Conforman los extranjeros de Juventus y Universitario

Luego del gran evento organizado por Universitario y el Atlético Juventus, quedó una vez más demostrado que el 3er nivel del básquetbol argentino está muy por encima de lo que aspiramos sea nuestro segundo nivel. Se supone que el clasificatorio de la Liga Uruguaya congrega equipos que pudiesen aspirar a llegar desde el segundo nivel de competencias a meterse en definiciones de playoff que se acerquen al nivel máximo, en el que consideramos nosotros que no hay más de 6 o 7 equipos que no dan ni para completar la grilla final de playoff de cuartos de la LUB con nivel máximo.
Tanto Atlético Juventus como Universitario, dos equipos de nuestra ciudad que siguen priorizando la competencia local y para la cual se preparan una vez más este año, han decidido aprovechar de todos modos la oferta de mayor y mejor competencia que supone la participación en Liga Uruguaya de Básquetbol. En un marco de crecimiento a partir de la organización de sus proyectos deportivos, ambos equipos buscaron prepararse con competencia previa de nivel. Así llegó Centro Cultural Allavena y partidos de entrenamiento en la ciudad de Paysandú que alternan con la disputa de la Serie Regular (3ª Rueda) del Campeonato Salteño. Un extranjero fuerte para cada uno y la complementación con jugadores de Concordia para la segunda plaza: Henchoz  en Juventus y Etchenausse en Universitario. Así el extranjero O´Neal viene aumentando su producción y completa en las tablas el trabajo que se le ha encomendado por parte de Juan Pablo Testa, mientras que Davis sigue mostrando que está bien elegido y va a dar mucho a este equipo de Juventus. Sin embargo el campeón del cuadrangular desnudó una vez más, graves carencias del juego salteños y dificultades para enfrentar defensas de mayor complejidad que las que suelen desarrollarse en nuestro medio. Llama la atención la superioridad exhibida por el equipo de Ferro de Concordia que cuenta en sus filas a varios jugadores que pasaron por el torneo salteño. Están Cabrera, Blanc, Federico Pérez e incluso Juan Toriani que estuvo entrenando en Nacional el año pasado y luego no concretó su incorporación. ¿Llama la atención? A quién esto escribe no le sorprende, siempre en el entendido de que este deporte tiene mucho mayor desarrollo que el que se le está imprimiendo en nuestra ciudad y eso no es una cuestión de nombres ni de hombres sino de colectivos de trabajo. Cuerpos técnicos más completos, planes de desarrollo, mayor competencia hasta que finaliza la formación del  jugador, nunca antes de los 23 años, concepción colectiva de los proyectos de trabajo, de entrenamiento y de juego, como última expresión de esa visión colectiva, son hoy los que marcan las posibilidades de un juego tan complejo como es el básquetbol. Además es seguramente el deporte que progresa a ritmo mayor entre todos los que se practican en el mundo.  Por eso nombres conocidos pueden generar expresiones colectivas que logran sorprendernos en lo deportivo. Y la forma de adaptarse y superarse sería la de lograr un contacto mayor con estas expresiones. Que están ahí al lado. Pensamos que la apuesta de Juventus y también la de Universitario siguen mejorando este año con respecto a la del pasado, pero siempre conscientes de que en Salto hemos dejado pasar mucho por el costado encerrándonos demasiado en nosotros mismos. Por eso va a costar mucha competencia el lograr esa superación y estos dos equipos muestran el camino en ese sentido. Esperamos confiados su participación en clasificatorio LUB pero esperamos con más ansiedad la participación final en la discusión de nuevos planes de competencia para el básquetbol salteño de cara a 2013. El éxito en la definición de esta Campeonato Salteño actual parece estar asegurado, ahora también con Ferro muy competitivo. Pero hay que cambiar competencia, aumentar competencia, aumentar desarrollo de cara al año próximo y el momento de sugerirlo, plantearlo, discutirlo es ahora. Que  otra vez no nos agarre marzo/abril con apuros y refritos de competencias anteriores que ya conocemos como terminan las votaciones para esa época. Y el herido siempre termina siendo el básquetbol salteño. También las Instituciones y sus jóvenes jugadores que son nuestro objetivo.
Javier Espíndola

Luego del gran evento organizado por Universitario y el Atlético Juventus, quedó una vez más demostrado que el 3er nivel del básquetbol argentino está muy por encima de lo que aspiramos sea nuestro segundo nivel. Se supone que el clasificatorio de la Liga Uruguaya congrega equipos que pudiesen aspirar a llegar desde el segundo nivel de competencias a meterse en definiciones de playoff que se acerquen al nivel máximo, en el que consideramos nosotros que no hay más de 6 o 7 equipos que no dan ni para completar la grilla final de playoff de cuartos de la LUB con nivel máximo.

