«Construimos en Nacional, pero el beneficio será para la comunidad»

José Luis Pertusatti, Francisco Cano, Matías Montanari, desde la cúpula

Nacional transita por la misma línea de acción que varias instituciones. El hecho que el fútbol permanezca al margen, no significa que la dirigencia clubista no se vaya alineando para encarar determinados objetivos. Ya sea a nivel social o en la sede o en la cancha, según el caso.
En ediciones pasadas a partir de una nota a Néstor Echagüe, presidente de Quinta Avenida-Treinta y Tres, una manera de descubrir la actual realidad de los fusionados: mejoras sustanciales en su sede, desde lo estético a lo funcional.

Por eso, no sorprendió que el viernes pasado el turno fuese de Nacional Fútbol Club, con el doble anuncio concreto: en los meses que restan de este 2020 e inicio del año próximo, para ejecutar la obra en la cancha. El proyecto prevé la construcción de un salón multiuso a continuación de la cantina y un campo de juego con césped sintético, que se ubicará entre el sector de acceso (tan solo unos metros de la boletería) y la tribuna. Será de 30×16 en sus medidas.

UN FIN COLECTIVIZADO
Desde José Luis Pertusatti, Ing. Francisco Cano y Matías Montanari, exposiciones a cuenta del fin. El aporte económico que llegará desde OFI contemplará entre el 20 y 25% de la obra, por lo que surgirá la mira directa en pro de los recursos que estará restando: los bonos colaboración de 300 pesos, el valor de una bolsa de portland, en tanto surgirá el tiempo de la rifa. Los directivos de Nacional puntualizaron que «no solo el beneficio será para el club. Construimos en Nacional, pero el beneficio será para toda la comunidad».

De los aspectos remarcables, que el nuevo escenario se convertirá en opción para desarrollar prácticas, tanto del plantel superior, como de juveniles o Baby Fútbol, cuando no sea posible la misión en la cancha habitual, si está no está en condiciones por efectos de la lluvia y sus consecuencias.

LOS SOCIOS, EL HINCHA, EL BARRIO
Anuncios que se fueron encadenando. Los tres hombres de la causa, refrendaron el imperativo de ejecutar los proyectos, bajo la consigna de MI CANCHA, MI CASA. Es por ello que con manifiesto optimismo se aguarda la suma de los socios, del hincha, de quienes son componentes del barrio. El llamado no admite fronteras, en razón de ese apunte de los directivos: el beneficio será general y no sectorial. Nada imposibilita que adeptos a otras instituciones, buenamente se sumen a la naciente instancia.

El bono colaboración y la rifa, opciones en pro de esa mañana que irá llegando. Nacional no elude verbos de futuro.