Continúa “La Guerra de las Galaxias” encabezando la programación mientras se anuncia que el 24 y 25 de diciembre el cine estará cerrado

Terminó la expectativa, el lunes a la hora 19 fui al Cine de Salto Shopping para ver la nueva película de la interminable saga de “La Guerra de las Galaxias” (“Star Wars”).
Lo primero que me llamó la atención, es que pese a tratarse de un éxito mundial, el lunes éramos apenas unas 20 personas en la sala, supongo que habrá sido distinto durante el fin de semana y que en otros horarios concurrirá más gente.star wars
De acuerdo a los comentarios que se vienen registrando en las redes sociales por quienes ya vieron la película, se encuentra de todo, desde aquellos que dicen haber visto una muy buena película, hasta de aquellos que la defenestran de principio a fin. Difícil encontrar términos medios, solo pueden verse radicalismos en los comentarios, que es lo que suele pasar cuando se es fan de una saga.
Hay fans de todo tipo. Desde aquellos que únicamente consumimos el material cinematográfico hasta de aquellos que además ven las series animadas, compran los juegos de su consola o computadora o leen los libros que se vienen publicando, lo que en definitiva es lo que es conocido como “el universo expandido” de “Star Wars”, donde se explica la presencia de algunos personajes, algunas circunstancias y sistemas planetarios en este nuevo Episodio.
Así que los fans más radicales están de parabienes. Y quienes no consumimos ese “universo expandido”, no pasa nada, igual podemos entender la película.
A esta altura más de uno coincidirá en preguntarse sobre si había necesidad de seguir estirando esta historia, claro, siempre y cuando saquemos de la ecuación el signo monetario.
George Lucas pasó de ser dios tras la primera trilogía hasta ser sepultado en las críticas más ácidas luego de filmar la segunda trilogía (que cronológicamente vendría a ser la primera). Lo cierto es que desde 1977 Lucas siempre dijo que la historia completa tendría 9 películas, algo que fue corroborado por el propio Mark Hamill, quien retoma su papel de Luke Skywalker, en entrevistas que le hicieron en aquellos años y donde incluso revela a fines de los 70 que Lucas ya le había hablado para retomar su papel en 2011 para hacer un Skywalker viejo en la última trilogía.
Lucas lo tenía todo pensado, salvo venderle su historia a Disney, con lo cual se potenció el universo “Star Wars”.
¿Esta película es mejor que la anterior? Sin duda, tampoco se necesita mucho, aunque reconozcamos que podía haber seguido cayendo. Ya conocemos a los personajes que fueron presentados en el Episodio VII y se toman un poco de tiempo en desarrollarlos, sobre todo el de Oscar Isaac (Poe Dameron) y el de John Boyega (Finn). Se agregan nuevos personajes, como el de Kelly Marie Tran (Rose Tico) que se suma al grupo original. En definitiva, todos tienen su tiempo para poder destacarse.
Otro aspecto a destacar de esta película es que introduce los matices, los grises, ya lo bueno no es definitivamente bueno ni lo malo definitivamente malo. En ese sentido, presenta una historia más real, donde por ejemplo, se descubre a quienes trafican con armas, haciendo negocios tanto con los malos como con los buenos.
Un capítulo aparte tiene que ver con la redención de algunos de sus personajes, desde el cobarde de Finn que logra transformarse en héroe, a un Skywalker apesadumbrado, ermitaño, malhumorado y convencido de que hay que eliminar a la orden Jedi, por haber traído dolor a la galaxia, a ser aquel mítico Jedi que los Rebeldes necesitaban.
Esta historia es distinta, aunque se podrán reconocer algunos momentos particulares de otras películas de la saga, tal como pasó en el Episodio VII, aunque en menor cuantía. Mientras de la otra se habló directamente de autoplagio, aquí se habla de guiños, por haber sido más leve.
La verdad es que su director y guionista, Rian Johnson, logró mejorar la calidad de lo que dejó J.J. Abrams, y mantiene la expectativa de ver cómo se resolverán algunas historias en el siguiente Episodio. Mucho se habló que Johnson debía continuar con el Episodio IX, pero lo cierto es que esta misma semana J.J. Abrams entregó a Disney el libreto definitivo, con lo cual retoma la batuta del proyecto. Lo cual no es muy halagüeño.
La película dura dos horas y media y no se nota. Es entretenida, aunque algunas escenas podrían haberse suprimido o haberse hecho más ágiles. Hay bastante acción, momentos emotivos, muy buenos efectos especiales y un paso de comedia que se mantiene en esta saga.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...