«Conocer lo que hay y lo que se puede hacer»

Desde su rol de secretaria en la Liga Salteña de Fútbol, Berta Gómez, apeló al sentido práctico algunos meses atrás. Comprobó el espacio en que funcionaba la vieja cantina del Parque Dickinson, ordenó «sacar lo que no sirve» y el sector se transformó en salón válido y a la medida, para que pueda ser capitalizado por planteles de la selección luego de entrenamientos o partidos. Es del caso especificarlo: la secretaria evitó la burocracia. Cortó por lo sanó. Cortó camino y no te tembló la voz: allá fue y allá decidió.
Es del caso apelar a ese hecho, porque a nivel de la Liga Salteña, a veces suele coincidirse en que «se habla más de lo que se ejecuta en materia de objetivos». A su vez ahora, en pleno tiempo de transmitir objetivos, la secretaria parte de un enfoque: «hay que conocer lo que hay para saber lo que se puede hacer». Trazó un plan de prioridades, entre otras, el valor de las divisiones formativas e impulsar mejoras en el Dickinson. El tema es esencial: evaluación primero y acción después. Cabe preguntarse porque a veces la teoría abunda y la práctica escasea.