Consideran controlado el brote epidémico que afectó 120 jóvenes en los Juegos de la Juventud

La situación fue causada por una bacteria que muy frecuente provoca llagas en la garganta y fiebre.
Los Segundos Juegos Nacionales de la Juventud- que se desarrollaban entre el 6 y el 10 de noviembre en Montevideo – fueron suspendidos como consecuencia de una intoxicación masiva que afectó a 120 jóvenes.Según informó  el subsecretario del Ministerio de Turismo y Deporte, Antonio Carámbula y la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz,  la situación está totalmente controlada.
En conferencia de prensa, Carámbula indicó que la medida de suspensión se tomó porque en la tarde del viernes varios jóvenes se sintieron mal. Con el correr de las horas se incrementó el número de afectados por lo cual 120 chicos fueron atendidos y tres fueron hospitalizados. Muñiz explicó que se trató de una infección bacteriana causada por el estreptococo beta hemolítico, que debe ser tratada con antibióticos.
“Fue un susto grande, pero ya pasó, y queremos transmitir a la población y  a las familias que fue algo absolutamente banal, si bien tuvo una rápida diseminación”, dijo. El contagio puso ser ocasionado por compartir vasos o utensilios, o simplemente por compartir el espacio. “Es una bacteria muy frecuente que provoca llagas en la garganta y fiebre”, añadió.

La situación fue causada por una bacteria que muy frecuente provoca llagas en la garganta y fiebre.

Los Segundos Juegos Nacionales de la Juventud- que se desarrollaban entre el 6 y el 10 de noviembre en Montevideo – fueron suspendidos como consecuencia de una intoxicación masiva que afectó a 120 jóvenes.Según informó  el subsecretario del Ministerio de Turismo y Deporte, Antonio Carámbula y la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz,  la situación está totalmente controlada.

En conferencia de prensa, Carámbula indicó que la medida de suspensión se tomó porque en la tarde del viernes varios jóvenes se sintieron mal. Con el correr de las horas se incrementó el número de afectados por lo cual 120 chicos fueron atendidos y tres fueron hospitalizados. Muñiz explicó que se trató de una infección bacteriana causada por el estreptococo beta hemolítico, que debe ser tratada con antibióticos.

“Fue un susto grande, pero ya pasó, y queremos transmitir a la población y  a las familias que fue algo absolutamente banal, si bien tuvo una rápida diseminación”, dijo. El contagio puso ser ocasionado por compartir vasos o utensilios, o simplemente por compartir el espacio. “Es una bacteria muy frecuente que provoca llagas en la garganta y fiebre”, añadió.