solicitó como medida cautelar, la prisión preventiva del imputado por el plazo de 180 días, tiempo en el que se continuará reuniendo evidencia para presentar la acusación.
Asesino de Rocha quería quedarse con la vivienda de la ciudadana estadounidense
Según publicó el diario El País de Montevideo, la jueza de Rocha Andrea Cayeux hizo lugar al pedido del fiscal Jorge Vaz y formalizó con 180 días de prisión preventiva a un hombre de 37 años por el “homicidio muy especialmente agravado” de Janice Schroll, de 70 años.
A la audiencia concurrieron representantes de la Embajada de Estados Unidos, así como también efectivos de Interpol. Foto: Ricardo Figueredo.
La jueza de Rocha Andrea Cayeux hizo lugar al pedido del fiscal Jorge Vaz y formalizó con 180 días de prisión preventiva a un cocinero de 37 años por el homicidio muy especialmente agravado de una ciudadana norteamericana. El hombre está acusado de matar a Janice Schroll, de 70 años, quien residía en el balneario La Esmeralda y fue hallada sin vida el sábado en el fondo de su casa, enterrada y tapada por una pila de leña. Junto al cuerpo había varios documentos que pertenecían a la víctima.
Toda la evidencia existente parece indicar que la mató “para quedarse con la casa, usufructuar el auto y las cuentas bancarias”, declaró a El País el fiscal Vaz.
A la audiencia realizada ayer en el juzgado de Rocha, cocurrieron representantes de la Embajada de Estados Unidos así como también efectivos de Interpol.
De acuerdo con el relato del fiscal, fue la familia de Schroll la que alertó sobre la desaparición al notar su ausencia en Facebook, red social por la que solía comunicarse. Luego de intentar ponerse en contacto por otra vía, la familia realizó una denuncia por medio de la Embajada de Estados Unidos.
Encontraron cuerpo en la casa de la mujer estadounidense. Foto: Ricardo Figueredo La casa que la estadounidense Janice Schroll construyó para vivir tras su retiro. Foto: R. Figueredo. Según la investigación de Fiscalía, el acusado y la ciudadana estadounidense se habían conocido durante una reunión social en La Esmeralda. Tiempo después, el hombre de 30 años comenzó a vivir en la casa de Schroll.
Según pudo constatar el fiscal, en febrero de este año e hombre fue procesado por estafa y enviado a la cárcel de Campanero por tres meses, donde recibió la visita de Janice en reiteradas oportunidades.
A su vez, la Fiscalía pudo comprobar que luego de la desaparición de la ciudadana estadounidense se retiraron más de US$ 2.500 de sus cuentas bancarias. Al ser indagado, el individuo dijo que había trasladado a Schroll hasta la terminal de buses de la ciudad de Rocha, porque viajaría a Buenos Aires. La última vez que los vecinos la vieron con vida fue el 18 de julio. Se presume que ese día fue asesinada, lo cual condice con el estado de descomposición en el que fue hallado el cuerpo.
El viernes pasado, el Ministerio del Interior emitió un comunicado para solicitar la colaboración de la población e intentar dar con su paradero.
Las pruebas
Cuando el acusado fue interrogado por el fiscal todavía no había aparecido el cuerpo de Schroll: el hombre dio su versión, dijo que contaba con dinero propio y planteó una coartada. El fiscal dijo a El País que el BROU proporcionó información a la Justicia sobre los retiros de fondos que había hecho el acusado, utilizando la tarjeta de la mujer.
Si bien él negó tener un vínculo sentimental con la ciudadana estadounidense, “surge del contexto” que esto era así. Incluso se encontró una carta firmada por ella en la que “se desprende que había una situación de índole sentimental”. “Ellos estuvieron un poco menos de un mes y él enseguida cayó preso por estafa. Ella fue ocho veces a visitarlo (a la cárcel) y su madre solo una”, dijo el fiscal.
“Él decía que ella se había ido de viaje, pero no sabía precisar la fecha. Dijo que la había dejado en la parada y que viajaba primero a Argentina y después supuestamente Estados Unidos, pero no surgió nada en Migraciones y todo era muy confuso”, agregó. La víctima no tenía familiares en Uruguay, solamente en Estados Unidos y un hermano en México.
(Redacción y EL PAÍS)