Tanto Atlético Juventus como Universitario, dos equipos de nuestra ciudad que siguen priorizando la competencia local y para la cual se preparan una vez más este año, han decidido aprovechar de todos modos la oferta de mayor y mejor competencia que supone la participación en Liga Uruguaya de Básquetbol. En un marco de crecimiento a partir de la organización de sus proyectos deportivos, ambos equipos buscaron prepararse con competencia previa de nivel. Así llegó Centro Cultural Allavena y partidos de entrenamiento en la ciudad de Paysandú que alternan con la disputa de la Serie Regular (3ª Rueda) del Campeonato Salteño. Un extranjero fuerte para cada uno y la complementación con jugadores de Concordia para la segunda plaza: Henchoz  en Juventus y Etchenausse en Universitario. Así el extranjero O´Neal viene aumentando su producción y completa en las tablas el trabajo que se le ha encomendado por parte de Juan Pablo Testa, mientras que Davis sigue mostrando que está bien elegido y va a dar mucho a este equipo de Juventus. Sin embargo el campeón del cuadrangular desnudó una vez más, graves carencias del juego salteños y dificultades para enfrentar defensas de mayor complejidad que las que suelen desarrollarse en nuestro medio. Llama la atención la superioridad exhibida por el equipo de Ferro de Concordia que cuenta en sus filas a varios jugadores que pasaron por el torneo salteño. Están Cabrera, Blanc, Federico Pérez e incluso Juan Toriani que estuvo entrenando en Nacional el año pasado y luego no concretó su incorporación. ¿Llama la atención? A quién esto escribe no le sorprende, siempre en el entendido de que este deporte tiene mucho mayor desarrollo que el que se le está imprimiendo en nuestra ciudad y eso no es una cuestión de nombres ni de hombres sino de colectivos de trabajo. Cuerpos técnicos más completos, planes de desarrollo, mayor competencia hasta que finaliza la formación del  jugador, nunca antes de los 23 años, concepción colectiva de los proyectos de trabajo, de entrenamiento y de juego, como última expresión de esa visión colectiva, son hoy los que marcan las posibilidades de un juego tan complejo como es el básquetbol. Además es seguramente el deporte que progresa a ritmo mayor entre todos los que se practican en el mundo.  Por eso nombres conocidos pueden generar expresiones colectivas que logran sorprendernos en lo deportivo. Y la forma de adaptarse y superarse sería la de lograr un contacto mayor con estas expresiones. Que están ahí al lado. Pensamos que la apuesta de Juventus y también la de Universitario siguen mejorando este año con respecto a la del pasado, pero siempre conscientes de que en Salto hemos dejado pasar mucho por el costado encerrándonos demasiado en nosotros mismos. Por eso va a costar mucha competencia el lograr esa superación y estos dos equipos muestran el camino en ese sentido. Esperamos confiados su participación en clasificatorio LUB pero esperamos con más ansiedad la participación final en la discusión de nuevos planes de competencia para el básquetbol salteño de cara a 2013. El éxito en la definición de esta Campeonato Salteño actual parece estar asegurado, ahora también con Ferro muy competitivo. Pero hay que cambiar competencia, aumentar competencia, aumentar desarrollo de cara al año próximo y el momento de sugerirlo, plantearlo, discutirlo es ahora. Que  otra vez no nos agarre marzo/abril con apuros y refritos de competencias anteriores que ya conocemos como terminan las votaciones para esa época. Y el herido siempre termina siendo el básquetbol salteño. También las Instituciones y sus jóvenes jugadores que son nuestro objetivo.

Javier Espíndola